Política

Pedro Sánchez y Margarita Robles rompen por la crisis de las bombas

El presidente la acusa de indiscreta y la ministra se siente humillada porque encargó a Josep Borrell negociar la solución con Arabia Saudí

Pedro Sánchez y Margarita Robles.
photo_cameraPedro Sánchez y Margarita Robles.

Veinte días después de que se conociera el frenazo de Defensa a la venta de 400 bombas de precisión a Arabia Saudí, el Gobierno ha dado por zanjada la crisis diplomática con Riad. No obstante, dentro del Ejecutivo se ha producido una grieta que afecta al presidente, Pedro Sánchez, y uno de sus principales apoyos.

Margarita Robles ha sido, desde el Comité Federal del PSOE del 1 de octubre de 2016, en el que Sánchez se vio forzado a dimitir como secretario general, un soporte fundamental para el hoy presidente del Gobierno. Permaneció junto a él en los momentos más duros y, una vez que éste volvió a Ferraz, supo recompensar esa lealtad.

La ex magistrada se convirtió en portavoz del Grupo Socialista del Congreso y después, una vez que Sánchez llegó a La Moncloa, en ministra de Defensa. El presidente, de este modo, quería no solo premiar a Robles, sino mantener cerca a una persona que consideraba de su círculo de confianza.

No obstante, esa relación entre el jefe del Ejecutivo y la ministra se ha resentido, “considerablemente”, después de estallar las crisis de las bombas de Arabia Saudí. El comportamiento y las decisiones tomadas por ambos desde principios de mes les ha distanciado. Y desde el Gobierno y el PSOE ven “difícil” que vuelvan a recuperar el trato que ambos tenían.

Sánchez no le perdona su indiscreción...

Las fuentes consultadas por Confidencial Digital explican que el principal reproche que le hace Sánchez a Margarita Robles es su falta de discreción desde que la SER informó de la existencia de un contrato bloqueado por parte de Defensa.

En ese sentido, altos cargos gubernamentales explican que, desde el primer momento, Moncloa confirmó que se había frenado la venta de las bombas a Arabia Saudí, pero también desde el principio se trató de buscar un acuerdo con Riad para evitar una crisis diplomática. Algo que, afirman, “no se hizo desde Defensa”.

Margarita Robles, añaden, “echó más leña al fuego” cuando aseguró a los periodistas, aprovechando el vuelo del viaje oficial a Letonia, que ella no iba a aceptar ese contrato con Arabia Saudí, desvelando, además, detalles del contrato, y de las propias armas, que han sido utilizados por la oposición para desgastar al Gobierno.

Las palabras de la ministra provocaron las iras de Riad, y pusieron en juego otros contratos con el país árabe. Una circunstancia que provocó que fueran Moncloa, y Exteriores, quienes se pusieran al frente de las negociaciones con Arabia Saudí para solucionar el conflicto.

… y la ministra se siente humillada

Esa decisión de Sánchez es, precisamente, la que más ha molestado a la propia Margarita Robles. La ministra de Defensa se siente humillada, al considerar que se le desplazó de un asunto que era de su competencia para transferírselo al titular de Exteriores, Josep Borrell, que además, ha quedado como el “salvador” del contrato.

Robles, además, considera que desde Moncloa la han señalado como la “culpable” de la crisis diplomática, cuando en Presidencia se conocía desde junio que el contrato estaba bloqueado y nadie había presentado objeción a esa postura.

Un comportamiento, el del propio Sánchez, que ha “defraudado” a la titular de Defensa, tal y como reconocen a este confidencial altos cargos del partido.

Una ausencia en un momento clave

Las mismas fuentes afirman, en este sentido, que Robles quiso dejar patente su enfado el pasado lunes, cuando no estuvo presente en el acto organizado por Moncloa en la Casa de América que sirvió a Pedro Sánchez para hacer balance de los primeros cien días de su Gobierno y anunciar el fin de los aforamientos.

Esa cita era considerada de vital importancia para el jefe del Ejecutivo, que se rodeó de los principales cargos de su Gobierno e importantes dirigentes del PSOE. Incluso, acudieron importantes rostros de los medios de comunicación y la cultura.

La ausencia de Robles, por tanto, fue “más que significativa”, y muy comentada por los allí presentes, que lo consideraron como un “mensaje” a Pedro Sánchez.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?