Política

El promotor de la iniciativa anticrispación sacará su propuesta del Congreso y buscará apoyos en la sociedad civil

Roberto Uriarte, de Unidas Podemos, asegura contar con respaldos en todas las formaciones políticas, aunque pretende conseguir más adhesiones ciudadanas

El diputado de Podemos en el Congreso por Vizcaya, Roberto Uriarte, interviene durante la sesión plenaria celebrada en el Congreso de los Diputados en el que se debate el proyecto de ley de Impuesto sobre transacciones financieras
photo_camera El diputado de Podemos en el Congreso por Vizcaya, Roberto Uriarte, interviene durante la sesión plenaria celebrada en el Congreso de los Diputados en el que se debate el proyecto de ley de Impuesto sobre transacciones financieras

La vuelta de la actividad parlamentaria, prevista para finales de enero, también supondrá el regreso de una iniciativa de un grupo de diputados que pretende frenar la escalada verbal y el clima de polarización que se respira en el Congreso de los Diputados. Roberto Uriarte, diputado por Vizcaya de Unidas Podemos, planea reunir informalmente de nuevo a grupos tan dispares como Bildu o Vox para tratar de mejorar el clima de debate político. Su intención, asegura, es exportar dicha iniciativa fuera del hemiciclo.

"Siempre he querido hacer algo para rebajar el clima de crispación", relata Uriarte, quien comenzó su andadura el pasado otoño en la cafetería de la principal sede del poder legislativo. "Hay un diagnóstico unánime, pero si te pones a buscar responsables solo retroalimentas el problema".

España es uno de los países con mayor polarización afectiva del planeta, según un estudio publicado por las universidades de Brown y Stanford. Esto se traduce en un cambio de actitud personal hacia nuestros conciudadanos si pertenecen a otros grupos políticos o ideológicos. No es una tendencia aislada: la distancia entre bloques ha aumentado en otras democracias occidentales, como es el caso de Estados Unidos, en la última década.

Uriarte se propuso romper con esta tendencia. En diciembre reunió a una serie de diputados pertenecientes a diferentes formaciones políticas -entre ellos María Guijarro (PSOE), Fernando Gutiérrez (PP), Sara Jiménez (Ciudadanos), Jon Iñárritu (EH-Bildu) e Inés Cañizares (Vox)- para explorar vías que frenasen la creciente tensión en el hemiciclo. Los diputados consiguieron reunirse dos veces hasta que las cosas se torcieron con un inocente vídeo navideño. 

"Decidimos arrancar con una lluvia de ideas y un grupo de whataspp", recuerda Uriarte, a quien algunos compañeros tildaron de ingenuo. Los diputados acordaron felicitar el fin de año con un corte grabado de cada uno, sin derecho a vetar al resto. Finalmente Inés Cañizares, con quien Confidencial Digital ha contactado sin éxito, declinó mandarlo. Otros se retiraron poco después. La iniciativa resonó en las redes sociales con el rechazo de Macarena Olona a que alguien de su partido apareciese junto a un diputado de EH-Bildu.

"Creo que su reacción es la comprobación de lo mismo", opina Uriarte, quien asegura que mantiene una relación cordial con Olona fuera de los focos. El diputado cree que hay muchas iniciativas que pueden llevarse a cabo para reflejar el acuerdo político, como resaltar el trabajo en las comisiones, más callado y carente de expresiones preconfiguradas para los medios de comunicación. "La subida del SMI fue unánime", ejemplifica, "simplemente tenemos que buscar otras formas para relacionarnos".

El político vasco asegura que muchos diputados han contactado con el grupo para felicitarles por la iniciativa, pero Uriarte quiere llevarla un paso más allá del Congreso. "Estoy dispuesto a ir hasta el último pueblo para rebajar la tensión. La ciudadanía se acaba disgustando; estoy convencido que hay gente que quiere reaccionar desde todos los espectros políticos", concluye. 

Advertisement

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus suma
cerca de 630.000 casos a
nivel mundial.
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?