Política

El plan fallido de Sánchez con el Open Arms: resucitar el pabellón para inmigrantes que creó hace un año

Apostó por Algeciras como puerto de entrada para aprovechar el Centro de Atención Temporal a Extranjeros, inaugurado nada más llegar a Moncloa y sin apenas uso en 2019

Pedro Sánchez, en el puerto de Algeciras.
photo_cameraPedro Sánchez, en el puerto de Algeciras.

Pocos entendieron la decisión de Pedro Sánchez de ofrecer Algeciras para recibir a los inmigrantes del Open Arms. Con puertos más próximos al barco, como los de Baleares, se achacó esa decisión a que él mismo estaba a apenas hora y media del municipio gaditano, al encontrarse en el Palacio de las Marismillas de Doñana. No obstante, el presidente tenía más motivos.

Según explican al Confidencial Digital fuentes próximas al Gobierno, Moncloa vio en la crisis del Open Arms una oportunidad para reivindicar una de las primeras medidas que impulsó Sánchez tras convertirse en presidente: la creación del Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) en el puerto de Algeciras.

En julio de 2018, apenas un mes después del cambio de Gobierno, el nuevo Ejecutivo anunció la instalación de este centro en las instalaciones portuarias de Algeciras como medida complementaria para “reforzar la atención de todas aquellas personas que se juegan la vida por llegar a las costas andaluzas buscando un futuro mejor”.

En concreto, se utilizaron 5.000 metros cuadrados y más de 1.800 metros de instalaciones para el desarrollo del CATE, que alberga 464 camas separadas por celosías para facilitar la intimidad de hombres, mujeres y niños. Además, se anunció la puesta en marcha de un servicio médico disponible las 24 horas del día para atender a los inmigrantes.

Un año prácticamente parado

Las expectativas sobre este nuevo centro eran muy altas para el Gobierno. No obstante, los mandos policiales de la zona no entendieron la medida: “No parecía algo urgente, teniendo los CETIS -Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes- de Tarifa y Algeciras ya activos”. Y el tiempo les ha dado la razón.

Según datos del Ministerio del Interior, el centro creado por Sánchez ha recibido en 2019 a un total de 1.967 personas, medio millar menos que durante su primera semana de funcionamiento. Un dato que deja a las claras la escasa utilidad que se le está dando.

Cabe destacar, en ese sentido, que el CATE ya albergó a inmigrantes rescatados pro el Open Arms en diciembre de 2018, cuando el centro acogió a 308 personas procedentes de ese buque.

Con ese precedente en mente, Moncloa quiso que el centro volviese a ser utilizado para recibir, de nuevo, a inmigrantes procedentes de este barco, y volver a poner al CATE en el foco mediático tras un año casi desaparecido. Esta vez, sin embargo, Pedro Sánchez no logró su objetivo.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable