Política

El PSOE trabaja desde hace meses en la “muerte política” de Puigdemont

Convenció al PNV de que rompiera el pacto para las europeas con JxCAT para que así se presentara solo: “Si no consigue escaño será su final”

Quim Torra y Carles Puigdemont.
photo_cameraQuim Torra y Carles Puigdemont.

Carles Puigdemont podrá, finalmente, presentarse a las elecciones europeas liderando la candidatura de JxCAT, después de que la Justicia levantara el veto impuesto por la Junta Electoral Central. No obstante, el ex president tendrá difícil obtener escaño, al romper el PNV la coalición pactada con la antigua Convergència.

Los nacionalistas vascos y los separatistas catalanes llevaban, desde principios de año, negociando una nueva coalición electoral para las europeas, repitiendo el pacto que ambas formaciones llevan protagonizando desde 2004.

El acuerdo estaba bastante avanzado en febrero. No obstante, la irrupción de Puigdemont, y sus exigencias de ser el cabeza de lista de esa candidatura, dieron al traste con el acuerdo.

Fue a mediados de marzo cuando el PNV oficializó su ruptura con JxCAT. Andoni Ortuzar, presidente de la formación jetzale, trasladó a David Bonvehí, su homólogo en la antigua Convergència, para trasladarle la decisión del partido.

El PNV escuchó al PSOE

Para entonces, los independentistas catalanes ya habían forzado la convocatoria de elecciones generales anticipadas, tras su veto a los Presupuestos, y Puigdemont era el candidato “in pectore”. El PNV entendió que su hoja de ruta no coincidía con la del PDeCAT, aunque en su decisión también estuvo presente el criterio del PSOE.

Según las fuentes consultadas por Confidencial Digital, los socialistas trasladaron a los nacionalistas vascos que, de cara a la próxima legislatura, el Gobierno de Sánchez quería considerar al PNV como un socio preferente. No obstante, eso sería más complicado con una coalición en Europa que defendiera la autodeterminación del País Vasco y Cataluña.

El Gobierno Vasco -con representantes del PSE-, no tiene en su plan de legislatura exigir esa autodeterminación. Por tanto, sus planes chocaban con los de Puigdemont, a pesar de que el PNV sí habla, en su programa para las europeas, de la celebración de referendos.

Además, los representantes socialistas del Ejecutivo autonómico también trasladaron al lehendakari Urkullu, y a Ortuzar, la inconveniencia de pactar con JxCAT.

“Es bueno que sea candidato”

Desde el PSOE reconocen a ECD que el hecho de que el PNV no vaya en coalición con los independentistas catalanes, y que Puigemont finalmente pueda ser candidato, es “positivo”, ya que “es casi imposible que saque escaño”, lo que “supondría un duro golpe para JxCAT y el procés”.

Los socialistas, con las encuestas en la mano, advierten de que Puigdemont tiene muy pocas opciones de ser eurodiputado. Por eso, creen que es positiva su candidatura: “Si se presenta y no consigue nada, su ridículo será ya internacional. Y su propia vida política estará ya acabada. En el fondo, es una gran oportunidad”.

Por todo ello, ni en Ferraz ni en Moncloa entienden la “obsesión” del PP de evitar su candidatura, ahora con el anuncio de un recurso ante el Tribunal Constitucional: “Al final Puigdemont podrá ir a las elecciones y en el Partido Popular le están haciendo la campaña gratis”.

Las fuentes consultadas alertan que la estrategia del PP “convierte a Puigdemont en víctima”, y eso puede beneficiar al ex president de cara a la campaña. Por eso, piden a Casado que frene la ofensiva judicial contra su candidatura: “Es mejor que se la pegue en las urnas a que pueda seguir con su discurso victimista”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable