Política

Pedro Sánchez se ahorró una bronca de los grandes empresarios con su plante al congreso de la empresa familiar

Moncloa tuvo en cuenta también la sonora ovación a Feijóo del medio millar de altos ejecutivos presentes con su discurso de bajada de impuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita a la empresa Carob de Marratxí.
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita a la empresa Carob de Marratxí.

Pedro Sánchez ha excusado su presencia en el congreso anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), que se celebra este año en Cáceres. El presidente había sido invitado participar en el evento con los grandes empresarios. Sin embargo, va a librarse de una gran bronca de los asistentes.

Después de que el foro del IEF abroncara a Sánchez por su política económica nada más llegar a La Moncloa, el jefe del Ejecutivo ha optado por plantar a la organización.

El líder del PSOE envía así también una nueva señal de distanciamiento con los empresarios, y optó este lunes por una visita a Baleares que incluyó una reunión con el colectivo de camareras de piso de Palma de Mallorca.

No aplaudieron a Pedro Sánchez

Hay que recordar que, en las jornadas de 2018, los empresarios ni siquiera aplaudieron a Pedro Sánchez tras su intervención. Incluso, se le criticó por no haberse quedado en el cónclave a intercambiar opiniones con los representantes de las compañías. Un desplante, en aquel momento, que no sentó nada bien en la organización.

Estaba previsto que el presidente del Gobierno acudiera a la cita de la empresa familiar pero, en su lugar, lo hizo la ministra de Educación y portavoz del PSOE, Pilar Alegría. De esta manera, se evitaba una nueva “bronca” de este gremio por sus decisiones en materia económica.

Iba a encontrar un “auditorio bronco”

Confidencial Digital ha podido confirmar, por fuentes conocedoras de los contactos, que Moncloa ha tenido en cuenta que Pedro Sánchez iba a encontrarse un “auditorio bronco” y que recibiría duros reproches por su “política cortoplacista”, después de la contundente advertencia en su estreno en este foro.

Fuentes empresariales admiten el “ambiente hostil” al que Sánchez iba a enfrentarse este lunes en el conclave empresarial en Cáceres.

En su primera y única presencia en el encuentro anual del IEF, Pedro Sánchez fue abroncado en un educado, pero duro discurso, por poner en riesgo la economía con sus maniobras para perpetuarse en el poder.

El mensaje del presidente del Instituto de Empresa Familiar (IEF) y de Gestamp, Francisco J. Riberas, en nombre de los asistentes al congreso anual, fue entonces que el presidente no debía insistir en medidas cortoplacistas para seguir en Moncloa, porque así estaba descuidando la política económica que necesita España ante la próxima crisis.

Un cambio de ciclo que, advierten a ECD algunos de los asistentes habituales a este foro, amenaza ahora con alcanzar a España sin los deberes hechos.

Boicoteado en el cóctel tras la clausura

Tampoco se pasa por alto que Sánchez recibió reproches a la cara y cuando se levantó al terminar el coloquio de clausura del Congreso anual de la Empresa Familiar no recibió aplausos de los empresarios asistentes.

En el cóctel posterior, el líder del PSOE terminó aislado sin que el grueso de empresarios acudiera a cumplimentarle y abandonó el recinto por una puerta secundaria. Moncloa restringió el acceso a la prensa con lo que limitó que hubiera testigos de la escena.

 

En contraste, el rey Felipe VI, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, no pusieron este lunes impedimentos a los periodistas.

Un “baño de multitudes” para Feijóo

De hecho, Moncloa tampoco se ha pasado otra imagen que puede dañar seriamente a Sánchez en plena carrera electoral, y que también ha valorado el equipo del presidente para decidir que no acudiera.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, debía comparecer ante el mismo escenario minutos antes y recibió una fuerte ovación con su discurso de bajada de impuestos.

Casado ya se dio un “baño de multitudes” posterior en el cóctel y, en espectacular contraste con Sánchez, tuvo dificultades para dejar el recinto ante la cantidad de fotografías que reclamaban empresarios y familiares que habían acudido al congreso.

“Nuestros planes como PP no distan mucho de vosotros. Lo que tiene que hacer un partido es no molestar a las empresas y favorecer una regulación que favorezca la generación de riqueza y empleo”, aseguró entonces el líder de los populares ante los más de 600 directivos de compañías familiares que suelen asistir al foro.

Algunos altos ejecutivos que presenciaron la escena aún recuerdan como el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, felicitó efusivamente a Pablo Casado por su discurso proempresarial. Un respaldo de otros altos ejecutivos que se repitió este lunes con Feijóo.

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?