Política

El PP está a punto de desaparecer en Cataluña

Sus encuestas avisan de que solo tiene asegurado un escaño en el Congreso y se quedará sin representación en el 90% de los ayuntamientos tras las municipales

Pablo Casado, en un acto del PP de Cataluña.
photo_cameraPablo Casado, en un acto del PP de Cataluña.

Han pasado apenas ocho años, pero la situación del PP en Cataluña ha dado un giro de 180 grados desde aquel 2011 en el que el partido logró unos resultados históricos. En las municipales de ese año logró su récord histórico de concejales (473), y en las generales la segunda mayor representación en el Congreso (11 diputados). Ahora, sin embargo, está al borde de la desaparición.

Así lo reconocen al Confidencial Digital desde la ejecutiva regional del PP en Cataluña, donde el ambiente, de cara a las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo no es precisamente optimista. Las encuestas que manejan desde la formación apuntan a que no solo no se frena la caída libre que llevan protagonizando los populares desde 2011, sino que los resultados pueden ser estrepitosos.

Solo un diputado asegurado en las generales...

Los primeros datos que han encendido la luz de alerta en el PP catalán tienen que ver con las previsiones electorales del partido de cara a las elecciones generales de dentro de 20 días.

En los comicios de 2015 y 2016, los populares lograron resultados aceptables en Cataluña. De los 11 escaños logrados en 2011, se pasó a 5 en las generales de diciembre de 2015 y a 6 en la repetición electoral de junio de 2016. Ahora, sin embargo, “sabemos que vamos a obtener el peor resultado de nuestra historia”.

Las encuestas que maneja el PP de Cataluña otorgan al partido, en el mejor de los casos, dos escaños. Y los dos en la provincia de Barcelona: “Ni en Tarragona, ni en Gerona, ni en Lérida vamos a lograr diputados”. Otros sondeos, de hecho, indican que solo Cayetana Álvarez de Toledo logrará asiento en el Congreso.

De confirmarse esas previsiones, los populares catalanes tocarían suelo electoral en la región, ya que su peor resultado, hasta la fecha, habían sido los 4 diputados logrados en las generales de 1989.

… y “desaparición” tras las municipales

Si las previsiones para las generales son poco halagüeñas, para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo son absolutamente “catastróficas”. Si ya en 2015 el PP pasó de 473 concejales a 214 -el peor resultado de su historia-, “ahora podemos quedarnos al borde de la desaparición en los ayuntamientos”.

Las fuentes consultadas por ECD recuerdan que, para tener un concejal, se necesita obtener, como mínimo, el 5% de los votos, aunque, en caso de que dos partidos obtengan ese porcentaje, solo logrará acta la formación que haya obtenido más papeletas.

Desde el PP catalán recuerdan que “en gran parte” de los consistorios catalanes el partido tiene tan solo un concejal, que accedió al ayuntamiento después de sacar “un 6 o un 7 por ciento” de los votos en el municipio.

Ahora, el crecimiento de Ciudadanos tras las autonómicas de 2017 y la irrupción de Vox hacen peligrar, y mucho, la representación del PP en los ayuntamientos: “En el 90% del territorio podemos perder representación”, advierten altos cargos del PP en Cataluña.

Deserciones de líderes locales

De hecho, según las encuestas que maneja el partido, “tenemos casi imposible lograr concejal en Barcelona. Y si ya no estás en Barcelona, quedas herido de muerte”.

Los únicos candidatos que aguantarán esta debacle serán Xavier García Albiol en Badalona y Manu Reyes en Casteldefels. Ambos fueron alcaldes en sus respectivos municipios de 2011 a 2015, y tienen asegurada representación en sus los dos ayuntamientos.

En el resto de consistorios, sin embargo, “ha acudido el pánico” y, de hecho, muchos líderes locales y portavoces del PP han renunciado a presentarse a la reelección. Es el caso, incluso, de Daniel Serrano, secretario general del partido en Cataluña y actual portavoz popular en Cornellá.

Si el número dos de Alejandro Fernández no repite, imagínate el resto”, afirman a ECD desde la ejecutiva del PP catalán, donde llegan mensajes casi diarios de antiguos candidatos a alcalde y líderes locales que renuncian a volver a intentarlo en las municipales del 26 de mayo.

Las fuentes consultadas explican que en la mayoría de casos son los propios líderes locales los que tienen que pedir créditos a los bancos para la campaña, y que luego lo devuelven con el dinero recibido por lograr representación. No obstante, “como ahora no está nada claro que salgan, no quieren arriesgar su patrimonio”.

Además, algunos comentan que su día a día se está volviendo insufrible: “Nos dicen que no pueden bajarse al bar porque los vecinos se les echan encima por las amenazas constantes del 155 de Pablo Casado. Así es imposible volver a presentarse”.

Así las cosas, el PP tiene claro que deberá recurrir a independientes, al más puro estilo de Josep Bou en Barcelona, para presentar cabezas de lista en muchos ayuntamientos de Cataluña. Una circunstancia que “desmoviliza, todavía más, a nuestro electorado, ya que a los pueblos llegan candidatos que ni conocen”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes