Política

La asistencia de Pablo Casado al Club Bilderberg provoca malestar en el PP: también acude el ministro Albares

El equipo de Feijóo considera que el ex líder del partido busca reivindicarse tras su salida traumática, pero no entiende que haya aceptado la invitación cuando “ya no es nadie”

Pablo Casado.
photo_camera Pablo Casado.

El presidente de Goldman Sachs, la primera ministra de Finlandia, los presidentes del Consejo Europeo y del Eurogrupo, el secretario general de la OTAN, el CEO de Ryanair... y Pablo Casado.

El ex presidente del Partido Popular aparece en la lista de participantes en la reunión del Club Bilderberg que se celebra en Washington desde el jueves 2 al domingo 5 de junio.

La asistencia de Casado la adelantó El Confidencial.com este miércoles, y ha sido confirmada en la propia web de este selecto grupo que reúne cada año a grandes empresarios, dirigentes políticos y otras personalidades de todo el mundo. Se cita a Casado como “antiguo presidente del Partido Popular”.

La noticia ha provocado la reacción, en privado, de miembros de la actual dirección del Partido Popular. Fuentes del equipo más cercano a Alberto Núñez Feijóo no ocultan su malestar al enterarse de que Casado vuelve a tener protagonismo, en este caso participando en una reunión tan relevante como el Club Bilderberg.

La abrupta y traumática salida de Pablo Casado de la presidencia del PP, tras su guerra con Isabel Díaz Ayuso, dio paso a la proclamación de Alberto Núñez Feijóo como líder del partido. Feijóo ha tratado en todo momento de pasar página de la etapa de Casado.

En el entorno del líder popular no entienden que Pablo Casado haya aceptado la invitación para acudir a esta reunión. El ex presidente del partido parecía haber abandonado la política y los focos mediáticos, y ahora que “ya no es nadie” ha extrañado que viaje a Washington para participar en la cumbre.

Casado no se estrena en Bilderberg. Fue invitado, y asistió, a la cita de junio de 2019, que de hecho fue la última por la suspensión de las ediciones de 2020 y 2021 por la pandemia del coronavirus (y por tensiones con China). En esa edición de 2019, Casado acudió como nuevo presidente del PP, ya que había sido elegido en julio de 2018 sucesor de Mariano Rajoy cuando los populares perdieron el Gobierno por la moción de censura de Pedro Sánchez.

En esa ocasión, en 2019, Casado compartió cumbre con otros tres españoles: Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos; Javier Monzón, por entonces presidente del Grupo Prisa; y Ana Botín, presidenta del Banco Santander y miembro español del ‘Steering Comitte’ que organiza las reuniones del club.

ECD reveló que un año antes, en 2018, Botín planteó invitar a Casado. Pero se cruzó el ‘caso Máster’ y finalmente fue descartado y no se le ofreció participar en la reunión en Turín. Sí acudió su futura rival en las primarias del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

 

Albares y otro directivo de Prisa

En la edición que se celebra hasta el domingo en Washington, Casado coincide con otros dos españoles.

Asisten José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de Pedro Sánchez, y de nuevo un representante del Grupo Prisa: Carlos Núñez, actual presidente ejecutivo de Prisa Media.

En la lista de participantes de este año no se cita a Ana Botín. Pero hay que recordar que la presidenta del Banco Santander es miembro del ‘Steering Comitte’, por lo que todo apunta a que habrá sido ella la que haya cursado las invitaciones a los tres españoles que asisten a esta cita.

Ucrania, China y la OTAN

Antes de cada cita anual del Club Bilderberg se fija una serie de asuntos a tratar en las reuniones que se celebran a lo largo de varios días en un lugar apartado y blindado por seguridad.

En esta ocasión, los asistentes hablarán entre otros temas sobre Ucrania, los retos de la OTAN y Rusia. Son tres puntos distintos, pero claramente vinculados, y previsibles por la guerra actual.

Habrá debates sobre “Realineamientos geopolíticos”, así como puntos específicos sobre China, “Realineamiento en el Indo-Pacífico” y “Competencia tecnológica China-USA”.

Otros “key topics” y asuntos de debatir serán la seguridad energética y la sostenibilidad, otro tema de actualidad en Europa; la desinformación; la “fragmentación de las sociedades democráticas”; la “continuidad del gobierno y la economía”; y la salud postpandémica.

En el plano económico, se tratará sobre la “disrupción del sistema financiero global” y sobre “Comercio y desglobalización”.

El director de la CIA y el secretario general de la OTAN

Confirmaron su asistencia 120 personas, procedentes de 21 países: líderes políticos, directivos de industrias, bancos y grupos mediáticos... Destacan algunos nombres:

-- Mark Rutte, primer ministro de Holanda.

-- Sanna Marin, primera ministra de Finlandia.

-- Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá.

-- Henry Kissinger, ex secretario de Estado de Estados Unidos.

-- Charles Michel, presidente del Consejo Europeo y ex primer ministro de Bélgica.

-- Paschal Donohoe, ministro de Finanzas de Irlanda y presidente del Eurogrupo.

-- Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

-- William J. Burns, director de la CIA, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos.

-- Bernard Émie, responsable de la Dirección General para la Seguridad Exterior (DGSE), el espionaje exterior de Francia.

-- Jen Easterley, director de la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras de Estados Unidos.

-- Michale Mullen, almirante y antiguo presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos.

-- Oksana Markarowa, embajador de Ucrania en Estados Unidos.

-- Yuriy Vitrenko, CEO de Naftogaz, compañía nacional de petróleo y gas de Ucrania.

-- José Manuel Durao Barroso, presidente del banco de inversión Goldman Sachs, ex presidente de la Comisión Europea y ex primer ministro de Portugal.

-- Eric Schmitt, ex CEO de Google.

-- Michael O’Leary, CEO de Ryanair.

-- Mathias Döpfner, CEO del grupo alemán de medios de comunicación Axel Springer.

-- Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO.

Sánchez fue invitado pero no asistió

Por España, cada año suelen asistir un puñado de políticos y empresarios. Pedro Sánchez recibió la invitación en 2015, cuando era el flamante secretario general del PSOE y aún no se había enfrentado a las urnas.

Sánchez trató de asistir a la cita pero reduciendo su presencia a sólo un par de días. Había recibido presiones de su partido para no implicarse demasiado. Finalmente la organización no le permitió asistir si no se quedaba la cumbre completa.

Albert Rivera fue invitado dos años seguidos, 2017 y 2018, cuando era líder de Ciudadanos y su partido tenía una posición fuerte en el Congreso de los Diputados. Allí fue presentado como "la joven promesa española". A Soraya Sáenz de Santamaría la invitaron en 2012 y en 2018, justo cuando perdió el cargo de vicepresidenta del Gobierno.

Un fijo en estas reuniones era Juan Luis Cebrián, consejero delegado y presidente de Prisa. Era el español del ‘Steering Comitte’, hasta que dejó paso a Ana Botín.

Repitió varios años Luis de Guindos en su etapa de ministro de Economía. Eran habituales José Manuel Entrecanales (Acciona), Juan María Nin (ex CEO de CaixaBank) y Joaquín Almunia (en su condición de comisario europeo).

La reina Sofía asistió a numerosas reuniones del Club Bilderberg, e incluso habló de ellas en el libro de Pilar Urbano. En 2014 escuchó en esta cita opiniones a favor de la abdicación del rey Juan Carlos, que justo se produjo días después.

Otros españoles que han tomado parte alguna vez en estas citas son César Alierta, siendo presidente de Telefónica; Esperanza Aguirre, Jaime Carvajal Urquijo (financiero, amigo de juventud del rey, miembro de la Trilateral), Javier Solana, Rodrigo Rato, Juan Antonio Yáñez Barnuevo, Pedro Solbes, Jordi Pujol, Manuel Fraga, José María Aznar, Narcís Serra y José Manuel García-Margallo.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable