Política

Pablo Iglesias se ha negado a comprometerse a no atacar a Felipe VI tras el discurso a pesar de la petición de Sánchez

El presidente ha reprochado al líder de Podemos que “esa actitud no es propia de un vicepresidente” y ha optado por no mostrarle con antelación el mensaje de Navidad

Pablo Iglesias promete su cargo ante Felipe VI y Pedro Sánchez.
photo_camera Pablo Iglesias promete su cargo ante Felipe VI y Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez ha decidido castigar a Pablo Iglesias escondiéndole el contenido del mensaje de Navidad del rey. Es la respuesta del presidente a la reclamación de que no arremeta contra Felipe VI tras su discurso de este 24 de diciembre. Pero el líder de Podemos no se ha comprometido a cumplir esa petición.

Hay que recordar que Unidas Podemos ha elevado la presión sobre el monarca y le ha exigido que “como mínimo” haga una “condena” de las actuaciones irregularidades de su padre, Juan Carlos I, durante el mensaje de Nochebuena. 

De lo contrario, el partido liderado por Pablo Iglesias ha advertido a Felipe VI de que “callar” o “minimizar lo ocurrido” implicará que la monarquía “habrá perdido su razón de ser”.

Una petición expresa de Pedro Sánchez

A pocas horas del tradicional discurso navideño, el más esperado en años, el socio minoritario del Gobierno ha endurecido su estrategia para condicionar al jefe del Estado y le ha avisado de que estarán “muy atentos” a qué dice o qué no sobre las actuaciones presuntamente irregulares de su padre, el rey emérito, conocidas a lo largo de este 2020.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han mantenido los contactos telefónicos durante la cuarentena del presidente, que comenzó el pasado jueves y vence este 24 de diciembre, para cerrar directamente los últimos detalles del decreto antidesahucios y la prohibición de los cortes de suministro a familias vulnerables.

En el marco de esas conversaciones discretas, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los contactos, Sánchez ha reclamado al líder de Podemos que no arremeta contra el rey tras su discurso de Nochebuena. Y tampoco los miembros de Podemos en el Gobierno.

A lo largo de los últimos años, en varias ocasiones Pablo Iglesias ha lanzado públicamente la pregunta de para qué sirve la Monarquía, además de abanderar una campaña que buscaba abrir el debate en la sociedad sobre la conveniencia de elegir al Jefe del Estado mediante votación.

Iglesias se ha negado a comprometerse

Sin embargo, las fuentes consultadas por ECD aseguran que Iglesias se ha negado a comprometerse con Sánchez a no criticar las palabras de Felipe VI. Una reacción que no ha gustado en absoluto al jefe del Ejecutivo, aseguran en su entorno, quien ha reprochado al líder de Podemos que “esa actitud no es propia de un vicepresidente”.

Hace unos días, Pablo Iglesias aseguró que está convencido de que este jueves, cuando Felipe VI pronuncie su tradicional discurso de Navidad, muchas familias se preguntarán sentadas a la mesa si son monárquicas o republicanas. El líder de Podemos sostuvo, además, que ya hay una mayoría de ciudadanos que se identifica más con la república, por lo que esta llegará a España más pronto que tarde.

 

No conocerá con antelación el discurso

Ante la falta de garantías del vicepresidente, fuentes próximas a La Moncloa explican a ECD que Pedro Sánchez ha decidido que Pablo Iglesias no conozca previamente las palabras que va a dirigir Felipe VI a los españoles esta Nochebuena, algo a lo que sí tendrá acceso el presidente y, con toda seguridad, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

El mensaje de Navidad, como todos los que pronuncia el jefe del Estado, es supervisado por el Gobierno. Moncloa tiene así conocimiento previo de sus palabras con un margen amplio, suficiente para poder aportar su valoración si lo ve necesario.

El silencio de los ‘ministrables’ hace un año

Desde el Palacio de la Moncloa, a diferencia de la primera Navidad del Gobierno de Sánchez, no se realizó el año pasado ninguna valoración sobre las palabras de Felipe VI.  

En 2018, Presidencia tardó apenas unos minutos en dar a conocer su visión del mensaje de Navidad, en plena cena de Nochebuena. “La idea principal del Rey -convivencia- sintoniza con lo que defiende el Gobierno”, destacaron entonces.

El silencio de Moncloa se extendió también el año pasado a los principales dirigentes de Unidas Podemos. Ni Pablo Iglesias, Irene Montero o Alberto Garzón, ni otros miembros destacados del partido, valoraron las palabras del monarca. Además de ser socios de Gobierno, se daba la circunstancia de que los tres eran en aquel momento ‘ministrables’.

La valoración recayó en Pablo Echenique, secretario de acción de gobierno y llamado entonces a convertirse en portavoz del grupo parlamentario en el Congreso. 

A pocos días de formar parte del primer Gobierno de coalición de la historia de España, Podemos realizó una valoración positiva de Felipe VI, ensalzando, incluso, su “olfato político”.

Iglesias, apartado del futuro de Juan Carlos I

Hay que recordar que Pablo Iglesias ha quedado fuera también de las conversaciones entre Moncloa y Zarzuela en las que se decide el futuro de Juan Carlos I. Pedro Sánchez ha decidido “mantener a ciegas” a su vicepresidente. 

No tiene previsto revelarle ni siquiera el momento en que se comunicará la decisión a la opinión pública. El presidente busca evitar filtraciones que disparen la tensión social.

Por lo tanto, la intención es no comunicar a Iglesias, ni al resto de miembros de Unidas Podemos en el Ejecutivo, el contenido del acuerdo que se alcance con Felipe VI sobre el futuro de Juan Carlos I.

Esta postura provocó hace unos días un nuevo choque entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, tal y cómo se reveló en ECD. Hasta el punto de que el vicepresidente segundo llegó a trasladar su malestar directamente al jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes