Política

Sánchez no compartió con Iglesias la salida de don Juan Carlos porque estaba seguro de que lo filtrarían

El presidente no se fía de los miembros de Podemos: lo habrían contado inmediatamente, al igual que desvelan las deliberaciones del Consejo de Ministros

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Consejo de Ministros del estado de alarma.
photo_cameraPablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Consejo de Ministros del estado de alarma.

Los ministros de Podemos se quejaron duramente la semana pasada de que no estaban al tanto de que Moncloa estuviera negociando la salida de don Juan Carlos ni el momento en que se comunicaría a la opinión pública. Pedro Sánchez se calló sus conversaciones con Zarzuela para evitar una filtración del partido de Pablo Iglesias.

Sánchez aseguró hace unos días que no comunicó al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ni al resto de miembros de Unidas Podemos en su Ejecutivo el contenido de su acuerdo con Felipe VI, sobre el traslado fuera de España de Juan Carlos I, porque los “asuntos de los despachos” entre el rey como jefe del Estado y él como presidente del Gobierno son “discretos” y “confidenciales”, y “en ese ámbito quedan”.

Sin embargo, su vicepresidenta primera, Carmen Calvo, no sólo ha estado permanentemente informada de esos “asuntos de los despachos” entre Felipe VI y Pedro Sánchez –supuestamente “discretos” y “confidenciales”–, sino que ha sido protagonista de algunos de ellos, junto al jefe de Gabinete de Presidencia, Iván Redondo.

Pedro Sánchez no se fió de Podemos

En realidad, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas a La Moncloa, Sánchez decidió no compartir la salida del rey Juan Carlos, ni incluso con su vicepresidente segundo, porque no se fiaba de los miembros de Podemos.

Está convencido de que lo habrían contado inmediatamente, al igual que desvelan las deliberaciones del Consejo de Ministros.

Considera que si Podemos lo hubiera sabido, habría expresado su discrepancia, lo que inevitablemente hubiera trascendido a los medios de comunicación, como ha ocurrido en otras ocasiones cuando se ha producido un choque entre los dos socios del Gobierno de coalición.

“Y es un asunto demasiado delicado como para filtrarlo por una rabieta antes de que la Casa del Rey emitiese su comunicado”, justifican en la Ejecutiva socialista la decisión del presidente.

Quejas por las indiscreciones de Podemos

En el PSOE se quejan de las indiscreciones de Podemos en algunos asuntos que afectan precisamente a la Jefatura del Estado. Recuerdan que en enero, durante la formación del nuevo Gobierno, Sánchez había decidido ser respetuoso con Felipe VI y se había propuesto que fuera el primero en conocer la lista con los nombres de sus ministros.  

Moncloa buscaba recomponer la relación con Zarzuela en el arranque de la nueva legislatura. “Nosotros no somos Podemos”, respondían entonces muy molestos en el equipo del presidente ante las indiscreciones del partido de Pablo Iglesias anunciando sus nombramientos. Una actitud que llevó a Sánchez a retrasar varios días la formación de Gobierno.

Hay que recordar que, tras la moción de censura en junio de 2018, Pedro Sánchez se tomó seis días para dar a conocer la composición de su Gobierno.

En aquel momento, en cambio, la mayoría de los nombres de los ministros fueron filtrados a la prensa por distintas fuentes socialistas. Por lo tanto, la lista ya se encontraba publicada en los medios cuando el presidente acudió a presentársela a Felipe VI en La Zarzuela.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?