Política

Page y Lambán no promoverán un rechazo a la reforma de la sedición en sus parlamentos autonómicos

Los diputados socialistas en las Cortes de Castilla-La Mancha y de Aragón votarán en contra de las mociones que ha presentado el PP para “retratar” a los barones críticos con Sánchez

Javier Lambán, Pedro Sánchez y Emiliano García-Page (izquierda a derecha)
photo_camera Javier Lambán, Pedro Sánchez y Emiliano García-Page (izquierda a derecha)

Aprobar los Presupuestos Generales del Estado 2023 le sale caro al PSOE. El paso de los días ha revelado las concesiones a los independentistas y nacionalistas a cambio de apoyar las cuentas de la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. 

El anuncio que más crispación ha causado entre los barones es la reforma del delito de sedición. En concreto, al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y al de Aragón, Javier Lambán. Ambos han mostrado su rechazo públicamente, aunque no dan el paso definitivo. 

Carrera por las autonómicas

Lambán ya anunció su candidatura para presidir Aragón de nuevo. Page aún no lo ha hecho, “se lo está pensando” esgrimen a ECD desde su gabinete. La rebaja del delito de sedición guarda una gran transcendencia para las aspiraciones de ambos políticos en las próximas elecciones autonómicas. 

La realidad es que la mitad de los votantes socialistas se posicionan en contra de la reforma. Provocando una onda expansiva que tambalea a las federaciones territoriales socialistas. “Sánchez nos está destrozando la campaña”, “no sabemos qué hacer, ni que decisiones tomar” aseguraban hace unas semanas desde Zaragoza. Parte del camino ya se ha determinado.

La estrategia de ambos

“Frente al vapuleo de Madrid, solo nos queda ponernos de acuerdo entre nosotros” sugieren desde Toledo. Motivados por la falta de empatía de Pedro Sánchez con sus barones. Ahora, Page y Lambán cierran filas.

El plan urdido desde ambos gabinetes pasa por dos puntos inamovibles. El primero de ellos es “votar en consonancia a lo que dicten desde Madrid”. Es decir, Page y Lambán acatarán las decisiones del Consejo de Ministros, más si cabe cuando el Partido Popular les ha exigido distanciarse de Sánchez en sede parlamentaria. Algo que no ha ocurrido. “No dejaremos con el culo al aire a Sánchez, aunque nos trate mal. Tenemos que saber a qué partido pertenecemos, pese a la vergüenza que estamos pasando” sentencian. 

El segundo punto se basa en “alejar a los de Madrid todo lo posible de nuestra comunidad” relatan socialistas castellanomanchegos. Los pactos que se han producido causan estupor en las calles. “Asumo lo que está pasando, con el objetivo de que cambie. Son pactos para ir tirando, ir ganándole minutos a la legislatura, porque en cualquier momento se puede venir abajo” sentenció Page. 

Un tercer punto, aún en el aire, es la campaña de marketing de ambos. Tanto Page como Lambán estarían dispuestos a renunciar a las siglas del PSOE en los carteles. "Lucharemos por Aragón y Castilla-La Mancha, no hay más". 

Críticas de la oposición

El Partido Popular pretende un distanciamiento “real” de los presidentes. “Page y Lambán se muestran críticos con el presidente ante los micrófonos, pero cuando llega la hora de la verdad no tienen agallas” analizan en Génova. 

Cierta es la dureza de ambos barones con el presidente Sánchez. Aunque nunca se ha producido un distanciamiento palpable en las instituciones. Este es el objetivo que persiguen día y noche los candidatos populares a Castilla-La Mancha y Aragón: “dinamitar al PSOE desde dentro”.

 

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?