Política

Cumbre de Davos. Sánchez fracasa en la promesa que hizo de crear en España la gran fábrica europea de chips

Ha intentado convencer a Samsung, Intel, Micron, Cisco... con una inversión de 11.000 millones y ha recibido la respuesta de que prefieren Alemania

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).

Pedro Sánchez aprovechó este martes su discurso en el Foro Económico Mundial de Davos para lanzar una llamada contra “la ultraderecha”. Defendió también las medidas de su Gobierno contra la inflación. Sin embargo, no mencionó su promesa de hace ocho meses, en el mismo foro, de crear en España la gran fábrica europea de chips.

Hay que recordar que la idea central de las intervenciones públicas y reuniones de Sánchez con líderes empresariales y políticos durante sus tres días de presencia en Davos, en el anterior encuentro del pasado mes de mayo, fue transmitirles que España ofrece un gran potencial para la inversión.

Se volcó especialmente en hacer ver ese potencial en un ámbito como el de los microchips, ya que considera que España puede convertirse en un importante centro de diseño y fabricación de estos componentes.

Para exponer los planes de España en este ámbito, además de referirse a ello en sus intervenciones en los actos del foro, Pedro Sánchez mantuvo reuniones con los consejeros delegados de cuatro empresas de referencia en el sector: Intel, Qualcomm, Micron y Cisco.

A todos ellos les detalló el contenido del proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) sobre chips y microconductores que acababa de aprobar entonces el Consejo de Ministros.

“Queremos hacer de España un lugar de referencia y de vanguardia para la fabricación de microchips y semiconductores en el continente europeo”, remarcó Sánchez el pasado mayo en Davos.

Sin la gran fábrica europea de chips

Hay que destacar que, en los últimos meses, se han ido anunciando la llegada de algunos ‘hubs’ relacionados con los semiconductores, como el centro de diseños de chips de la empresa Cisco o el laboratorio de semiconductores de la compañía Intel (ambos situados en Barcelona).

Sin embargo, fuentes del Gobierno consultadas por Confidencial Digital admiten que Pedro Sánchez ha fracasado ya en su promesa de crear en España la gran fábrica europea de chips. Un anuncio que Moncloa había previsto que el presidente protagonizara en esta edición del Foro de Davos, el mismo lugar donde prometió el proyecto en mayo pasado.

En el sector reconocen que la realidad es que sin la gran fábrica es inviable crear un ecosistema para convertir a España en un país líderen la UE en la fabricación de los chips.

Los fabricantes apuestan por Alemania

Fuentes conocedoras de las negociaciones consultadas por ECD aseguran que el varapalo inquieta en Moncloa.

El Gobierno ha destinado el 10% del total de los fondos europeos al PERTE Chip. Aseguran que el equipo económico de Sánchez lleva ocho meses cerrando reuniones con los gigantes tecnológicos de este sector, Samsung, Intel, Micron, Cisco, que no están dando el resultado esperado por Presidencia.

 

Hasta el punto de que Moncloa ha recibido la negativa de varios inversores en las últimas semanasainstalar el centro de semiconductores en España. La mayoría ha comunicado que prefieren apostar por Alemania.

Ni una sola fábrica en España

Fuentes del sector argumentan a ECD que los inversores no pasan por alto que España ha irrumpido en la carrera por los chips sin haber destacado en Europa por ser puntero en esta industria, cuando la mayoría de los países europeos sí cuentan ya con alguna fábrica.

Se cita por ejemplo a Intel. El gigante del sector ha respondido que ha elegido Alemania como el lugar donde levantar su gran centro integrado de chips (‘de vanguardia’) por 17.000 millones de euros y a Francia como el territorio donde desarrollar su ‘hub’ de diseño de semiconductores.

Hace unas semanas también se conoció que el gigante taiwanés TSMC va a apostar fuerte por Alemania con la creación de una gran fábrica de chips.

Un PERTE de 11.000 millones

El PERTE de los semiconductores, dotado con más de 11.000 millones de euros de inversión pública, marcó durante semanas la agenda económica del Gobierno.

Se trata del mayor PERTE por inversión pública de los anunciados por el Ejecutivo y su objetivo principal es atraer inversiones relacionadas con esta industria y sus tecnologías relacionadas.

De esta forma, el Ejecutivo busca reforzar la soberanía industrial y autonomía estratégica de España frente al colapso de la cadena de suministros a raíz de la pandemia y la guerra de Ucrania, que ha creado una profunda escasez de estos componentes, especialmente para la industria de la automoción.

Una batería de programas

Hay que recordar que la pandemia del coronavirus desencadenó una sensación de urgencia en Europa y Estados Unidos por atraer y ampliar el número de fábricas de semiconductores en sus fronteras para reducir la dependencia que existe en la actualidad de Asia, especialmente Taiwán.

De hecho, la Comisión Europea presentó el año pasado su Ley Europea de Chips, que preveía movilizar 43.000 millones de euros de inversión para que el 20% de los semiconductores del mundo se produzcan en Europa en 2030.

En paralelo, varios países europeos han puesto en marcha un Proyecto Importante de Interés Común Europeo (IPCEI) de microelectrónica que busca desarrollar una nueva generación de tecnología en este campo.

España ha presentado ocho proyectos para este IPCEI en colaboración con empresas y patronales como Ametic, con el objetivo de ganar peso tras una convocatoria donde otros países tuvieron más protagonismo.

Se requieren grandes inversiones

Las fábricas de semiconductores requieren inversiones de gran magnitud debido principalmente a la complejidad del proceso de fabricación de los microchips. En el plano europeo, Intel anunció que construiría un complejo industrial con dos fábricas en Magdeburgo con una inversión de 17.000 millones de euros.

Asimismo, cuenta con otro gran proyecto en Ohio (Estados Unidos) por el que construirá otras dos factorías por 20.000 millones de dólares (casi 19.000 millones de euros al cambio actual).

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable