Política

El PSC hubiera dicho “sí” a una moción de censura contra Torra presentada por Inés Arrimadas

Miquel Iceta reconoce en privado que no podría haberle dicho que “no” con los acuerdos logrados la pasada legislatura. Su sucesora, Lorena Roldán, “solo nos insulta” y no hizo ninguna oferta

Inés Arrimadas y Miquel Iceta.
photo_cameraInés Arrimadas y Miquel Iceta.

No hubo sorpresas en el pleno celebrado ayer en el Parlament de Cataluña. La moción de censura presentada por Lorena Roldán contra Quim Torra fracasó al obtener únicamente los votos a favor de Ciudadanos y el PP. El PSC, como estaba previsto, se abstuvo, y Miquel Iceta no ahorró en ataques contra Cs.

El líder de los socialistas catalanes acusó a la formación naranja de buscar “más cuota mediática” pese a “dar la victoria a Torra”, y recordó que, “si hubiera dependido de Ciudadanos, habría un gobierno independentista en el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona”.

El discurso de Iceta, muy contundente, causó cierta sorpresa en la bancada de Cs, pero no así en la del PSC, donde todos esperaban esas palabras: “La moción de censura ha sido un acto de propaganda y había que dejar claro que no íbamos a formar parte de ese juego”.

Con Arrimadas hubiera sido distinto

Los dirigentes del PSC consultados por Confidencial Digital afirman que la moción “solo tenía un objetivo electoralista”, ya que Roldán “nunca contó, sinceramente, con nosotros para nada”.

Es más, los socialistas catalanes reconocen que la semana pasada se sorprendieron a conocer este movimiento de la nueva líder de Cs en Cataluña, y que quisiera contar con el apoyo del PSC, ya que “hasta ahora lo único que había hecho era insultarnos”.

La relación con Ciudadanos en Cataluña, por tanto, lleva rota desde hace meses. Sobre todo, desde febrero, cuando Inés Arrimadas empezó a preparar su marcha a Madrid y “empezó a adquirir el discurso de Albert Rivera”.

Hasta entonces, afirman en el PSC, existía “sintonía parlamentaria” con la formación naranja, tal y como había pasado en la anterior legislatura, marcada por la convulsa convocatoria del referéndum independentista.

En esas circunstancias, Iceta y Arrimadas formaron un “bloque de contención” frente a los separatistas, respaldándose mutuamente en sus intervenciones parlamentarias y presentando, junto al PP, recursos ante el Tribubal Constitucional y el Defensor del Pueblo de Cataluña contra resoluciones del Parlament.

Así las cosas, Iceta y su entorno entienden que “habría sido imposible” no apoyar una moción de censura presentada por Inés Arrimadas ya que, pese a no dar los números, “es la ganadora de las elecciones en Cataluña” y “con ella sí fue posible el entendimiento”.

De hecho, las fuentes consultadas recuerdan que Iceta trató de convencer a la ahora diputada nacional para que se presentara a la investidura, garantizándole el apoyo de los socialistas catalanes. Arrimadas decidió no dar el paso y dar, después, el salto a Madrid. Y, desde entonces, “no existe ninguna relación con Cs en Cataluña”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable