Política

Gran eco en todo el país

La rocambolesca historia del bloque de hormigón lanzado al mar por Gibraltar y ‘pescado’ por buzos españoles

Salvamento Marítimo intentó recuperarlo en tres ocasiones, Denaes acudió al juzgado para denunciarlo y el magistrado de San Roque respondió que no podían demostrar que el pedrusco fuera suyo

El bloque de hormigón reflotado por la Fundación Denaes.
photo_cameraEl bloque de hormigón reflotado por la Fundación Denaes.

La Fundación de Defensa de la Nación Española (Denaes), que preside el también líder de Vox Santiago Abascal, no ha podido retener en su poder el bloque de hormigón que rescató del fondo del mar de la Bahía de Algeciras el lunes por la mañana. Pero sí ha conseguido lo que buscaba: que su acto reivindicativo se conozca en todos los rincones del país.

Todo empezó el viernes por la noche. Buzos de Denaes, acompañados de pescadores de La Línea de la Concepción, consiguieron trasladar uno de los bloques de hormigón que el Gobierno de Gibraltar lanzó al mar el verano pasado hasta San Roque. El domingo por la noche, pese a las presiones de las barcazas gibraltareñas, el pedrusco llegó a su destino.

El lunes por la mañana iba a empezar la operación de reflote en la dársena de Campamento para meterlo en un camión y llevárselo de allí. Pero la Guardia Civil lo impidió. “Lo que no pudieron es llevárselo en ese momento. Pero hasta en tres ocasiones Salvamento Marítimo intentó quitárnoslo”, aseguran fuentes de Denaes.

Aunque algunos guardias civiles aplaudían la operación, cuando consultaron a sus superiores se vieron obligados a retener a los miembros de Denaes. Tras el forcejeo, los globos que sostenían el bloque se pincharon y cayó al fondo del mar. “En ese momento nosotros dimos parte al juzgado de San Roque para poner en su conocimiento que nos estaban intentado quitar el hormigón”, asegura Javier Ortega, abogado de la Fundación.

Sin pruebas

¿Qué hizo el juez de San Roque? Contestó a ese escrito asegurando que Denaes no podía reclamar el bloque de hormigón ni denunciar su robo. “Nos dijo que no habíamos demostrado que el bloque fuera nuestro, así que no podíamos reclamarlo. Ni tampoco podíamos denunciar que nos lo estaban robando porque no teníamos pruebas de ello”, explica Ortega.

“Nosotros pensamos que hemos recogido una basura del fondo del mar. Es como si quitamos una batería de un coche del agua. Pues la cogemos y podemos llevárnosla. Queríamos llevarnos el bloque y mostrarlo para que todo el mundo viera el daño que hacen a nuestros pescadores por los pinchos que tienen”, asegura.

El Gobierno español, en cambio, ha defendido su postura de retener el pedrusco contra lo que llama un “desplazamiento incontrolado” de un bloque de hormigón. En opinión del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, lo que se ha hecho ha sido retener el bloque de hormigón para evitar cualquier incidente, ya que suponía un “riesgo para la navegación”.

También el alcalde de Algeciras, el popular José Ignacio Landaluce, criticó la actuación de Denaes y la calificó de “bravuconada”. “Bravuconada es lo que hizo el gobierno de Fabián Picardo lanzando 70 bloques de hormigón al mar sin que España hiciera nada”, responden en Denaes. El gobierno de Picardo ha calificado el acto de “robo”.

Ahora, el bloque de hormigón está en el fondo del mar en San Roque, a la espera de que las autoridades decidan qué hacer con él. Ni el Ministerio del Interior ni el de Fomento, de quién depende Salvamento Marítimo, han contestado a las llamadas de este confidencial.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?