Política

Pedro Sánchez se gana a Pablo Iglesias garantizándole un impuesto a la banca

La información ha llegado a las entidades financieras, pero el PSOE les ha tranquilizado asegurando que “lo regularemos nosotros y no Podemos”

Pedro Sánchez en el discurso de investudura
photo_cameraPedro Sánchez en el discurso de investudura

El Gobierno ha retomado las negociaciones con Podemos después de la derrota de Pedro Sánchez en la investidura y de la abstención del partido de Pablo Iglesias. Una de las principales ofertas que el PSOE ha puesto encima de la mesa para ganarse el apoyo de Pablo Iglesias en el pleno definitivo del próximo jueves es la creación de un impuesto a la banca.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones entre PSOE y Podemos, la formación morada ha concretado al Ejecutivo la propuesta de lograr que, en un plazo de diez años, el sector bancario devuelva los 60.000 millones que en 2012 costó el rescate de las cajas de ahorros.

Entre las medidas planteadas al PSOE destaca subir al 25% -desde el 15%- el tipo efectivo mínimo que los bancos pagan por el Impuesto de Sociedades. Actualmente, el tipo nominal para entidades de crédito se sitúa en el 30%, pero gracias a una serie de ventajas específicas logran reducir sustancialmente la factura de este impuesto.

Así, la formación morada quiere que el tipo mínimo de Sociedades para grandes empresas sea del 15%, y que el sector bancario pague como mínimo diez puntos más por este tributo. Se aplicaría a todas las entidades, incluidos bancos de carácter público.

Podemos ha subido la apuesta

En la cúpula económica del Gobierno reconocen a ECD que esta propuesta supera la idea que manejaron tanto el PSOE como Podemos en el acuerdo presupuestario al que llegaron ambas formaciones el pasado mes de octubre.

En aquel pacto, firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en La Moncloa, el tipo mínimo del Impuesto de Sociedades para bancos y empresas de hidrocarburos se quedaba en un 18%.

Hacienda acepta el impuesto a la banca

Por el momento, Confidencial Digital ha podido confirmar, por fuentes próximas a las negociaciones para cerrar el apoyo del partido de Pablo Iglesias a la investidura de Sánchez, que el PSOE se ha comprometido con Podemos a implantar un impuesto a la banca a partir de 2020.

Aseguran que todavía no hay un consenso en las cifras. Frente al 25% de tipo efectivo mínimo en el Impuesto de Sociedades que defiende Podemos, los socialistas apuestan por dejar ese gravamen en el 18%, desde el 15% actual.

Pese a ello, en la decisión de aceptar esta exigencia de Podemos pesa ahora, reconocen fuentes económicas del Ejecutivo, lo que ha ocurrido finalmente con el sector financiero tras la sentencia del Supremo. El Alto Tribunal acordó el pasado mes de noviembre cargar a los clientes el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) de las hipotecas.

Pese a que luego el Gobierno endosó por decreto el pago del AJD a las entidades financieras, la medida no se ha aplicado con carácter retroactivo. De esta manera, los bancos ya no tienen que incurrir en un gasto de 6.000 millones, lo que ha convencido a Hacienda para sacar adelante el nuevo gravamen el año que viene.

El PSOE ha tranquilizado a las entidades

Fuentes financieras confirman a ECD que las intenciones del Gobierno han llegado también a las cúpulas bancarias en las últimas horas. Altos ejecutivos de las principales entidades del país han mantenido contactos con los ministerios de Economía y Hacienda para conocer el alcance real de la medida.

Por ahora, en los bancos explican que el mensaje que han recibido del Gobierno ha resultado tranquilizador: “El PSOE no va a ceder las competencias en Economía, y el diseño de este impuesto no será en ningún caso controlado por Podemos”, han explicado miembros del Gobierno a varios grupos financieros del país.

Los vaivenes de Sánchez con el impuesto

Hay que recordar que Pedro Sánchez ya propuso, nada más llegar a La Moncloa, un impuesto a la banca para recaudar 1.000 millones adicionales, que se destinarían a garantizar el pago de las pensiones.

Sin embargo, el presidente cambió de opinión el pasado mes de septiembre y anunció que lo había aparcado, después de las fuertes presiones que recibió desde el primer momento por parte del sector financiero.

Sánchez explicó entonces que el único impuesto que contemplaba introducir a corto plazo era el de transacciones financieras, junto con el tributo que afectará a las plataformas digitales, la llamada ‘tasa Google’.

De hecho, son las dos únicas tasas que el Gobierno socialista ha incluido por ahora en el Plan de Estabilidad Financiera que remitió a Bruselas tras las elecciones generales del 28 de abril.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes