Política

El PSOE ve más cerca un pacto con C’s: ya sabe que Arrimadas y Garicano serán los encargados de negociar

A Moncloa ha llegado la información de que han sido designados por Albert Rivera para explorar acuerdos post-electorales y que son proclives a un entendimiento

Pedro Sánchez y Albert Rivera.
photo_cameraPedro Sánchez y Albert Rivera.

A apenas 6 días para las elecciones generales, el PSOE está convencido de una victoria en las urnas, pero aún mantiene las dudas sobre si el resultado obtenido será suficiente para mantener el Gobierno. En Ferraz se da por hecho que si las “tres derechas” no suman, Sánchez mantendrá La Moncloa. Pero, de darse ese escenario, no descartan ningún tipo de pacto.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos socialistas, en la ejecutiva del partido se apuesta por mantener abierta la opción de pactar, y de gobernar, con Ciudadanos. Todo ello pese a las constantes declaraciones de Albert Rivera y otros dirigentes de C´s, que insisten en su apuesta de “echar a Sánchez” del Gobierno.

Ese discurso, afirman las fuentes consultadas, forma parte de la estrategia de campaña de la formación naranja, pero “se les vendrá abajo si se confirman los resultados que les dan las encuestas y no existe la oportunidad de reeditar el pacto de Andalucía”.

En esas circunstancias, “a Ciudadanos solo le quedará retractarse” y el PSOE, al menos así lo piensan desde Ferraz, puede tener la oportunidad de “tender puentes” con el partido de Rivera: “Aquí parece que o se gobierna con los independentistas o con la extrema derecha. Pero puede haber otros caminos que podemos explorar”.

El equipo negociador de Rivera

En el Partido Socialista, de hecho, están abiertos a un pacto con Ciudadanos porque altos cargos del partido tienen datos que apuntan a que Albert Rivera ya está preparando un equipo negociador para pactar un gobierno después de las elecciones.

Las fuentes consultadas afirman que, si con las actuales encuestas en la mano, en las que parece descartarse una mayoría de las “tres derechas”, Rivera prepara un equipo negociador, “eso quiere decir que, o no se cree ningún sondeo, o que está dispuesto a sentarse a hablar con nosotros”.

Por tanto, añaden, “nosotros también tenemos que estar abiertos a un posible pacto con Ciudadanos después de las elecciones”.

Arrimadas y Garicano pueden ser claves

Los dirigentes socialistas contactados por ECD añaden, además, que en Ferraz manejan una información que, de confirmarse, multiplicaría las opciones de un entendimiento con Ciudadanos: “A la ejecutiva ha llegado el aviso de que Rivera incluirá, en su grupo de negociadores, a Inés Arrimadas y Luis Garicano. Y eso nos puede venir muy bien”.

En el PSOE son conscientes de que tanto la líder regional de Ciudadanos en Cataluña, como el candidato naranja a las elecciones europeas son de la absoluta confianza de Rivera. Y ambos, además, han manifestado en privado, y en numerosas ocasiones, que “puede haber entendimiento” con el Partido Socialista.

Inés Arrimadas, afirman desde Ferraz, guarda una excelente relación con Miquel Iceta, “con el que habló, y mucho, en las semanas previas a la aplicación del 155 en Cataluña”. La postura del PSOE ante el desafío independentista de octubre de 2017 también gustó a la líder autonómica, que “siempre ha defendido que se puede pactar con nosotros”.

Luis Garicano, por su parte, “lleva semanas reuniéndose con empresarios que apuestan por un pacto PSOE-Ciudadanos tras las elecciones”. Una solicitud que él mismo “ha transmitido a Albert Rivera”, según la información que maneja el PSOE.

En la sede de Ferraz, de hecho, se comenta que tanto Arrimadas como Garicano “estaban en contra” de la resolución de Ciudadanos del pasado 19 de febrero, en la que se aprobó no pactar con el PSOE: “Expresaron sus reticencias durante la reunión de la ejecutiva, aunque al final votaron a favor para que hubiese unanimidad”.

“Muy difícil” si suman las tres derechas

La negociación con Albert Rivera, en todo caso, queda supeditada a que “den los números”, ya que en el PSOE creen que será “muy difícil, por no decir imposible”, llegar a un acuerdo con Ciudadanos si las tres derechas suman mayoría absoluta tras las elecciones: “En ese caso, dará igual lo que ofrezcamos o lo que puedan decir Arrimadas y Garicano”.

En todo caso, avisan las fuentes consultadas, el PSOE no se cierra ninguna puerta para intentar formar Gobierno: “Hablaremos tanto con Ciudadanos como con los partidos de la moción de censura para exponer nuestro programa de gobierno y buscar los apoyos a la investidura”.

Pedro Sánchez y su gabinete, por tanto, no verían “ningún problema” en pactar con Podemos y lograr la investidura con los mismos votos que echaron a Rajoy. No obstante, en Moncloa han asumido, como se contó en estas páginas, que con Junts per Catalunya no pueden contar, ya que pondrán condiciones irrealizables como la independencia.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes