Política

El PSOE tiene un plan para fichar a Errejón en dos años

El primer paso es pactar la Comunidad de Madrid. Ferraz esperará a que se celebren las generales con el previsible declive de Podemos

Íñigo Errejón.
photo_cameraÍñigo Errejón.

Íñigo Errejón es, desde hace tiempo, objeto de deseo del PSOE, que busca incorporarlo a sus filas. Adriana Lastra le abrió las puertas de Ferraz la semana pasada, pero el interés en el ex diputado de Podemos viene de lejos. Ahora, su candidatura al margen del partido morado y sus discrepancias con Pablo Iglesias han reabierto esta opción, pero Pedro Sánchez no quiere correr.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes del Partido Socialista, el interés del partido en “fichar” a Íñigo Errejón viene de lejos. Concretamente, de hace tres años, cuando el entonces número dos de Podemos hizo “todo lo posible” por lograr que Pablo Iglesias aceptara sumarse al pacto PSOE-C´s y desalojar, de esa forma, a Rajoy de La Moncloa.

La negativa del secretario general a aceptar ese acuerdo dejó a Íñigo Errejón en una situación muy delicada dentro de Podemos. No le fue mejor a Pedro Sánchez, que tras perder el debate de investidura sufrió un duro revés en las urnas que precipitó su dimisión como secretario general en octubre de 2016.

Esa precipitada salida de Ferraz impidió a Sánchez abordar un acercamiento formal a Íñigo Errejón que ya se contemplaba en aquel momento. De hecho, en la gestora montada tras el Comité Federal del 1-O con Javier Fernández a la cabeza, se conocía el movimiento iniciado por el ex secretario general, pero se decidió no darle continuidad.

Los entonces dirigentes del PSOE afirmaban, al ser preguntados al respecto, que un fichaje así era “típico” de Pedro Sánchez, que ya había hecho lo mismo con Irene Lozano. No obstante, la hoja de ruta del partido en aquel momento era reivindicar “el PSOE de siempre” y, por tanto, consideraban que lo menos conveniente era incorporar a gente de fuera.

“Ahora vuelve a haber una oportunidad”

Tras las primarias de mayo de 2017, la gestora abandonó Ferraz y Pedro Sánchez volvió a tener el mando del PSOE. No obstante, el reelegido secretario general, que conformó una ejecutiva y un Comité Federal únicamente compuestos por personas de su máxima confianza, no vio oportuno abrir entonces el partido a otros políticos.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón acababan de sellar, apenas unos meses atrás, un acuerdo para pacificar Podemos, en el que se incluía la candidatura de Errejón a la Comunidad de Madrid. En ese contexto, “no se daban las circunstancias” para buscar un entendimiento con el joven diputado.

Las cosas, sin embargo, han cambiado mucho en apenas año y medio. Esa tregua entre dos de los fundadores de Podemos se ha desvanecido, después de que Errejón anunciara que se presenta a las autonómicas sin la marca del partido.

Esa circunstancia, unida a la caída en picado de la formación morada, ha provocado que en el PSOE hablen ya sin tapujos de una posible incorporación de Errejón: “Ahora vuelve a haber una oportunidad”, reconocen a ECD desde Ferraz.

Un fichaje a dos años vista

Las fuentes consultadas por este diario no se llevan a engaño. A día de hoy, y a pesar de que “sería lo deseable” –explican-, Errejón no va a aceptar ningún tipo de oferta para fichar por el PSOE: “Todos los votantes de Podemos se le echarían encima y él no va a poner en riesgo su candidatura a la Comunidad de Madrid”.

Así las cosas, desde Ferraz descartan una “oferta formal” a corto plazo. De hecho, Pedro Sánchez y su entorno consideran que la alianza entre el PSOE y el ex dirigente de Podemos debe “cocinarse a fuego lento”. En concreto, durante los próximos dos años.

En ese periodo, afirman, “la realidad de España va a ser otra” y Errejón “concluirá que la mejor decisión para él es entrar a formar parte del PSOE”.

El primer paso, en Madrid

El primer gran acuerdo entre los socialistas y Errejón, no obstante, llegará en apenas unos meses. El objetivo del PSOE es formar un gobierno de coalición con Más Madrid para echar al PP de la Comunidad. Un acuerdo que ya buscó el propio Errejón hace cuatro años antes de que Cifuentes fuera investida y que ahora Ferraz ve posible con el apoyo de Ciudadanos.

Los de Albert Rivera, afirman los socialistas, “siempre vetarán al Podemos de Pablo Iglesias, pero no a Íñigo Errejón”.

No obstante, si finalmente C´s “se suma a la extrema derecha” de PP y Vox, “nosotros formaremos un contrapeso de izquierdas con Errejón”, que servirá también para “fusionar a ambos proyectos”

El acuerdo, tras las generales

Si Madrid y las elecciones autonómicas serán “decisivas” para el fichaje de Errejón por parte del PSOE, las próximas elecciones generales se consideran “definitivas” para que el ex número dos de Podemos dé el paso para incorporarse a las filas socialistas.

Según explican los dirigentes del PSOE consultados, las encuestas que manejan en Ferraz apuntan a una “debacle” de Podemos, que podía quedarse en unos 30 escaños.

Entonces, afirman, “Errejón se dará cuenta de que siempre habrá un partido a la izquierda del PSOE, pero ese solo será una nueva versión de la Izquierda Unida de siempre”.

“Somos los únicos capaces de unir a la izquierda”

De esta forma, añaden, a Errejón solo le quedarán dos opciones: “O se pone al frente de un partido sin infraestructuras y dependiente de IU, o decide sumarse al PSOE para intentar unir, al fin, a toda la izquierda”.

Ese objetivo, afirman desde Ferraz, es “compartido” tanto por Sánchez como por Errejón, “y ahora le toca a Íñigo darse cuenta de que el PSOE es el único partido capaz de lograr ese gran acuerdo, como ha hecho en tantas ocasiones”.

El PSOE permitió los gobiernos del cambio de Madrid y Barcelona, con Manuela Carmena y Ada Colau, dos referentes de Errejón, al frente. En la Comunidad Valenciana, es el Compromís de Mónica Oltra el que permite a los socialistas gobernar.

Esos acuerdos, concluyen, demuestran que “el PSOE es la mejor plataforma para formar gobiernos progresistas y transversales, el objetivo que ha tenido siempre Errejón desde que está en política”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable