Política

El PSOE paraliza la creación de una ejecutiva municipal en Madrid por el batacazo del 26-M

El objetivo era coordinar a todas las agrupaciones y tener una voz única en la política de la capital. Ferraz había destinado una partida presupuestaria que ha quedado aparcada

Pedro Sánchez y Jose Manuel Franco.
photo_camera Pedro Sánchez y Jose Manuel Franco.

El PSOE sabe que tiene un problema en Madrid. Después de las elecciones generales, en la que los socialistas fueron la fuerza más votada en la Comunidad, las expectativas, de cara a las municipales y autonómicas eran elevadas, pero no se han cumplido. Esos malos resultados, además, van a tener consecuencias a nivel orgánico.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes nacionales y regionales del PSOE, la ejecutiva federal tenía decidido, antes de los comicios, crear una “dirección municipal” para el partido en Madrid capital, alternativa a la liderada por José Manuel Franco en la Comunidad.

Desde Ferraz querían que existiera un nexo de unión entre las agrupaciones socialistas de toda la ciudad, al detectar que cada una “actuaba un poco por su cuenta” y que la dirección regional no alcanzaba para garantizar una interlocución que se antoja “imprescindible” para la llamada “unidad de acción” dentro del partido.

De hecho, la ejecutiva federal había aprobado ya una partida presupuestaria para poner en marcha esa nueva dirección a finales de este año, aprovechando también el proceso de renovación del PSOE-M, con el relevo previsto de José Manuel Franco tras su designación como diputado nacional en el Congreso.

El 26-M hace cambiar los planes

Esa hoja de ruta, sin embargo, se ha frenado bruscamente después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo, en las que no se logró -salvo sorpresa- el objetivo de llegar al Gobierno de la Comunidad de Madrid y, además, se perdió un concejal en el Ayuntamiento con respecto a los comicios de 2015.

Ante esta situación, afirman las fuentes consultadas, “el partido ha decidido esperar y lamerse las heridas”. Además, no se quiere tomar ninguna decisión precipitada en caliente.

Parece claro que ni Ángel Gabilondo ni Pepu Hernández volverán a ser candidatos dentro de cuatro años, y el partido “necesita rearmarse para ir formando liderazgos fuertes que luego vayan con garantías a las elecciones”.

La fórmula de ese rearme, sin embargo, no está clara: “El proyecto de crear una ejecutiva municipal es bueno, pero es cierto que supondría desarmar, en parte, a la ejecutiva regional, y no es lo más conveniente ahora mismo”. La decisión, por tanto, es esperar: “Hay que ver cómo va evolucionando todo en los próximos meses. Y en 2020, veremos cómo es la nueva estructura orgánica en Madrid”.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?