Política

Pedro Sánchez oculta el peor escenario: estado de alarma hasta el 25 de abril

El pico de contagios se retrasará a finales de la primera semana del mes y se tardará otros 20 días en descongestionar el sistema sanitario

Pedro Sánchez anuncia las medidas del estado de alarma.
photo_camera Pedro Sánchez anuncia las medidas del estado de alarma.

Hasta el 11 de abril. Esa es la fecha que Pedro Sánchez ha anunciado para la prórroga del estado de alarma en España. Sin embargo, Moncloa maneja datos, que ha preferido no desvelar, sobre el “peor escenario”: contempla alargar esta situación de excepcionalidad hasta finales del próximo mes.

El presidente del Gobierno adelantó este domingo a los presidentes autonómicos la prórroga del estado de alarma durante 15 días más. Lo confirmó después en una comparecencia en La Moncloa y este miércoles tendrá que avalar la decisión el Congreso de los Diputados.

Sánchez espera contar con el apoyo que le trasladaron hace unos días el resto de partidos políticos si había que proceder a esta prórroga.

El objetivo es, al menos, llegar más allá de la semana principal de vacaciones con motivo de la Semana Santa para evitar 30 millones de desplazamientos en España, tal y cómo adelantó ECD hace una semana.

Alargar un mes más el estado de alarma

Ahora bien, según ha podido saber ahora Confidencial Digital por fuentes de la autoridad competente designada para liderar la lucha contra el Covid-19, la previsión inicial era prorrogar el estado de alarma durante 30 días, en lugar de los 15 anunciados. Un escenario que se mantiene en Moncloa, pero que por ahora Pedro Sánchez ha preferido no comunicar.

En el equipo del presidente recuerdan que esa ampliación automática del plazo resulta perfectamente posible, sin saltarse la Constitución, si se tiene en cuenta el precedente de la anterior declaración del estado de alarma en España.

El precedente de los controladores aéreos

El 4 de diciembre de 2010, con motivo de la huelga de controladores aéreos, el entonces Gobierno de Zapatero tuvo que solicitar una prórroga al Congreso de los Diputados. Pero no apuró los 15 primeros días de vigencia, sino que lo hizo el 14 de diciembre. Lo mismo ha sucedido ahora, aunque el plazo de Sánchez comenzará a contar desde el próximo 29 de marzo.

La Cámara aprobó entonces la prórroga de 30 días (y no de 15) propuesta por el Ejecutivo. Dos días después, se publicó en el BOE el Real Decreto 1717/2010 que extendía el estado de alarma decretado anteriormente “hasta las 24 horas del 15 de enero de 2011”.

Se reserva el anuncio del “peor escenario”

Optar por un planteamiento similar lleva barajándose desde hace días en el comité de expertos que se reúne a diario en Moncloa. Pero el presidente ha supeditado el anuncio oficial a la evolución de los contagios en España.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

“La población no está preparada aún para digerir el mazazo de un confinamiento superior a un mes”, reconocen a ECD fuentes próximas al comité de seguimiento de la crisis.

No se pasa por alto que España ha iniciado la segunda semana de aislamiento con el peor de los datos posibles: la muerte de 462 personas en apenas 24 horas.

Es el mayor incremento diario registrado hasta la fecha (hasta un total de 2.182 fallecidos) y confirma lo que las tendencias de los últimos días venían apuntando: que España sigue muy de cerca, aunque una semana más tarde, los registros de Italia, el país de Europa más golpeado por el coronavirus.

Por el momento, varios ministros reconocen a ECD que habrá que esperar a comienzos del mes de abril para que el Gobierno confirme y anuncie a la opinión pública el “peor escenario” que ya maneja: mantener el estado de alarma hasta el 25 de abril.

Con una curva creciente y sin atisbos de alcanzar el pico a corto plazo, Sánchez maneja, como peor escenario, tener que ampliar las medidas excepcionales hasta finales del próximo mes para garantizar y fortalecer la coordinación entre las administraciones y lanzar un nuevo paquete de medidas más eficaz en la lucha contra el Covid-19.

Sánchez rechaza tomar medidas más duras

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que Sánchez ha paralizado la prórroga automática de un mes del estado de alarma porque no cuenta con el apoyo del PP a la medida.

Los ‘populares’ no respaldan extender esta situación de excepcionalidad, mientras el Gobierno rechaza el confinamiento de territorios o la paralización de la actividad laboral, que reclaman algunas comunidades gobernadas por el PP como Madrid y Murcia.

Hasta ahora, el presidente defiende que las decisiones adoptadas son ya “durísimas”, insistiendo en que España se encamina a un “confinamiento de un mes” y que ya está “a la vanguardia” en cuanto a contundencia de las medidas.

Se retrasa el pico de contagios al 5 de abril

Pese a ello, según los datos que maneja el comité de seguimiento de la crisis, a los que ha tenido acceso ECD, el número de contagios no parará de crecer hasta aproximadamente el 5 abril, cuando se habrán completado tres semanas de confinamiento.

En los próximos 15 días, advierten, “todavía se registrarán jornadas con un aumento de unos 3.000 contagios diarios”.

Será entonces cuando “la curva de contagios”, como la define el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, concluya su línea ascendente y comience su “estancamiento”, hasta que las cifras comiencen a bajar.

Hasta el momento, los expertos habían vaticinado que el pico podía alcanzarse a finales de esta semana. Así lo anunció el propio Pedro Sánchez, quien compareció en Moncloa el pasado sábado para preparar a la población para unos “días muy duros”. Sin embargo, las primeras jornadas del mes de abril se sitúan ahora como “las más complicadas”.

20 días más para descongestionar hospitales

Con este escenario, “contemplamos prolongar lo máximo posible, hasta finales de abril, el estado de alarma. Llegar al pico significará redoblar los esfuerzos y no dar un paso atrás, que sería lo peor”, advierten a Confidencial Digital fuentes del Gobierno.

En ese momento, el punto crítico para las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) se producirá todavía en los veinte días siguientes. Se juntará el ingreso de los pacientes alcanzados durante el pico, que puede durar hasta 28 días en los casos más graves, con los que se vayan registrando los días posteriores.

Reconocen también que el gran temor en Moncloa es que una retirada precipitada de las medidas de contención diera paso a una segunda oleada de la enfermedad.

Por ello, la estrategia trazada, a partir de finales de abril, recoge empezar a desescalar y a reducir progresivamente las restricciones de movimiento impuestas a la población. No se contempla en estos momentos en Moncloa una “relajación” de las medidas excepcionales antes de esas fechas.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable