Política

Podemos asusta a Pedro Sánchez: no quiere aprobar el techo de gasto

Rafa Mayoral ha transmitido a Adriana Lastra y Simancas que “a día de hoy” rechazan la propuesta del Gobierno

Bancada de Podemos en el Congreso.
photo_cameraBancada de Podemos en el Congreso.

Faltan menos de 48 horas para que se debata en el Congreso el techo de gasto para 2019 y, a día de hoy, el Gobierno está lejos de conseguir los 176 votos necesarios para su aprobación. A las dudas del PDeCAT se han sumado ahora las de Podemos, que ya ha transmitido a los negociadores de Pedro Sánchez que está más cerca del “no” que del “sí”.

Así lo aseguran al Confidencial Digital fuentes parlamentarias, la postura del partido liderado por Pablo Iglesias está sustentada en tres pilares fundamentales: el “incumplimiento”, por parte del Gobierno, a los compromisos adquiridos con Podemos; las votaciones del Consejo de Política Fiscal y Financiera; y las dudas mostradas por otros socios de la moción de censura.

Empezando por esta última cuestión, en el Gobierno, pero también en el Congreso, tienen claro que los cambios en el PDeCAT, y la orden de Carles Puigdemont y David Bovehí a los diputados convergentes de vetar las iniciativas de Sánchez, han sido decisivos a la hora de que Podemos tome distancias con el presidente.

No obstante, en Moncloa tienen claro que la postura de los catalanes no es la única razón por la que los de Pablo Iglesias se están pensando su voto. Entre otras cosas, porque los parlamentarios del PDeCAT ya han logrado imponerse a los planes de Barcelona y Waterloo y van a votar a favor de Rosa María Mateo como administradora en RTVE. Una postura que podrían mantener con el techo de gasto.

“Todo comenzó con la abstención valenciana”

Así, el Gobierno, pero también varios grupos parlamentarios en la Cámara Baja, apuntan a razones “importantes desavenencias” entre PSOE y Podemos, que se llevan produciendo desde finales de la semana pasada. Concretamente, desde la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera hace justo siete días.

En esa cita, en la que se debían fijar los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para las comunidades autónomas durante los próximos tres años (2019-2021), María Jesús Montero se llevó una sorpresa inesperada cuando un gobierno socialista, el de Ximo Puig, no votó a favor de la propuesta del Ejecutivo.

La votación valenciana fue una abstención que el PSPV había pactado, previamente, con sus socios de gobierno: Compromís y Podemos. Un acuerdo lógico sobre el papel pero que ha dado argumentos a ambas formaciones para mantener ese voto en el Congreso de los Diputados. Una postura que no sería suficiente para aprobar la propuesta del Gobierno Sánchez.

El propio presidente, consciente de ello, trasladó a Puig su preocupación en la reunión que ambos tuvieron durante el polémico viaje de Sánchez a Castellón en el Falcon, en el que el jefe del ejecutivos acudió al FIB de Benicássim.

Mayoral deja asustados a Lastra y Simancas

Fuentes de Compromís en la Cámara Baja confirman a ECD que, a día de hoy, “nuestro voto es abstención, en consecuencia de lo que se votó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera”. Y añaden que la postura de Podemos es similar: “Desde luego están mucho más cerca del 'no' que del 'sí' en estos momentos.

La postura de la formación morada, de hecho, ya la conoce de primera mano Pedro Sánchez, después de que Rafa Mayoral transmitiera a los interlocutores del PSOE, Adriana Lastra y Rafael Simancas, que Podemos no tiene decidido aún el voto, pero que se siente “engañado” por el Gobierno y no descarta votar en contra.

En ese sentido, desde la formación morada aseguran que el incremento del techo de gasto logrado por el presidente en Bruselas, de 5.230 millones de euros, es “totalmente insuficiente”, teniendo en cuenta las exigencias transmitidas por Podemos, que pedía un incremento tres veces superior a la cantidad planteada por el Gobierno.

Debate sobre un “plan B”

Desde Podemos aseguran, públicamente, que el PSOE no ha intentado negociar con ellos, pero lo cierto es que sí han existidos conversaciones, como la ya mencionada de Lastra y Simancas con Rafa Mayoral. No obstante, desde Moncloa no descartan la “intervención directa” de Sánchez, o de la ministra Montero, para desbloquear la situación.

Además, en el Congreso de los Diputados existe cierto debate sobre cómo va a reaccionar el Gobierno, en las próximas 48 horas, si no logra el apoyo de sus socios de la moción de censura. Algunos apuestan por un acercamiento hacia PP y Ciudadanos, mientras que otros ven imposible cualquier ayuda de Pablo Casado y Albert Rivera.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?