Política

Pedro Sánchez está “encantado” con la pifia de Alberto Garzón: demuestra que Podemos no puede gobernar

El presidente explica que no le puede cesar por el pacto de legislatura y que Yolanda Díaz pone en evidencia al mantenerlo que su proyecto no es una alternativa al PSOE

Archivo - El ministro de Consumo, Alberto Garzón, presenta los resultados del estudio sobre publicidad y sexismo elaborado por la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) en el Ministerio de Consumo, a 8 de octubre de 2021, en Madrid, (España).
photo_camera El ministro de Consumo. Alberto Garzón.

Las palabras de Alberto Garzón en ‘The Guardian’, sobre la exportación de “carne contaminada” por parte de las “macrogranjas españolas”, han provocado una oleada de indignación y descontento entre los ministros socialistas del Gobierno. Sin embargo, en el entorno de Pedro Sánchez están “encantados” con la pifia del ministro de Unidas Podemos.

Las palabras de Garzón fueron rechazadas por la parte socialista del Gobierno, en boca de su portavoz, Isabel Rodríguez. Aseguró que se trataba de un comentario realizado a título personal. Pero este viernes Sánchez ha evitado referirse a ellas en su discurso ante el Comité Federal del PSOE –máximo órgano entre congresos–, reunido en Madrid.

Se ha limitado a afirmar que “el PSOE cumple con nuestro sector primario, con nuestros agricultores y ganaderos, aprobando la PAC y el reparto entre gobiernos autonómicos y aprobando la ley de cadena alimentaria”.

Moncloa, “encantada” con la pifia

No es la primera vez que Garzón protagoniza una polémica de este tipo. El pasado mes de julio, poco antes de la crisis de Gobierno acometida por Pedro Sánchez, el ministro instó a la población a reducir el consumo de carne, generando una ola de contestación dentro del sector cárnico, de la oposición y del propio Ejecutivo. La crisis culminó con el presidente asegurando que “donde esté un chuletón al punto, eso es imbatible”. Un desaire en rueda de prensa que se interpretó entonces como una desautorización.

Como en otras polémicas previas, las voces críticas no solo han llegado desde la oposición, sino también del sector socialista del Ejecutivo. Como se ha dicho, la ministra portavoz desautorizó en laSexta al titular de Consumo asegurando que sus declaraciones son opiniones “a título personal” y no del Gobierno, pero evitó pronunciarse sobre si debe dimitir o no. “Eso se lo deberá preguntar él”, se limitó a responder Rodríguez.

Sin embargo, fuentes con acceso a La Moncloa consultadas por Confidencial Digital aseguran Pedro Sánchez está incluso “encantado” con la metedura de pata de Alberto Garzón.

“Podemos no puede gobernar”

Argumentan que el clamor social y político apunta a su dimisión o a su reprobación, mientras que el ministro lo descarta y se reafirma en sus planteamientos asegurando que sus palabras fueron “impecables” y lanzando un mensaje al PSOE. “Son como ministro”, ha insistido en las últimas horas.

Es la misma posición que defiende Unidas Podemos al avalar que las declaraciones del titular de Consumo sí representan al Gobierno. “Una estrategia que permite al PSOE vender que un Gobierno liderado por Podemos sería un auténtico desastre”, destacan en el entorno de Sánchez. “La imprudencia y torpeza del ministro Garzón, y de los que le apoyan, demuestran que Podemos no puede gobernar España”, insisten.

Sánchez no le puede cesar

En los últimos días el presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha exigido a Sánchez que cese al titular de Consumo, diciendo que Garzón “no puede ser ministro ni un día más”. Ha llegado a lanzar una campaña a favor de la ganadería en el diario británico ‘The Guardian’, el mismo en el que Garzón lanzó sus polémicas declaraciones.

 

Pero en Moncloa defienden que no tienen en su mano la posibilidad de firmar el cese del ministro. Recuerdan que el pacto de gobierno alcanzado hace ahora justo dos años entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias delimitaba a la perfección este punto. Ambos pactaron que sobre cualquier reestructuración de la arquitectura gubernamental correspondería concretamente al partido responsable de cada ministerio.

El protocolo de actuación firmado entre ambos partidos decía que, en el caso de reestructuración del gobierno durante la legislatura, se mantendrá el número de áreas gestionadas por PSOE y Unidas Podemos y su peso relativo en el conjunto del Gobierno en los términos acordados al inicio de la coalición y en el caso de que la reestructuración implique una alteración sustancial de lo acordado, las partes se reunirán para volver a acordar estas cuestiones.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, también se ha referido a las declaraciones de Alberto Garzón, alegando que “el ministro debe rectificar. No se puede hacer propaganda negativa de un sector tan importante en el exterior. Nuestra carne cumple todos los estándares de control y es de primera calidad”.

No como alternativa al PSOE

Según las fuentes consultadas, los socialistas han decidido trasladar toda la presión de remover de su puesto a Garzón a Yolanda Díaz. “Sánchez no le puede cesar y Díaz al mantenerlo pone en evidencia que su proyecto no puede ser en ningún caso una alternativa seria al PSOE”, remarcan en Presidencia.

Garzón, que forma parte de la cuota de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros, se ha visto respaldado por la práctica totalidad del grupo confederal.  Desde el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, pasando por el jefe del grupo parlamentario, Jaume Asens.

Pero ha resultado especialmente significativo el apoyo, aunque sin citar a Alberto Garzón, de la vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos en el Gobierno, Yolanda Díaz. “Nuestro país debe seguir apostando por la ganadería sostenible y denunciar aquellas prácticas minoritarias que agravan la crisis climática”, defendió.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?