Política

Sánchez y Ayuso han pactado no echarse en cara los fallos que cometan durante la cumbre de la OTAN

Moncloa y la Comunidad de Madrid han acordado posponer a la finalización del evento la batalla política entre las dos administraciones por los errores en la organización

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.
photo_camera Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso acaban de aparcar el enfrentamiento que ha caracterizado la relación política entre ellos, para sentar las bases de una colaboración institucional reforzada durante la cumbre de la OTAN en Madrid que se celebra esta semana.

Con la capital blindada por el evento, Moncloa y la Comunidad de Madrid han intensificado las reuniones en los últimos días para coordinar las actuaciones de las dos administraciones.

Negociación Óscar López-MAR

En la Moncloa y en la Comunidad de Madrid reconocen, a partes iguales, que la gran guerra en los últimos meses ha sido la de “ganar la batalla de la opinión pública” entre el Gobierno de la nación y el principal poder autonómico del PP.

Confidencial Digital ha podido confirmar que Miguel Ángel Rodríguez y Óscar López han acordado posponer a la finalización de la cumbre de la cumbre de la OTAN la batalla política entre las dos administraciones por los errores en la organización.

En este pulso por no perder la batalla de la opinión pública se han situado, por un lado, Óscar López, el jefe del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, y por otro, Miguel Ángel Rodríguez, el encargado de hacer de Isabel Díaz Ayuso el ‘rompeolas’ contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Abandonar la dinámica del enfrentamiento

En la Comunidad de Madrid y en La Moncloa explican a ECD que López y Rodríguez son conscientes de que “este es un evento crucial para Madrid”, y que de los aciertos y errores -y de cómo se vendan ante la opinión pública- dependerá lo que pase después, tanto para el PSOE y Podemos como para el PP a nivel nacional.

Para ello, los dos jefes de gabinete coinciden en que “Sánchez y Ayuso deben abandonar en este caso la dinámica del enfrentamiento, salir del marco ganador-perdedor”.

Se ha calificado como una cuestión trascendental en la que Moncloa ha centrado todos sus esfuerzos confiando en su “rédito tremendo para el país” tanto en el plano político, como económico y de imagen exterior.

Darse una “tregua temporal” en los medios

Consideran así que no se debe visibilizar durante estos días una guerra política a ojos de los líderes internacionales. Y eso pasa, fundamentalmente, por dejarse de hacer daño mutuamente a través de los medios. Al menos, de manera temporal hasta que finalice la cumbre. Creen que ya habrá tiempo después para la batalla política.

 

Han concluido que ahora “deben compartir responsabilidad por el bien de todos y por la imagen al exterior”.

El boicot de Unidas Podemos a la Cumbre

Frente a los esfuerzos organizativos de Moncloa para que la Cumbre de la OTAN en Madrid sirva de lanzadera para la proyección internacional de Pedro Sánchez y de la imagen exterior de España, el socio minoritario del Ejecutivo, Unidas Podemos no solo se ha desentendido de la cita, con una oposición pasiva a la reunión.

También ha optado por calentar los actos contra la cita este fin de semana y cuestionar tanto la propia existencia de la Alianza como algunas de las decisiones previstas.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?