Política

Informe de los abogados del partido

Otra puerta que se le cierra a Puigdemont: no podrá ser eurodiputado

El PDeCAT le ha transmitido que en el mismo momento en que se le abra juicio oral por el procés quedará inhabilitado para cargo público

Carles Puigdemont.
photo_cameraCarles Puigdemont.

Una investidura simbólica desde Bruselas y convertirse en eurodiputado en 2019. Esta es la salida que el PDeCAT trabajaba para Puigdemont hace apenas unas semanas, con el objetivo de que el ex president diera un paso atrás y así poder buscar un candidato alternativo a la Generalitat. Los abogados del partido, sin embargo, han desbaratado ese plan.

 El pasado 24 de enero, El Confidencial Digital avanzó en exclusiva la hoja de ruta de la antigua Convergència para convencer a Puigdemont de renunciar a la investidura. Después de testar que el ex president no tenía intención alguna de regresar a España, el partido empezó a estudiar cómo convertirle en eurodiputado en 2019 a cambio de ceder el testigo a otro candidato.

Desde la ejecutiva del PDeCAT aseguraban entonces que ese nuevo escenario solo dependía del ex dirigente autonómico y de la decisión que él mismo tomara. De hecho, añadían que el único riesgo para Puigdemont serían los plenos en Estrasburgo, ya que las autoridades francesas ya han advertido que le detendrían para devolverlo a España.

La situación, sin embargo, ha dado ahora un giro de 180 grados, y no precisamente por un veto de Puigdemont a ese intercambio de roles. El ex president, que tampoco veía con malos ojos convertirse en eurodiputado, ha visto cómo también se le ha cerrado esa puerta a causa del juicio que tiene pendiente en el Tribunal Supremo.

Inhabilitación cuando empiece el juicio oral

Según ha podido confirmar este digital, los abogados del PDeCAT ya han advertido que regrese o no Puigdemont, y se reactive o no la orden europea de detención, el autoproclamado “president en el exilio” no podrá presentarse a las elecciones europeas de 2019 porque para entonces “ya llevará tiempo inhabilitado”.

En este sentido, las fuentes consultadas por ECD explican que, en el mismo momento en que se abra juicio oral contra él, y pese a que no haya sentencia, “el juez puede inhabilitarle provisionalmente”, ya que la Ley de Enjuiciamiento Criminal permite la suspensión del cargo público para acusados de delitos de rebelión, como es el caso.

Los juristas manejan varios escenarios diferentes, que podrían cambiar la fecha de inicio del juicio oral: “Puede ser en abril con Puigdemont en Bruselas, o ya a la vuelta del verano si se reactiva la orden europea de detención”. En todo caso, apuntan, “quedará inhabilitado en el momento que el juez le llame a declarar, acuda o no”.

Además, concluyen, “si continúa prófugo y no se activa la euroorden, de le juzga igual, pero como un imputado declarado en rebeldía”.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo