Política

El PSOE “de siempre” sustituye a Susana Díaz por García-Page como alternativa a Pedro Sánchez

Felipe González ha intensificado los contactos con el presidente de Castilla-La Mancha. El secretario general ha reaccionado aislándole

Susana Díaz y Emiliano García-Page.
photo_camera Susana Díaz y Emiliano García-Page.

Pedro Sánchez ha logrado ostentar un poder absoluto en el PSOE. Tras imponerse a Susana Díaz en las primarias de 2017, diseñó un Comité Federal a su medida, para evitar la oposición interna que le costó el cargo en 2016. Además, su llegada al Gobierno, las victorias electorales y el apoyo de los militantes le han convertido en un intocable dentro del partido.

Pese a ello, el secretario general aún tiene que escuchar críticas a su gestión y a sus decisiones, por parte de referentes históricos del partido.

El pacto con Pablo Iglesias para formar un gobierno de coalición ha sido cuestionado, tanto en público como en privado, por Felipe González, Joaquín Leguina, Nicolás Redondo, y un largo etcétera de personalidades. Incluso, se redactó y difundió un manifiesto contra ese acuerdo, que firmaron también otros importantes referentes del PSOE.

De la actual cúpula del partido, solo un cargo relevante ha dado un paso al frente y ha cargado abiertamente contra Pedro Sánchez y la coalición con Podemos: Emiliano García-Page. El presidente de Castilla-La Mancha afirmó, nada más conocerse la alianza, que “Podemos me quitó el sueño” y que el gobierno “no debe depender de los independentistas”.

Referente del PSOE “de siempre”

Esta oposición se ha mantenido a lo largo de las últimas semanas, y ha situado al dirigente autonómico como el líder de referencia para los defensores del llamado PSOE “de siempre”.

Dentro de este grupo se sitúan dirigentes históricos del partido, pero también cargos intermedios, y ex diputados, que acusan a Sánchez de haber traicionado los valores tradicionales del PSOE a cambio de aferrarse al poder.

Entre otras cosas, le echan en cara haber acabado con un sistema orgánico que ha funcionado durante décadas para dar un poder irreal a la militancia, que le permite “hacer lo que quiera”. Además, también rechazan frontalmente las negociaciones con ERC y la apuesta por formar un gobierno con alguien que “nos ha insultado”, como Pablo Iglesias.

González intensifica los contactos con él...

A día de hoy, parece imposible una ‘operación relevo’ en el PSOE, una maniobra para sustituir a Pedro Sánchez. No obstante, referentes del partido ya ven en Page la alternativa ideal para el secretario general.

Una de las tesis que se manejan es que, de salir adelante la investidura, el nuevo gobierno de Sánchez no podrá durar más de dos años, por estar sustentado en un socio tan poco fiable como Esquerra. Si en la convocatoria posterior de elecciones, Sánchez no mantuviese La Moncloa, “sería el momento” de impulsar la candidatura de Page.

El vídeo del día

Serrano (PP) critica la visita de Pedro Sánchez al Hospital de La Paz.

A la espera de posibles acontecimientos en esta dirección, dirigentes históricos del PSOE han decidido acercarse, desde ya, al presidente de Castilla-La Mancha. Quieren ayudar, y asesorarle, en todo lo que pueda necesitar de ellos.

Según las fuentes consultadas por Confidencial Digital, Felipe González ha intensificado los contactos con el barón regional. Hablan regularmente desde hace algún tiempo, aunque sus conversaciones se han multiplicado en las últimas semanas.

Dirigentes socialistas aseguran a este diario que el ex presidente del Gobierno empieza a comportarse con Page como en su día hizo con Susana Díaz: “Ahora ve en él la alternativa a Sánchez que veía en ella. Y, por ese motivo, le ha querido transmitir que cuenta con su apoyo para lo que necesite”.

… y Sánchez ha decidido aislarle

Esta nueva alianza entre González y Page no es algo que vaya a coger por sorpresa a Pedro Sánchez. Personas próximas al presidente afirman a ECD que tanto en Moncloa como en Ferraz son “plenamente conscientes” de la posición crítica del barón regional y de los “apoyos con los que cuenta”.

Pese a ello, el secretario general del PSOE no está preocupado. Considera que la de Page es la única voz crítica de un cargo de relevancia dentro del partido. Y que, además, el resto de líderes regionales que en su día le atacaron ahora han enterrado el hacha de guerra.

Se cita, en esta lista, a Susana Díaz, que “está de salida”, a Guillermo Fernández Díaz, quien ha demostrado “lealtad” a Sánchez, y a Javier Lambán, que “gobierna con quien gobierna y además sabe cuándo está en minoría a nivel orgánico”.

Así pues, “Page está solo en esta batalla”. Aunque, por si acaso, Sánchez ha decidido aislarle un poco más. A diferencia de lo que ha hecho con otros barones, a Page no le ha telefoneado para informarle del estado de las negociaciones con Podemos y Esquerra. Silencio total.

Un mutismo que ha sido confirmado por el propio presidente de Castilla-La Mancha en conversaciones con sus colaboradores más cercanos.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes