Política

El PSOE atribuye las críticas de Carmen Calvo a Juan Carlos I a que “ahora quiere lavar la cara a su etapa de ministra”

La ex vicepresidenta se ocupó en nombre del Gobierno de negociar con Zarzuela las condiciones para la vuelta del rey emérito

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ex vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en una imagen de archivo.
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ex vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en una imagen de archivo.

La visita de Juan Carlos I a España, casi dos años después de su marcha a Abu Dabi mientras se investigaba su fortuna, ha desazonado a los partidos políticos, especialmente a aquellos que exigen al rey emérito que dé explicaciones a los españoles por su conducta. La reacción de Carmen Calvo ha sorprendido en el Gobierno y en el PSOE.

La ex vicepresidenta, quien en su etapa en el Gobierno de Pedro Sánchez defendió la presunción de inocencia del padre de Felipe VI, fue cáustica en un comentario lanzado el pasado viernes en Twitter. “Hoy suben las temperaturas en todo el país, gran bochorno en Sanxenxo”, ironizó.

Fuentes del Ejecutivo y del PSOE explican a Confidencial Digital que resulta “llamativo” que, quien fuera número dos del Gobierno, y quien negoció con la Casa del Rey la expatriación a Abu Dabi de don Juan Carlos en agosto de 2020, haya utilizado el lenguaje más duro en su regreso a España.

Bolaños lo dejó en manos de Zarzuela

Desde que asumió la interlocución con Zarzuela, tras la salida de Carmen Calvo del Gobierno en julio del año pasado, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, estableció que la decisión sobre la vuelta de Juan Carlos I debía ser competencia fundamentalmente del jefe de la Casa Real, que es el Rey Felipe VI.

Defendió desde entonces que el Gobierno debía trabajar para que las instituciones funcionen de forma democrática y valora que la institución de Felipe VI hace su trabajo constitucional de manera ejemplar. Sin embargo, la decisión sobre el retorno del rey emérito, un año después de su marcha, ya solo debía depender de La Zarzuela.

Hay que recordar que, como se vino publicando aquellos meses en diversos medios, el posible regreso de Juan Carlos I no era bien visto ni desde La Zarzuela ni tampoco desde Moncloa, donde se oponían a una vuelta en esas circunstancias. Carmen Calvo era una de las defensoras de frenar ese retorno.

“Carmen Calvo busca limpiar su cara”

Así las cosas, en el PSOE no se ha pasado por alto que ningún miembro del partido ha empleado los términos de la ex vicepresidenta para referirse a la visita de don Juan Carlos. “Pero ahora ella quiere limpiar la cara a su etapa de ministra”, afirma un ministro socialista.

El Gobierno y el PSOE se han limitado a mostrar respeto por la decisión de regresar a España y señalar que era un asunto que competía a la Casa del Rey.

La única licencia ha sido reclamar explicaciones sobre sus negocios particulares y su fortuna oculta, aunque el portavoz de la dirección del PSOE, Felipe Sicilia, dio un paso más y puntualizó que debe “no solo una explicación, sino también una disculpa”.

 

Pero también hay quien ha pedido mesura, como el presidente socialista de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, porque Juan Carlos I “pudiendo merecer critica, lo que no merece es ensañamiento”.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?