Política

Temor a obtener los peores resultados de la historia

“Nos la pegamos”. Frustración en el PP por la campaña y la previsión electoral en Cataluña

El partido se ha vuelto irrelevante para los medios. Iceta y Arrimadas capitalizan el voto constitucionalista. Mensajes fallidos de Albiol

Cospedal, Rajoy, Albiol y Maillo.
photo_cameraCospedal, Rajoy, Albiol y Maillo.

“El voto útil en Cataluña es al PP y a García Albiol”. Esa fue la consigna que dio Mariano Rajoy al Comité de Dirección del partido el pasado lunes. No obstante, tanto en Moncloa como en Génova se empieza a asumir que el electorado constitucionalista prefiere a Ciudadanos y al PSC y que Xavier García Albiol puede obtener los peores resultados de la historia de los populares en Cataluña.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PP bien situados en Génova, en la ejecutiva se han encendido todas las alarmas a poco más de una semana del 21-D. El desarrollo de la campaña electoral, y los datos demoscópicos que se manejan, han provocado que cunda el pesimismo más absoluto de cara a unas elecciones donde las expectativas eran mucho más elevadas.

Nos la pegamos”

En ese sentido, las fuentes populares consultadas explican que, tras la aplicación del 155 y la convocatoria de los comicios, la aspiración era superar la barrera del medio millón de votantes para conformar un grupo parlamentario fuerte que fuera la llave de la gobernabilidad.

Los primeros sondeos que manejaba Génova, y que otorgaban cerca de 2 millones de votos a los constitucionalistas, animaban al optimismo. De hecho, apuntaban a un crecimiento del PP con respecto a 2015, cuando se lograron 349.193 papeletas, lo que supuso el 8,49% de todo el electorado.

La realidad, no obstante, es a día de hoy radicalmente distinta. Las encuestas apuntan a que el PP quedará por debajo del 7% de los votos, pasando de los actuales 11 escaños a 7 u 8. Así las cosas, en la dirección nacional lo tienen claro: “El 21-D nos la pegamos y habrá que analizar qué hemos hecho mal estas semanas”.

La campaña está siendo “muy mala”

Los dirigentes del PP a los que ha tenido acceso ECD apuntan a la “mala campaña” realizada hasta el momento como uno de los factores determinantes de la debacle electoral que se anuncia en Génova el próximo 21-D.

Así, estas fuentes recuerdan que “teníamos el aval de haber sido los impulsores del 155 y de devolver a Cataluña al ordenamiento constitucional. No obstante, no hemos salido de ese discurso en todo este tiempo”.

En este sentido, en Génova se dio el visto bueno a que Xavier García Albiol recordara durante toda la campaña que él ya pedía la aplicación del 155 en septiembre, pese a las dudas mostradas por Ciudadanos y PSOE. No obstante, el candidato “solo se ha centrado en eso” y sus discursos han dejado de reproducirse en teles y radios por “repetitivo”.

El resultado de esa dinámica es que el PP “resulte irrelevante” en los informativosrelacionados con las elecciones en Cataluña, algo que “nos penaliza mucho, sobre todo dentro del electorado constitucionalista que ve y escucha más a los candidatos de Ciudadanos y PSC”.

Mariano Rajoy, consciente de esa circunstancia, se ha expuesto más que nunca durante esta campaña, con el objetivo de movilizar in extremis un voto que se da por perdido. El presidente ha optado por hablar “del futuro de Cataluña y no por el pasado reciente”, además de reivindicar “la utilidad del partido en la región”. No obstante, “esos mensajes pueden no ser suficientes”.

Éxito de Ciudadanos y del PSC

La caída libre del PP en Cataluña contrasta con las previsiones electorales para Ciudadanos y PSC, que mejorarán con creces los resultados cosechados en 2015 y que no descartan, ni mucho menos, la posibilidad de llegar al Govern.

De hecho tanto Inés Arrimadas como Miquel Iceta se presentan en muchos de sus mítines como los futuros presidentes de la Generalitat, mientras que Albiol se ha postulado como vicepresidente en un gobierno de Ciudadanos: “Con ese discurso, vendemos que los únicos partidos constitucionalistas útiles son los otros y nosotros estamos a rebufo”, advierten desde Génova.

Además, afirman dirigentes del PP, tanto C´s como el PSC sí han sabido sacarle partido al 155, porque “Arrimadas y Rivera venden que lo impusieron ellos” e Iceta “moviliza a aquellos que apostaron por una tercera vía hasta el último día, llevándose consigo, incluso, a votantes de En Comú”.

Preocupa el despegue del PDeCAT

Los pronósticos electorales del PP no son los únicos que preocupan en Génova. Así, el crecimiento de la intención de voto al PDeCAT en las últimas semanas tiene en alerta a la dirección nacional, que teme una nueva alianza independentista de la antigua Convergència con Esquerra Republicana.

La clave de esta remontada, aseguran altos cargos del PP, está en “la campaña desde Bruselas de Puigdemont” y también al “perfil bajo de Esquerra”, que “esconde a Marta Rovira al no considerarla una buena candidata”.

Esas dos circunstancias están provocando que las fuerzas independentistas se “equilibren”, aunque en Génova se ve “imposible” una mayoría absoluta secesionista para formar gobierno: “El Parlament quedará partido en dos bloques y tardaremos meses en tener Govern”.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo