Política

Pablo Iglesias decide en la crisis de Gobierno: Belarra al partido, Irene “lo que quiera”, Garzón a la calle

El líder de Podemos desplaza a Yolanda Díaz y va a imponer los cambios en la remodelación que prepara Sánchez. Admite que se equivocó no dedicándose a la coalición

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Consejo de Ministros del estado de alarma.
photo_camera Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Consejo de Ministros del estado de alarma.

La decisión de Pablo Iglesias de dejar la política parecía inaugurar una nueva etapa en el Gobierno y en Podemos. Sin embargo, el ex vicepresidente no se ha alejado por completo de la primera línea y se está implicando en los cambios que afectarán a los ministros morados dentro de la remodelación ministerial que prepara Pedro Sánchez.

Por lo pronto, Podemos se enfrentará este fin de semana, siete años después de su fundación, a la salida de su líder de la primera línea nacional. Un proceso que terminará, presumiblemente, con Ione Belarra como nueva líder del partido, y con Yolanda Díaz encabezando la candidatura morada en las próximas elecciones generales.

Pese a su retirada de la vida pública, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las negociaciones, Pablo Iglesias “está metiendo mano” en los cambios que Yolanda Díaz planteará a Pedro Sánchez para el relevo o la continuidad de los miembros de Podemos en el Consejo de Ministros.

Que Belarra se dedique al partido

La propuesta diseñada por Iglesias pasa, en primer lugar, porque Ione Belarra lidere el partido y marque las líneas maestras de la estrategia y la dirección, mientras Yolanda Díaz -que no milita en Podemos, sino en el PCE- se ocupe de las labores de Gobierno y refuerce su perfil de cara a las próximas elecciones.

Se toma como referente el modelo del PNV, donde lleva décadas funcionando esa división entre el partido y la lehendakaritza, y tanto el lehendakari Iñigo Urkullu como el presidente de la formación, Andoni Ortuzar, son figuras clave en la política vasca.

En el entorno de Iglesias reconocen a ECD que el líder de Podemos lamenta ahora en privado haberse equivocado en los últimos años “no dedicándose al partido” por estar tan volcado en la acción de Gobierno.

“Es lo mismo que le pasa a Ábalos en el PSOE, que también tiene descuidado al partido y eso es ahora lo que Pablo quiere cambiar con Ione Belarra, que además ostenta una cartera con apenas competencias –la de Derechos Sociales-“, explican en el núcleo del todavía secretario general.

“Que Irene haga lo que quiera”

Según las fuentes de Podemos consultadas por ECD, Iglesias está dispuesto a dar la batalla para que la ministra de Igualdad, Irene Montero, continúe en el Gobierno. Pero también ha indicado a Yolanda Díaz que le dé total libertad. “Que Irene haga lo que quiera”, le ha venido a trasladar el ex vicepresidente.

Pablo Iglesias rechaza, eso sí, que la cartera de Igualdad pueda volver a manos de Carmen Calvo. En caso de que Montero decidiese abandonar el Ejecutivo, el líder de Podemos ha planteado que quede bajo la gestión de la formación morada, pero en el Ministerio de Trabajo y Economía Social que lidera Yolanda Díaz.

El PSOE, contra Irene Montero

Sin embargo, tanto Pablo Iglesias como Irene Montero asumen que la parte socialista del Gobierno señala a la titular de Igualdad como uno de los principales focos de tensiones y problemas en el seno del Consejo de Ministros. 

Desde la tramitación de la Ley de Igualdad, cuyo texto final se tuvo que eliminar para volver a redactarlo por los abundantes errores que contenía, las desavenencias con gran parte de los miembros del PSOE han sido constantes.

En Ferraz no se pasa por alto que Montero ha sido la ministra que más se ha enfrentado a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, una de las personas que más influye en Pedro Sánchez.

Los problemas judiciales de la jefa de gabinete de Montero, Amanda Meyer, señalada por su papel junto a Rafael Mayoral en la cooperativa que investiga la presunta financiación irregular de Podemos, tampoco ayudan a que el presidente recupere la confianza en la número dos de Podemos.

La salida de Garzón está decidida

En la dirección de Podemos no olvidan tampoco ahora que Yolanda Díaz entró en el Gobierno de coalición, no por voluntad ni mediación de Alberto Garzón, sino por Iglesias, directamente, con quien aseguran que la ministra de Trabajo ha mejorado su relación desde que el líder de Podemos decidió abandonar la política.

En el entorno de Yolanda Díaz recuerdan que se dio de baja como militante de IU en otoño de 2019 por sus discrepancias con Garzón, aunque lo mantuvo oculto durante meses. Sin embargo, mantuvo su carnet del PCE. 

En aquel momento, antes de la repetición electoral de noviembre de 2019, Alberto Garzón defendía la abstención de Unidas Podemos a la investidura de Pedro Sánchez. Iglesias apostaba por ir nuevamente a elecciones. Se impuso la tesis del líder morado con el apoyo entonces, entre otros dirigentes, de Yolanda Díaz.

En cuanto a Garzón, las fuentes consultadas por ECD explican que Iglesias y Díaz han decidido ahora ajustar cuentas con el líder de IU. Consideran que su ministerio –el de Consumo- es “prescindible” porque “pesa más la nomenclatura ideológica que su capacidad de gestión”, destacan.

Castells es el “gran desaparecido”

Tampoco tiene asegurada su continuidad en esa remodelación el ministro de Universidades, Manuel Castells, según revelan a Confidencial Digital fuentes de la Ejecutiva de Podemos.

Es considerado el “gran desaparecido”. En la cúpula socialista aseguran que Pedro Sánchez se plantea volver a fusionar este ministerio con Educación y Ciencia. Destacan también que el paso de Castells por la política ha sido “inexistente”. Apenas ha comparecido en el Congreso para dar explicaciones de su gestión.

Cambio en la portavocía

En Moncloa hay también preocupación por el desgaste político que ha sufrido María Jesús Montero durante la emergencia sanitaria del coronavirus. Es una persona de la máxima confianza de Sánchez.

Así las cosas, el presidente quiere mantener a Montero como titular de Hacienda pero protegerla de las ruedas de prensa semanales del Consejo de Ministros mediante un cambio de portavoz del Gobierno.

Un perfil más técnico y reducido

Otro de los objetivos de este movimiento político, cuando el Ejecutivo de coalición habrá cumplido apenas año y medio, es adelgazar la estructura administrativa.

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD destacan que Pedro Sánchez busca fortalecer y hacer más ágil el día a día en la toma de decisiones, con un equipo más “técnico”, y, a la vez, proyectar hacia Europa la imagen de que reduce gastos en la Administración.

Con 22 ministros, el de Sánchez es uno de los gobiernos más amplios de la Unión Europea, y el más numeroso de la historia democrática de España.

El presidente es consciente de que debe comenzar a enviar a sus colegas europeos “mensajes de contención de gastos”, a cambio de las ayudas de la UE que recibirá España, por valor de 140.000 millones de euros, para la reconstrucción del país tras la pandemia.

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?