Política

El PP manda a Aznar a Andalucía para salvar la campaña

Pablo Casado se lo ha pedido personalmente. Considera que su discurso duro contra el independentismo catalán recuperará votos frente a Vox y Ciudadanos

Pablo Casado y José María Aznar.
photo_cameraPablo Casado y José María Aznar.

La rehabilitación política de José María Aznar, emprendida por Pablo Casado desde su llegada a la dirección del PP, dará en los próximos días un paso más con la participación del ex presidente del Gobierno en varios mítines de la campaña para las elecciones andaluzas del 2 de diciembre.

La inquietud electoral es más que evidente dentro del PP en vísperas de las elecciones en Andalucía y con la vista puesta en las autonómicas y municipales de mayo. En este escenario, para Casado, “Aznar siempre va a ser una referencia ideológica absolutamente imprescindible”, según ha recalcado él mismo a su equipo en Génova.

Pablo Casado logra sumar a Aznar a la campaña

Según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes próximas al líder del PP, Pablo Casado ya le ha trasladado personalmente al ex presidente su deseo de que protagonice algún mitin y se deje ver en varios actos más.

El choque de Rajoy y su equipo con Aznar llevó a que este último dejase incluso de figurar en la agenda de las campañas electorales o de convenciones y congresos del partido. Pero eso ha cambiado.

ECD ha podido confirmar que José María Aznar ha respondido afirmativamente a la invitación de Casado, aunque todavía no se ha hecho pública su decisión. Se perfila estos días su grado de participación y se ha comenzado a cuadrar agendas.

“Después de años de desprecios y continuos desplantes, Aznar quiere estar ahora a lo que se le pida”, explican en su entorno de máxima confianza.

Los partidarios en el PP de incorporarle a los actos de la campaña insisten en que hay zonas de Andalucía en las que el ex presidente es muy bien valorado y sería un acicate a la hora de incorporar a aquellos votantes que huyeron rumbo a Vox y Ciudadanos.

Un discurso duro contra los independentistas

El nuevo PP ha tendido puentes con Aznar desde el principio y cuenta con él a partir de ahora para las campañas electorales, en lo que no deja de tener sobre todo un valor simbólico, pero muy importante en clave interna.

Casado ha visto la necesidad de ser inflexible frente al desafío independentista catalán. Aznar fijó su dura posición tras la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa con el apoyo de los secesionistas. El líder del PP está llevando a la práctica esta ofensiva con la reclamación de un nuevo 155 más amplio en duración y profundidad.

Un discurso sin contemplaciones contra el independentismo, precisamente en Andalucía, con el que el PP pretende recuperar votos frente a Vox y Ciudadanos apoyándose en la presencia de José María Aznar.

Es clave para reconstruir el centro derecha

Génova asume también que se encuentra ante el reto de encontrar una posición propia, que le permita actualizar el proyecto de Rajoy y competir con Vox y con Ciudadanos.

Con el apoyo del ex presidente del Gobierno, Casado considera que puede construir un proyecto “hegemónico”, que “aspire a recuperar” a los votantes que se han ido, “muy definido” en la política nacional y una “dimensión internacional que se logró como nunca en los gobiernos de Aznar”.

La dirección del partido argumenta que el PP debe hablar claro y no perderse en ‘tacticismos’ que en el pasado le alejaron de la militancia y de sus votantes más tradicionales. Un papel que creen que ahora Aznar puede encarnar perfectamente.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo