Política

El PP asegura que los militantes fugados a Vox están volviendo

En Génova atribuyen al efecto Casado la vuelta de “decenas de afiliados” que abandonaron el partido durante el Gobierno de Rajoy

Pablo Casado, en el Congreso Nacional Extraordinario del PP
photo_cameraPablo Casado, en el Congreso Nacional Extraordinario del PP

La llegada de Pablo Casado a la presidencia del Partido Popular ha levantado el ánimo de muchos de sus antiguos votantes y militantes. Durante la campaña para las primarias, se presentó como el candidato regenerador del partido, dispuesto a recuperar los valores que lo habían caracterizado durante años: la vida, la familia, la libertad económica…

Parece que ha conseguido que este mensaje cale en el electorado ‘popular’. Desde su llega a la última planta de Génova, 13, “las afiliaciones han aumentado”, afirman fuentes del partido a Confidencial Digital.

Estas fuentes no especifican el número exacto de altas en los registros del PP, pero sí matizan que se llevan produciendo “significativamente” desde agosto. Cabe recordar que Casado se hizo con el liderazgo ‘popular’ el 21 de julio.

Del PP a Vox y de Vox al PP

ECD ha podido saber que buena parte de estos nuevos afiliados corresponden a ex militantes ‘populares’ que en su día abandonaron Génova por la deriva ideológica que estaba tomando el partido.

Las fuentes consultadas explican que cuando les llegan solicitudes para hacerse el carné del PP, no preguntan por el recorrido político del interesado. Sin embargo, algunos les cuentan su historia personal. Y desde agosto, son “decenas” los nuevos militantes que afirman venir de Vox.

Es más, se trata de antiguos afiliados al PP que “se cansaron de las políticas sociales” del equipo de Mariano Rajoy y que se dieron de baja. Más tarde, se identificaron con Vox, un partido que pese a su pequeño tamaño, “defiende sin complejos los valores de la derecha”, afirman.

Seguros de que la formación de Santiago Abascal era la única que les “representaba”, devolvieron el carné del charrán y se unieron a las filas de José Antonio Ortega Lara, Iván Espinosa de los Monteros y Javier Ortega-Smtih.

Vox hizo una demostración de fuerza el domingo, aglutinando a 10.500 personas en la plaza de toros de Vistalegre. Según la formación, en torno a 3.000 personas se quedaron sin entrada por falta de aforo.

La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) le otorgaba un escaño, todo un triunfo para el partido, cuyo principal objetivo es tener representación parlamentaria y por ende, entrar en el Congreso.

“Efecto Casado”

En Génova, atribuyen este retorno de militantes al “efecto Casado”, según afirman las mismas fuentes a este confidencial. Dirigentes del partido están convencidos de su llegada a la presidencia ha vuelto a ilusionar al votante tradicional del PP.

Ponen como ejemplo la conversación entre un compromisario de Casado durante las primarias y un ex militante ‘popular’: “si gana Pablo, dejo Vox y me vuelvo a afiliar al PP”. En este caso, el protagonista de la anécdota cumplió su promesa y ha recuperado su antiguo carné.

Se trata de “decenas” de militantes, aunque el partido insiste en que no hace públicas las cifras oficiales de afiliados y por tanto no se conoce el número exacto de retornados.

En las primarias, se especuló con la cifra real de afectos al PP, ya que aunque sus líderes presumieron de contar con casi 800.000 militantes, tan sólo 80.000 votaron a los compromisarios de Casado, Cospedal y Sáenz de Santamaría.

En busca del voto útil

La principal razón que alegan los militantes que regresan al PP es la búsqueda del “voto útil”. Opinan que optar por un partido de gran tamaño y consolidado durante años es más rentable electoralmente que elegir a uno pequeño, como Vox.

Según las mismas fuentes, se muestran confiados en que Casado cumplirá sus promesas y no “traicionará” los principios del PP.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo