Política

Pulso entre ‘echeniques’ y ‘garzones’ para entrar en el Gobierno

Cargos de Podemos presionan a Pablo Iglesias para que introduzca más nombres de la formación morada. Alberto Garzón ve peligrar su puesto en el Consejo de Ministros

Alberto Garzón y Pablo Iglesias.
photo_cameraAlberto Garzón y Pablo Iglesias.

PSOE y Podemos guardan absoluto silencio sobre las negociaciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para la formación de Gobierno. No obstante, ambos coinciden en señalar que “la estructura está casi cerrada”. Pese a ello, existe mucho debate en varios puestos y, dentro de los partidos, también se están produciendo disputas por las cuotas de representación.

Así lo confirman al Confidencial Digital cargos relevantes de Unidas Podemos, que reconocen “cambios” con respecto al esquema inicial que se planteó la coalición para formar un gobierno con el PSOE.

Una vez anunciado el preacuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, desde Podemos empezaron a filtrar su “lista de deseos” para el futuro Consejo de Ministros. Una de las exigencias era que Carmen Calvo no fuese vicepresidenta, y la otra tenía que ver con la entrada de representantes de UP.

Se habló, entonces, de Irene Montero, Alberto Garzón, Yolanda Díaz, Julio Rodríguez, Juame Asens, e incluso de Juan López de Uralde, como los nombres propuestos por Pablo Iglesias a Sánchez.

El “frenazo” de Moncloa

La reacción de Moncloa a esas filtraciones no se hizo esperar. Desde el gabinete de Pedro Sánchez se informó a los medios que la oferta del presidente en funciones a Pablo Iglesias era la de formar un gobierno con tres vicepresidencias -Calvo, Calviño, y el propio líder de Podemos- y con tres representantes de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros, además de Iglesias.

Desde Izquierda Unida confirman a ECD que también Alberto Garzón confirmó a su círculo de confianza que las peticiones filtradas por Podemos eran solo eso: peticiones. Afirmó que “nada estaba cerrado” y que habría que “pelear” por que IU tuviese una cuota de representación importante dentro del Ejecutivo.

Iglesias, por su parte, y teniendo en cuenta las limitaciones puestas por Moncloa y Sánchez, señaló a Irene Montero y Yolanda Díaz como las futuras ministras con las que también podía negociar el PSOE. Alberto Garzón, por su parte, también ha estado informado de esas conversaciones.

Las presiones internas en Podemos...

La elección de interlocutores con el Gobierno realizada por Pablo Iglesias no ha pasado desapercibida en Podemos, donde altos cargos del partido llevan varios días pidiendo más representación de la formación morada en el Consejo de Ministros.

Dirigentes de Podemos han afirmado, tanto en público como en privado, que la introducción de ministros procedentes de Unidas Podemos debe ser proporcional al número de diputados de Podemos, y de IU, en el Congreso.

Estos cargos defienden que no es lógico que los dos partidos tengan el mismo número de integrantes en el Ejecutivo, ya que Podemos tiene mucha mayor presencia en el Grupo Parlamentario. Así, proponen que, además de Pablo Iglesias e Irene Montero, entren al Consejo de Ministros más representantes de la formación morada.

El favorito, dentro del partido, para convertirse también es ministro es Pablo Echenique. De hecho, en las últimas horas su nombre ha empezado a sonar con fuerza en las quinielas sobre el futuro Gobierno. Tampoco se descartan otros nombres, como el de Ione Belarra o López de Uralde, aunque dentro de Podemos les otorgan menos opciones.

… y la “revancha” contra Garzón

Iglesias, explican las fuentes consultadas, “ha apretado” a Sánchez para lograr cuatro ministerios para Unidas Podemos, aparte de la vicepresidencia. De esta forma, entrarían en el Gobierno él mismo, Irene Montero y Echenique u otro cargo de Podemos, y Yolanda Díaz y Alberto Garzón representando a IU.

Moncloa, sin embargo, parece no moverse de su propuesta inicial de una vicepresidencia y tres ministerios para Unidas Podemos, lo que obligaría a elegir a Iglesias entre Alberto Garzón o introducir a otro dirigente de Podemos, ya que la presencia de Irene Montero y Yolanda Díaz en el Consejo de Ministros se da por hecha.

En esa tesitura, afirman tanto desde Podemos como desde IU, Iglesias se inclina por premiar a Echenique, o a otro cargo de su confianza, en detrimento de un Alberto Garzón que se quedaría fuera del Gobierno.

Dirigentes de Izquierda Unida, de hecho, afirman que incluso con un cuarto ministerio para Unidas Podemos, además de la vicepresidencia para Iglesias, éste “también priorizaría a alguien suyo por encima de Alberto”. Una sospecha, añaden, que empieza a extenderse en todo el partido.

Dentro de la formación interpretan ese veto a Garzón, por parte de Iglesias, como una “revancha” del líder de Podemos por lo que ocurrió el pasado mes de julio.

Entonces, el líder de IU, que negoció por su cuenta con María Jesús Montero, llegó a recibir la oferta de ser ministro de Vivienda si convencía a Iglesias de apoyar la investidura. Al enterarse de esos movimientos, Iglesias “montó en cólera”.

Ahora, afirman desde Izquierda Unida, “se la puede estar devolviendo a Garzón”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes