Política

La decisión del rey: propone a Sánchez como candidato a una investidura aún sin garantías

El líder del PSOE ha aceptado el encargo de Felipe VI para intentar ser reelegido presidente, en un pleno todavía sin fecha a la espera de ERC

Felipe VI saluda a Pedro Sánchez en el Palacio de la Zarzuela.
photo_cameraFelipe VI saluda a Pedro Sánchez en el Palacio de la Zarzuela.

El rey, tras escuchar a 18 representantes de partidos políticos, ha decidido proponer a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno. Una propuesta todavía sin garantías de salir adelante, toda vez que el líder socialista se ha presentado en el Palacio de la Zarzuela sin los apoyos confirmados para poder superar una investidura.

Así lo ha anunciado la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, quien ha manifestado que "Sánchez es el único candidato con posibilidad de sumar para que salga adelante la candidatura, y en ese sentido ha hecho el rey su propuesta".

El líder socialista ha aceptado el encargo de Felipe VI en una comparecencia posterior desde La Moncloa. Además, Sánchez ha anunciado que a partir del lunes se reunirá con Casado y Arrimadas y que la portavoz del PSOE, Adriana Lastra se va a ver con el resto de los partidos políticos para intentar lograr el apoyo del máximo de grupos posibles.

Pese a que la candidatura de Pedro Sánchez parece la única viable a día de hoy, se trata de una designación en el vacío, pues no cuenta todavía con los apoyos garantizados que aseguren que no habrá una investidura fallida.

Para que comiencen los trámites para fijar la fecha de la investidura, Batet debe ahora ponerse en contacto con Sánchez para saber cuándo el candidato socialista considera que tiene los apoyos necesarios para salir elegido, ya que el Gobierno en funciones anunció que el líder del PSOE no se presentará a una investidura fallida como hizo el pasado mes de julio.

En esa ocasión, Pedro Sánchez decidió presentarse, aunque sabía que no tenía los apoyos, con el único objetivo de que se pusieran en marcha los plazos constitucionales para que se pudieran celebrar nuevas elecciones.

Sin embargo, tras los comicios del 10 de noviembre, Sánchez se apresuró a cerrar un acuerdo con Unidas Podemos para formar el primer Gobierno de coalición en España desde la Segunda República. Tras pactar con Pablo Iglesias, ahora los socialistas se centran en lograr la abstención de ERC para sacar la investidura.

La fórmula que ha elegido el presidente en funciones es una coalición con Unidas Podemos apoyada por el PNV, Más País y varios grupos minoritarios y con la abstención de ERC.

PSOE y ERC están ya ultimando estos días el punto central de la negociación, esto es, el “instrumento para encauzar el conflicto político sobre el futuro de Cataluña”,

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?