Política

El plan secreto de Puigdemont: ser eurodiputado... flamenco

Negocia presentarse candidato por el partido separatista N-VA, que facilitó su reciente visita al Parlamento de Bruselas

Carles Puigdemont.
photo_cameraCarles Puigdemont.

El lunes de la semana pasada, Carles Puigdemont logró colarse en el Parlamento Europeo para asistir a una exposición de la Plataforma per la Llengua. Una 'visita' que fue posible gracias a  Ralph Packet, dirigente del partido nacionalista flamenco. Ahora, el ex president prepara su candidatura precisamente en la lista de los independentistas belgas para tener un escaño como eurodiputado por Bélgica.

Así lo confirman al Confidencial Digital altos representantes de la delegación española en Bruselas, que ya han sido advertidos, por parte de las más altas instancias europeas, y de las direcciones de varios grupos parlamentarios, de la operación en marcha que preparan tanto Carles Puigdemont como Packet, el dirigente del partido N-VA.

Nacido en Bruselas e hijo de padres flamencos, lleva apenas cuatro meses como eurodiputado. Llegó en noviembre de 2018, para sustituir a Sander Loones, que fue nombrado ministro de Defensa, y desde entonces es miembro permanente del Comité de Asuntos Económicos y Monetarios, del Comité de Comercio Internacional y del Comité de Libertades Civiles.

Esos cargos le han permitido promocionar la causa independentista, principalmente de los flamencos belgas, pero también de los separatistas catalanes. Esa campaña le ha hecho inseparable de Carles Puigdemont.

El ex president ha aprovechado su estancia en Bélgica para estrechar lazos con el N-VA, y más concretamente con Packet. Un político de apenas 28 años de edad, que está considerado uno de los valores de futuro del independentismo flamenco y del ECR, el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos.

Puigdemont, eurodiputado “flamenco”

A apenas dos meses de las elecciones europeas, tanto Packet como Puigdemont están trabajando en dar un golpe de efecto que aliente a los nacionalistas e independentistas de los diferentes países de Europa: lograr que el ex presidente catalán sea eurodiputado sin tener que pisar suelo español.

Para ello, la estrategia es simple: que ambos lideren la lista del  N-VA a las elecciones europeas, y después integrarse, como ha ocurrido estos últimos cinco años, en el ECR dentro del Parlamento Europeo.

Tal y como se informó en estas páginas, si Puigdemont quiere ser cabeza de lista del PDeCAT a las europeas, está obligado a presentarse ante la Junta Electoral Central de Madrid, al menos para recoger el acta, con el consiguiente riesgo de ser detenido. Algo que evitaría presentándose por el partido independentista flamenco.

El ex president, ya con permiso de estancia en Bélgica y con residencia estable en Waterloo, no tendría ningún problema a la hora de integrarse en la lista electoral de un partido belga a las europeas, por lo que “tiene abiertas de par en par las puertas del Parlamento Europeo”.

Alerta en la delegación española

Ese aviso ha llegado a las direcciones del PP y del PSOE en Bruselas, donde ya se asume la conversión de Puigdemont como eurodiputado belga.

Se convertirá en un golpe de efecto que, “a buen seguro, será vendido como un éxito por parte de los independentistas catalanes” y que contribuirá también a “internacionalizar el procés”, objetivo número uno de PDeCAT y de ERC desde hace cinco años.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?