Política

Sánchez enfada a Theresa May y se queda fuera de la ronda de contactos para desbloquear el Brexit

Indignación en Downing Street por el reconocimiento de Gibraltar como “colonia” y la entrevista del presidente español en The Guardian donde compara a los británicos con los independentistas catalanes

Theresa May y Pedro Sánchez.
photo_cameraTheresa May y Pedro Sánchez.

El Gobierno de Pedro Sánchez protagonizó la semana pasada un gran éxito diplomático, al lograr, gracias a las delegaciones de PSOE y PP en Bruselas, que las instituciones europeas reconozcan a Gibraltar como una colonia. No obstante, ese logro, y una entrevista del presidente a The Guardian, han enfadado, y mucho, a Theresa May.

La primera ministra británica decidió viajar ayer a Berlín y París antes de acudir este miércoles a la cumbre europea que marcará el futuro del Brexit después de que el Parlamento de Londres rechazara el acuerdo de salida sellado por la Comisión a finales del año pasado.

En sus entrevistas con Angela Merkel y Emmanuel Macron, Theresa May ha planteado la posibilidad de posponer el Brexit hasta 2020. El Gobierno de España ha sido uno de los grandes defensores de ese posible escenario, pero ahora es la canciller alemana la que, tras la reunión de ayer, liderará la propuesta en la cumbre europea.

La venganza de May a Sánchez

De esta forma, Pedro Sánchez ha quedado relegado a un segundo plano en las gestiones para desbloquear el Brexit. Una circunstancia que importantes fuentes diplomáticas consultadas por Confidencial Digital vinculan al reconocimiento de Gibraltar como “colonia” y a la ya citada entrevista del presidente español en The Guardian.

El pasado jueves, Sánchez ofreció una entrevista conjunta a cinco diarios internacionales -The Guardian, Le Monde, Frankfurter Allgemeine Zeitung y La Repubblica- para analizar las consecuencias del Brexit y analizar la actualidad política, tanto en Europa como en España. Y, según confirman a este diario, algunas de sus afirmaciones no gustaron en Downing Street.

Concretamente, a Theresa May y a su gabinete les molestó mucho que Sánchez hiciese un paralelismo entre los ciudadanos británicos y los independentistas catalanes, al asegurar que ambos se han creído “mentiras” que les llevaron a votar a favor del Brexit los primeros, y a querer separarse de España los segundos.

Así, afirmó que mientras en Gran Bretaña se aseguraba que “Europa nos roba”, en Cataluña se utiliza la expresión “España nos roba”. En opinión de Sánchez, esas mentiras “llevan a las sociedades a un callejón sin salida”.

Las reflexiones del presidente español tuvieron gran repercusión en el Reino Unido, y Theresa May “se la tenía guardada” a Sánchez. Por eso, ayer decidió dejarle fuera de su interlocución directa con los máximos mandatarios europeos.

Las llamadas de noviembre

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores recuerdan que no es la primera vez que May visita únicamente a Merkel y Macron antes de una cumbre europea. De hecho, añaden, “ya pasó antes de que Gibraltar fuese reconocida una colonia”.

No obstante, antes de la votación sobre el acuerdo de salida de noviembre, la primera ministra británica y Pedro Sánchez mantuvieron largas llamadas telefónicas, de las que se informó a la prensa, para pactar una posición conjunta.

Una interlocución que, sin embargo, no se ha dado esta vez, a pesar de que el Gobierno de España apostaba, como ahora Alemania y Francia, por posponer el Brexit hasta 2020.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?