Política

El PP destripa el CIS y encuentra un dato positivo: Vox no le quita tantos escaños

El desplome en el número de diputados (67-76) que pronostica el barómetro se debe a un fenómeno que ya sufrió el PSOE con Podemos en 2016: “En caso de empate, la encuesta premia al pequeño”

Pablo Casado, junto a un molino de viento.
photo_cameraPablo Casado, junto a un molino de viento.

En el PP no le dan ninguna credibilidad al CIS de Tezanos hecho público el lunes. Ya lo ha dicho Pablo Casado en los actos de precampaña de las últimas 24 horas y todos los dirigentes del partido preguntados por los medios. En Génova 13 han hecho un estudio en profundidad del barómetro, y han concluido que que el desplome en el número de escaños es irreal.

Sacar menos de 80 escaños es matemática y técnicamente imposible”. Así de contundentes se muestran en la ejecutiva nacional del PP al ser consultados por el CIS del pasado lunes. Un estudio que castiga especialmente al partido en provincias pequeñas, donde el PSOE lograría unos resultados que no ha obtenido en casi 40 años de democracia.

Esa circunstancia es la que llama más la atención de los analistas del PP, que restan credibilidad a las victorias de 3-1 de los socialistas en varias circunscripciones: “En caso de empate técnico, el escaño que baila se lo dan al primer partido en intención de voto, que en este caso es el PSOE, pero no se ajusta a la realidad”.

Así las cosas, en provincias como Almería, Córdoba, Jaén y Cantabria, donde se da esta circunstancia, el reparto lógico sería de 2-2 entre los dos principales partidos, por lo que los populares recuperarían un puñado de escaños que no le da el CIS.

Ya le pasó al PSOE en 2016

Los cargos del PP contactados por Confidencial Digital explican que esa estimación del CIS ya la padeció Pedro Sánchez en 2016, cuando el propio Centro, como las principales encuestas demoscópicas, le penalizaba, en caso de empate, con la primera fuerza, en ese caso el Partido Popular.

Hace tres años, no obstante, al PSOE no solo le penalizaba el PP en las encuestas, sino también el partido que aspiraba a darle el sorpasso: Podemos. “Se dio la circunstancia de que, en las provincias donde el PSOE lograba un solo escaño raspado, la cocina posterior se lo otorgaba a Podemos”.

Esa circunstancia, explican las fuentes consultadas, se está repitiendo ahora, pero con el PP como víctima y Vox como verdugo: “En provincias que han sido feudos nuestros, como Guadalajara, el CIS dice que no conseguimos ni un solo escaño y Vox sí. Y para eso Vox debería superar el 20% de los votos y nosotros, no. Algo que no va a pasar”.

Lo mismo pasa en La Coruña, donde el CIS otorga el posible tercer escaño del PP a Vox; en Salamanca; en Cuenca; en Huesca; en Zaragoza... Los populares, sin embargo, dan credibilidad a las predicciones de Tezanos en Cataluña, donde se empieza a asumir que el partido solo obtendrá un escaño por Barcelona, el de Cayetana Álvarez de Toledo.

El suelo está en 80 escaños

Con todos estos datos en la mano, el PP afirma que el suelo del partido de cara a las elecciones generales está en los 80 escaños. Y eso teniendo en cuenta el CIS sin cocina.

El partido, además, ve posible que, obteniendo una horquilla de 80 a 90 diputados sea posible gobernar, ya que Vox “irá para arriba” en las urnas, al existir mucho voto oculto: “Pasó en Andalucía y se repetirá a nivel nacional”.

Esa previsión se sustenta en el altísimo porcentaje de indecisos apuntado por el CIS -un 40%- y al bajo voto directo de los de Abascal -tan solo un 6,5%-: “Ambos datos indican que Vox crecerá y, teniendo en cuenta que nosotros obtendremos unos 10 escaños más a los que nos da el Barómetro, la suma es posible”.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?