Política

El ‘no’ de Pablo Casado a la reforma laboral es una estrategia para impedir que Ayuso se alce como líder de la oposición

Génova sabe que la presidenta madrileña magnificará el choque con Pedro Sánchez si el PP se abstiene y teme que debilite al líder nacional al mostrarse otra vez como alternativa

photo_camera Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reafirmado en los últimos días que va a votar en contra de la reforma laboral que han pactado el Gobierno, la patronal y los sindicatos. Una estrategia con la que busca impedir que Isabel Díaz Ayuso vuelva a mostrarse como alternativa y le debilite como líder nacional del partido.

Hay que recordar que Casado reconoció, durante su duro balance contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez en 2021, que se siente presionado.

No precisó bien por quién, pero en varias de sus intervenciones hizo especial énfasis por desmarcarse con desdén de las posiciones actuales de la patronal CEOE y de “su decisión” de cerrar un acuerdo con el Gobierno y los sindicatos para cambiar la reforma laboral aprobada por el PP en 2012.

Barones del PP abogan por la abstención

Sin embargo, algunas de las personas que han reclamado en los últimos días una reflexión a Casado sobre la reforma laboral son precisamente importantes dirigentes del PP, que han abogado por una abstención en la votación en el Congreso de los Diputados.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pidió “leer con atención” la nueva norma “para tener una determinación concreta” sobre la postura del partido, tras advertir que la nueva ley “no es una derogación” de la anterior.

En una línea similar se pronunció el jefe del Ejecutivo andaluz, Juan Manuel Moreno, quien señaló que él “no hubiera tocado” la normativa actual, pero que esta no supone una derogación de la de 2012, sino “modificaciones de algunos párrafos”.

Ayuso magnificará el choque con Sánchez

Mientras tanto, fuentes próximas a Pablo Casado confirman a Confidencial Digital que el líder popular ha recibido información de que Isabel Díaz Ayuso magnificará el choque con Pedro Sánchez si el PP se abstiene, como viene haciendo con la mayoría de las medidas del Gobierno durante la pandemia.

 

Se tiene en cuenta que la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha pronunciado en contra de la reforma laboral por considerar que es “innecesaria”, “ineficaz” y se ha hecho “de cara a la galería para que Yolanda Díaz pueda contentar a los suyos”.

Impedir que se muestre como alternativa

Altos cargos de Génova admiten a ECD que Casado no está dispuesto a que esa circunstancia debilite su liderazgo, al dar una baza a Ayuso para mostrarse otra vez ante la opinión pública como alternativa.

“Por encima de otras razones, Pablo no va a permitir, en un tema completamente trascendental como es la reforma laboral, que Isabel tenga la mínima oportunidad de erigirse como la verdadera líder de la oposición al Gobierno”, concluyen.

Por ello, los argumentos de la patronal no han convencido ni suavizado las tesis contrarias de Pablo Casado. También la fundación FAES, que preside José María Aznar, ha avalado y ratificado en esa línea la actuación de la CEOE al haber logrado mantener los aspectos “fundamentales” de la reforma de Mariano Rajoy.

Al igual que con el decreto de la mascarilla

En el PP reconocen que la estrategia con la reforma laboral es la misma que Génova está desplegando para la convalidación en el Congreso de los Diputados del decreto del Gobierno que ha vuelto a imponer en toda España el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores.

“Pablo Casado se sigue haciendo de rogar” en esta cuestión, admiten, pese a que algunos presidentes autonómicos populares, como Alberto Núñez Feijóo y Juanma Moreno, han demandado también públicamente el uso obligatorio del cubrebocas en la calle.

La dirección nacional del PP ha condicionado su decisión a que el Ministerio de Sanidad le muestre los informes científicos que justifican esta iniciativa. En cambio, en sectores del partido apuntan que la punta de lanza es también la presidenta de la Comunidad de Madrid, quien se ha opuesto frontalmente a recuperar la mascarilla.

Por si esto fuera poco, Vox ya ha anunciado abiertamente que se va a oponer al decreto en consonancia con su apuesta por torpedear todas las restricciones. Ciudadanos ha confirmado también que votará en contra de la convalidación de la medida.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?