Política

Pablo Casado no impondrá un presidente en el PP de Madrid

Se mantendrá neutral en la elección de los candidatos, aunque desea que los nuevos cargos sean de su generación, como Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida

Pablo Casado, junto a Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida.
photo_cameraPablo Casado, junto a Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida.

Madrid ha sido siempre el feudo de Pablo Casado. Creció en política al abrigo del PP madrileño y su mayor éxito hasta la fecha, como presidente nacional del partido, ha sido mantener el gobierno autonómico y recuperar el Ayuntamiento de la capital. Por ese motivo, va a implicarse personalmente en la renovación de la ejecutiva regional de los populares.

Así lo aseguran al Confidencial Digital dirigentes del PP bien situados en Génova 13, que advierten, no obstante, de que Casado no impulsará a ningún candidato: “Ya ha hablado con Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida del futuro congreso regional, pero también ha dejado claro que va a ser imparcial en el proceso”.

El objetivo de Casado, explican desde el partido, es que “el próximo presidente del PP lo sea porque dé un paso al frente y anuncie que aspira a serlo”. Por tanto, “no habrá ningún tipo de imposiciones” por parte de la ejecutiva nacional y se “escuchará” a la militancia del PP de Madrid.

Ayuso y Almeida, los favoritos

Con esta postura del líder nacional del PP, tanto Isabel Díaz Ayuso como José Luis Martínez Almeida son conscientes de que, si quieren presidir el partido en Madrid, deberán ser ellos los que tomen la iniciativa, sin esperar un 'empujón' por parte de Casado.

Ambos, además, saben que sus nombres están en todas las quinielas para hacerse con una ejecutiva regional que, desde hace años, ha alternado las presidencias de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes con la formación de gestoras tras la dimisión de las dos antiguas lideresas.

Isabel Díaz Ayuso, al menos sobre el papel, partiría con una ligera ventaja respecto a Almeida. Conoce a Pablo Casado desde hace muchos años y, de hecho, trabajaron juntos en labores de Comunicación del partido. Además, su desingación como candidata a la Comunidad la situó en primera posición para hacerse con la presidencia del partido en Madrid.

Además, en el PP se recuerda que la tradición del partido es nombrar presidente regional del PP a la persona que preside la Comunidad. No obstante, ese modo de proceder se rompió con Esperanza Aguirre en 2015 cuando, siendo presidenta del PP regional, concurrió a las municipales para tratar de ser alcaldesa.

Ese precedente, y los apoyos crecientes de cargos relevantes del partido, tanto a nivel nacional como en Madrid, dan también muchas opciones a José Luis Martínez Almeida para convertirse en nuevo presidente de los populares madrileños. No obstante, el alcalde, como la presidenta de la Comunidad, no ha dado todavía un paso al frente.

El congreso, cuando haya Gobierno

Tanto Díaz Ayuso como Martínez Almeida quieren ser prudentes y no confirmarse, ni descartarse, como candidatos hasta que se sepa, por lo menos, la fecha del congreso del PP de Madrid en el que se elija al nuevo líder.

Las fuentes consultadas por ECD explican que Casado ya ha transmitido a ambos que su intención era celebrarlo a finales de este año. No obstante, con la repetición electoral ese calendario se ha descartado.

El nuevo plan de Génova, por tanto, es esperar a que se forme Gobierno para poner en marcha el congreso. Algo que ya conocen tanto la actual presidenta de la Comunidad de Madrid como el alcalde.

Adiós a la vieja guardia

Aunque Casado tiene decidido mantenerse neutral en la elección del nuevo presidente del PP de Madrid, sí tiene claro que, en el futuro congreso regional, se dará el adiós definitivo a la vieja guardia con una ejecutiva totalmente renovada.

El presidente nacional, afirman las fuentes consultadas, quiere romper con el pasado del PP de Madrid. Y, de hecho, ya ha tomado una serie de decisiones que dejan claro cuál es su postura al respecto. La última de ellas, la elección de Ana Camins como nueva secretaria general de los populares madrileños.

Senadora por designación autonómica y número tres de Ayuso en la lista para las autonómicas, Camins representa esa “nueva camada” de dirigentes del PP, de la generación de Pablo Casado, llamada a hacerse con las riendas del partido a corto plazo.

Se ha hecho con el cargo que ostentaba, hasta la fecha, Juan Carlos Vera, un histórico del PP de Madrid al que Casado da por amortizado. Su relación, además, se había deteriorado en los últimos meses, debido a importantes desencuentros por la elaboración de las listas electorales en municipios como Pozuelo, y también en la candidatura a la Comunidad de Madrid.

Las fuentes consultadas por ECD concluyen que Casado quiere iniciar “una nueva etapa” en el PP de Madrid. Y, aunque prefiere tener al frente del partido a una persona “con un importante cargo institucional”, tampoco descarta la “bicefalia” en el partido, con un presidente del PP de Madrid que no esté al frente ni del Ayuntamiento ni de la Comunidad.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes