Política

Sánchez estrenó en Quintos de Mora su ‘Gobierno Greta’: ni helicóptero, ni coches diésel

Moncloa dictó las restricciones en el transporte de los ministros: “Si somos un Ejecutivo ecológico, tenemos que demostrarlo”

Los miembros del Gobierno, en Quintos de Mora.
photo_cameraLos miembros del Gobierno, en Quintos de Mora.

Pedro Sánchez se quedó sin foto junto a la activista Greta Thunberg en el Foro de Davos tras intentarlo también sin éxito en la Cumbre del Clima en Madrid. Pero Moncloa no se resigna a imitar los gestos de la líder mundial de la defensa medioambiental para amplificar sus medidas ecológicas. Así lo ha querido visibilizar en Quintos de Mora.

El vídeo del día

Atascos en la entrada a Madrid por la A-6 tras la colisión de dos camiones.

La creación de una Vicepresidencia para la Transición Ecológica es una muestra inequívoca del compromiso del presidente por colocar esta materia entre las prioridades del nuevo Gobierno. 

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la organización de la ‘escapada’ del Ejecutivo a Quintos de Mora, Moncloa tuvo en cuenta que esa apuesta ecológica requiere también de algunos gestos por parte del Gobierno y siguió las recomendaciones de un protocolo anti-contaminación que cumplieron los ministros.

Sin helicóptero a Quintos de Mora

Presidencia fletó un autobús que recogió en el Palacio de La Moncloa a 20 de los 22 miembros del Gobierno a primera hora del pasado sábado. Por motivos de seguridad, Pedro Sánchez cubrió los 160 kilómetros que separan Madrid de la finca de Quintos de Mora en su coche oficial

Fuentes del Gobierno explican a ECD que una de las recomendaciones que Presidencia recibió de uno de los departamentos medioambientales del Ejecutivo es que Sánchez debía prescindir esta vez del helicóptero para viajar a Quintos de Mora. 

“Si somos un Gobierno Greta, tenemos que demostrarlo”, se le reclamó al equipo del presidente a la hora de elegir el medio de transporte que utilizaría para su desplazamiento.

Pedro Sánchez ha recurrido habitualmente al helicóptero para trasladarse a la finca, al igual que hicieran los ex presidentes José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero en sus anteriores visitas al recinto. Mariano Rajoy viajó siempre en coche desde Moncloa hasta Quintos de Mora por su aversión al helicóptero.

Por eso Pedro Sánchez se desplazó a Quintos de Mora evitando, por primera vez, la contradicción que supone, a juicio de los grupos ecologistas, utilizar un medio de transporte asociado a fuertes emisiones de gases de efecto invernadero.

Algo que la activista Greta Thunberg combate vehementemente. “Sánchez estrenó así el Gobierno Greta”, destacan en algunos sectores del Ejecutivo.

“No era esta vez tanto por el gasto –el coste de ir y volver desde Madrid en helicóptero asciende a 13.000 euros en un solo día- sino por lanzar también el mensaje de que el propio presidente del Gobierno evita desplazarse de una forma altamente contaminante”, remarcan a ECD desde una de las vicepresidencias del Ejecutivo.

Pedro Sánchez llegó también a invitar a Greta hace algunos meses a visitar La Moncloa, pero la joven rechazó precisamente el ofrecimiento invocando su negativa a volar.

Sánchez ya prescindió del Falcon

Hay que recordar que los escándalos de Sánchez con el uso de los aviones oficiales ya llevaron a Moncloa a tomar precauciones el pasado verano con los desplazamientos del presidente en el Falcon de la Fuerza Aérea Española. 

La orden fue prescindir de este medio de transporte mientras España se encontraba sin Gobierno, salvo una emergencia que requiriese un traslado rápido y seguro.

Una consigna que se enmarcaba entonces en la estrategia diseñada por Moncloa para evitar un desgaste de la imagen del presidente durante unos días de descanso en Doñana el pasado mes de agosto.

Sólo un cuarto de los ministros en coche

Por si esto fuera poco, las fuentes conocedoras del dispositivo explican que otra de las restricciones en el transporte de los ministros que estableció Moncloa, siguiendo las recomendaciones de uno de los departamentos medioambientales del Gobierno, fue la limitación del uso de coches oficiales.

En la escapada de Sánchez a Quintos de Mora con su primer Gobierno, en el verano de 2018, el presidente aterrizó en el helipuerto que se sitúa en las instalaciones de la finca, mientras que los ministros fueron llegando, uno por uno, en coches oficiales. El trayecto por carretera desde Moncloa al lugar de la reunión se completa en menos de dos horas.

“No es solo que la imagen de una fila interminable de coches accediendo a la finca resulte ostentosa para un encuentro informal, sino es que la mayoría de la flota de vehículos de los ministros es todavía diésel, uno de los combustibles que hemos anunciado que tiene los días contados”, se destacó la semana pasada a La Moncloa.

Atendiendo a esta recomendación, según las fuentes consultadas por Confidencial Digital, Moncloa estableció que, como máximo, un cuarto de los ministros utilizara el coche oficial para viajar a Quintos de Mora. El resto debería realizar el trayecto en autobús. 

Además del presidente, también recurrieron al coche oficial a la ida la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la de Igualdad, Irene Montero. A última hora de la tarde, regresaron a Madrid en este medio de transporte la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón. Por lo tanto, lo utilizaron 5 de los 23 miembros del Consejo de Ministros, sin alcanzarse la cuota de un cuarto establecida por Moncloa.

Predominan en la flota los coches diésel

El presidente Sánchez tiene a su disposición tres coches, todos Audi A8, blindados y de gasolina. Sus años de matriculación son 2005, 2007 y 2017: este último, el más moderno, sustituyó en su día a un Lancia Thesis blindado.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, utiliza dos Audi A6 blindados de 2003 y 2007, uno gasolina y otro diésel. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, usa un Ford Mondeo de gasolina.

El resto de los ministros del Gobierno tiene asignados dos coches para sus desplazamientos: un Peugeot 607 blindado de gasolina y un Ford Mondeo híbrido. La mayor parte de los Peugeot fueron matriculados en 2001, aunque hay dos unidades de 2003, una de 2004 y otras dos de 2006.

La excepción la representa el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que no utiliza ningún coche oficial del Parque Móvil del Estado para su transporte. Es su propio departamento el que le suministra los vehículos por motivos de seguridad.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?