Política

Pablo Casado no vende la sede de Génova

Descarta la propuesta de Soraya Sáenz de Santamaría y las recomendaciones de dirigentes del PP, que pedían que la refundación empezara por un cambio de edificio

Pablo Casado preside una reunión en Génova 13.
photo_cameraPablo Casado preside una reunión en Génova 13.

Después de cuatro meses de constantes rumores sobre el futuro de la sede nacional del PP, la actual dirección del partido se muestra contundente: “Génova no se vende”. El presidente, Pablo Casado, es consciente de que existen muchas voces favorables a la venta del edificio, pero cree que “no podemos renunciar a nuestro pasado”.

La idea de vender la sede nacional del partido, situada en el número 13 de la calle Génova de Madrid, surgió en plena campaña de las primarias del PP. Su impulsora fue Soraya Sáenz de Santamaría, pero ni María Dolores de Cospedal ni Pablo Casado la descartaron. Una vez proclamado el nuevo presidente, parecía que el proyecto se había paralizado, pero no era así.

La difusión de las reuniones mantenidas entreCospedal y José Manuel Villarejo en Génova resucitaron una propuesta que se daba por amortizada. Hasta tal punto, que en la ejecutiva nacional alguno se replanteó su postura inicial.

Los dirigentes que apostaban por la venta del edificio para “refundar realmente el partido” y “empezar de cero”. Sostenían, en ese sentido, que la actual sede está demasiado vinculada con la corrupción y que los populares jamás podrían liberarse de ese mantra si la ejecutiva nacional seguía trabajando allí.

“No tenemos porqué irnos”

La opinión de Pablo Casado y su equipo de colaboradores, sin embargo, es distinta. Las fuentes consultadas por Confidencial Digital explican que el presidente del partido ha descartado totalmente vender la sede de Génova 13: “Fue un anuncio de campaña más que una propuesta seria, y además no la propusimos nosotros”.

El presidente del PP es consciente de que, en el pasado, ha habido capítulos, y actitudes, que han puesto al edificio del PP en la diana mediática. No obstante, considera que no por eso el partido debe renunciar a la que ha sido su casa durante tantos años.

En ese sentido, desde su equipo recuerdan que Pablo Casado ha afirmado, en muchas ocasiones, que “hay que estar orgulloso del pasado del PP”. Génova 13, añaden, “forma parte de nuestra historia y, por eso, el presidnete apuesta por mantenerlo”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo