Política

Presidencia encuentra por fin una empresa para la cafetería de La Moncloa

Ha seleccionado a Serunion para que se haga cargo del servicio de restauración, que estaba pendiente desde la quiebra de la compañía Dulcinea a principios de 2020

El Ministerio de la Presidencia empieza a encauzar la situación anómala que se vivía con el contrato de gestión de la cafetería del Complejo de la Moncloa. Poco falta para que formalice el encargo a una empresa que se encargue de este servicio.

Confidencial Digital ha consultado varios documentos de la mesa de contratación que dirige el proceso de licitación del “Servicios de restauración, de limpieza de los espacios destinados a dicha finalidad y de máquinas de venta automática en el Complejo de La Moncloa”.

Al concurso presentaron ofertas cinco empresas especializadas en prestar servicios de restauración y catering: Alimentación de Colegios Infantiles, Grupo Nazábal Restauración, Ilevelmedia, Mediterránea de Catering, y Serunion.

En un primer corte, la mesa de contratación excluyó a dos de las cinco empresas, Alimentación de Colegios Infantiles e Ilevelmedia, “por incumplimiento de sus respectivas ofertas de lo prevenido por el pliego de prescripciones técnicas en cuanto al personal mínimo y a las categorías exigidas”.

La ‘final’ entre las tres empresas que cumplieron todos los requisitos la ha ganado Serunion, por delante de Mediterránea de Catering y de Grupo Nazábal Restauración. Esta tercera empresa había recibido algunos contratos puente que sacó Presidencia para cubrir temporalmente la falta de una empresa que se encargara de la cafetería de La Moncloa.

La mesa de contratación ha acordado proponer al órgano de contratación al adjudicación del contrato a Serunion S.A. por un total de 1.732.143,68 euros.

Falta aún que el órgano de contratación, que es la Subsecretaría del Ministerio de la Presidencia, apruebe la resolución de adjudicación a Serunion, y que después se formalice el contrato entre el ministerio y la empresa para que empiece a prestar el servicio.

Dos años de problemas

El embrollo con la gestión del restaurante y el bar-cafetería del Complejo de La Moncloa se remonta a finales de 2019. La empresa que estaba encargada del contrato, Dulcinea Nutrición, sufrió problemas económicos por esas fechas, de forma que no pudo seguir prestando el servicio.

El Ministerio de la Presidencia intentó encontrar de forma urgente otra compañía del sector de la restauración que se hiciera cargo del restaurante y la cafetería. Pero surgió un problema tras otro: problemas burocráticos, el coronavirus y la suspensión de plazos administrativos...

 

De forma que no se llegó a adjudicar un contrato amplio por varios años, y La Moncloa sólo pudo adjudicar por unos meses contratos a Grupo Nazábal, que fue cubriendo el problema.

Mediante contratos temporales se ha ido cubriendo este servicio. Por fin en el “Acuerdo del Subsecretario de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, por el que se aprueba la programación de contratación para el año (programación 2021)”, que el 15 de marzo firmó el subsecretario del Ministerio de la Presidencia, Antonio Hidalgo, se contemplaba firmar a lo largo de 2021 un “Contrato mixto de concesión de los servicios de restauración en el Complejo de la Moncloa y de los servicios de limpieza y atención de los espacios destinados a dicha finalidad”.

Vozpópuli contó a principios del pasado mes de diciembre que Presidencia había sacado a licitación el contrato. Las complicaciones de este contrato obligó al ministerio a aclarar en una nota la situación de los trabajadores que habían seguido trabajando en el restaurante y la cafetería de La Moncloa tras perder Dulcinea el contrato, como se contó en estas páginas.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?