Política

Pablo Iglesias no abandona su despacho en Podemos a pesar de su trabajo como Vicepresidente

Acude con frecuencia a la sede del partido en Madrid aunque su lugar de trabajo habitual es el Ministerio de Sanidad

Pablo Iglesias e Irene Montero.
photo_cameraPablo Iglesias e Irene Montero.

El nuevo cargo de Vicepresidente no ha impedido a Pablo Iglesias seguir acudiendo de manera regular a la sede del partido, situada en la calle Francisco Villaespesa, en el madrileño barrio de Pueblo Nuevo. Esta nueva sede, que era antes un hotel de la cadena 'Transhotel', se encuentra en el distrito de Ciudad Lineal.

Según ha podido saber Confidencial Digital, tanto Pablo Iglesias como Irene Montero siguen acudiendo de manera frecuente y se personan en las reuniones importantes para el partido.

Ambos trabajan habitualmente alejados de ella. Iglesias realiza su actividad dentro del Ministerio de Sanidad, en el Paseo del Prado; mientras que Montero trabaja en el Ministerio de Igualdad, que ha estrenado nueva localización en la calle Alcalá.

Fuentes de la formación confirman a ECD que “han mantenido sus responsabilidades como miembros del Consejo Ciudadano Estatal”. Añaden, además, que tanto Pablo como Irene “no se han desentendido ni del partido ni de la sociedad civil”.

Algo similar sucede con otros cargos menores de miembros de Podemos, como es el caso de la navarra Ione Belarra, ahora secretaria de Estado de Agenda 2030 -dependiente de Iglesias-, o Noelia Vera, secretaria de Estado de Igualdad y Violencia de Género. Ambas forman parte del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos y ocupan, al mismo tiempo, puestos dentro del Gobierno.

La polémica que trajo la nueva sede

En junio del pasado 2019 la formación morada decidió trasladarse de la que había sido su sede desde que comenzase su andadura. Ésta estaba situada en la céntrica calle Princesa de Madrid. Así pasaron de alquilar dos plantas en el centro a mudarse a un edificio en propiedad en un barrio más periférico.

La polémica saltó cuando se publicaron las cifras del costo de la obra interior del inmueble. Unos 650.000 euros. Esta mudanza se llevó a cabo en el contexto del batacazo de las elecciones del 28 de abril del pasado año, donde la formación de Iglesias sufrió una cuantiosa pérdida de votos y de escaños y, por ende, de dinero.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?