Política

Pedro Sánchez no convocará elecciones generales hasta cumplir tres grandes objetivos

Moncloa se da año y medio para: 1) la exhumación de Franco, 2) ampliar las pensiones para mayores de cincuenta años, 3) subir el salario mínimo

Pedro Sánchez en La Moncloa.
photo_cameraPedro Sánchez en La Moncloa.

“Sí, yo quiero acabar la legislatura”. Así respondió Pedro Sánchez, el pasado miércoles en La Moncloa, a los periodistas que le volvieron a preguntar sobre su intención de evitar un adelanto electoral que ya le exige hasta Pablo Iglesias. El presidente del Gobierno, y su gabinete, lo tienen claro: “No habrá elecciones hasta que podamos presentarnos con los deberes hechos”.

Ese mensaje, según explican al Confidencial Digital dirigentes nacionales del PSOE, ha sido transmitido por el propio Sánchez a la ejecutiva federal de Ferraz, en una de las reuniones que ha mantenido allí en los últimos días. El objetivo, explican, “no es aguantar, sino demostrar que podemos gobernar”.

En ese sentido, el propio gabinete de Sánchez ha transmitido al presidente que presentarse ahora a unas elecciones daría, en cierto modo, la razón a los que afirman que el actual Ejecutivo no puede legislar ni tomar decisiones al estar en minoría. Además, supondría dar por terminada la legislatura sin haber logrado gran parte de los objetivos anunciados en junio.

Por ese motivo, los colaboradores más próximos al presidente le han insistido en la necesidad de cumplir con una serie de “mínimos” del programa que el propio Sánchez anunció que iba a poner en marcha para los dos años que restaban de legislatura: “Si los cumple, tanto si hay Presupuestos como si tiene que prorrogarlos, iremos a las urnas con más fuerza”.

Franco y “Agenda Social”

Lo que tiene clarísimo Pedro Sánchez es que no podrá convocar elecciones si antes no ha sacado a Franco del Valle de los Caídos. Por ese motivo, la exhumación del dictador, que el Gobierno ya admite que puede no concretarse hasta 2019, será la máxima prioridad para el Gobierno en las próximas semanas.

Según las fuentes consultadas, en Moncloa asumen que “todavía hay camino por recorrer” en este asunto, debido a las tramas de la familia y también porque el Gobierno todavía necesita poner en marcha todos los mecanismos legales para impedir el traslado de Franco a la Almudena. No obstante, añaden, “el esfuerzo tendrá su recompensa”.

Una vez logrado ese objetivo, Pedro Sánchez tampoco convocará elecciones de forma inmediata. Su siguiente reto, afirman desde el Gobierno, será cumplir con una serie de compromisos que forman parte de la llamada “Agenda Social” del Ejecutivo.

La primera de esas medidas será la de blindar la subida del salario mínimo interprofesional pactada con Podemos. Una iniciativa que se quería poner en marcha con unos nuevos Presupuestos pero que se llevará a cabo tanto si hay nuevas cuentas como si se prorrogan las actuales: “Si es necesario, lo aprobaremos por real decreto”.

Lo mismo ocurre con la subida de las pensiones, tanto a nivel general como para los mayores de 50 años. Los cargos del Gobierno consultados explican que Sánchez se ha planteado un doble objetivo en este sentido: por un lado, lograr una subida de la prestación para los jubilados y, además, ampliar la partida para las prejubilaciones a partir de los cincuenta.

Desde Moncloa son conscientes de que estas medidas serían de una aplicación más directa si el Congreso aprobara las cuentas anuales. No obstante, advierten que, como habrá que aprobarlas por decreto y luego convalidarse en la Cámara Baja, “van a hacer que dure más la legislatura...”

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo