Política

Por qué Sánchez ha paralizado España: le advirtieron de que el número de contagios seguirá subiendo hasta mayo

El sábado recibió el aviso de que el récord de nuevos casos diarios en Italia había sido de 4.821 positivos y que aquí ya era del doble: 8.578

Pedro Sánchez rueda de prensa 13 de marzo de 2020
photo_cameraPedro Sánchez rueda de prensa 13 de marzo de 2020

Pedro Sánchez decidió este fin de semana paralizar la actividad económica del país. El presidente recibió el pasado sábado la advertencia del comité técnico que gestiona la crisis del coronavirus de un aumento “constante y diario” del número de contagios hasta principios del mes de mayo. Una alerta que Moncloa ha preferido no desvelar.

Hasta entonces, Sánchez había intentado esquivar la paralización de la actividad económica no esencial, pese a las crecientes peticiones de la oposición y de sus aliados de investidura, por el impacto económico que supone. De hecho, los empresarios han acogido las medidas con duras críticas al Gobierno.

El confinamiento generalizado de la población se produjo después de que España hubiera superado el sábado los 72.000 contagiados y los 5.690 fallecidos por la pandemia.  

Los socios de Gobierno de Sánchez, incluido Pablo Iglesias y el resto de ministros de Podemos, intensificaron las presiones para que se adoptaran medidas más drásticas. Pese a ello, el presidente rechazaba cualquier escenario que contemplara endurecer aún más la restricción de movimientos.

Los casos crecen más rápido que en Italia

Sin embargo, Pedro Sánchez cambió de estrategia en apenas unas horas tras ser alertado por las autoridades sanitarias de que la cifra de fallecidos se había disparado en las 48 horas anteriores, según revelan a Confidencial Digital fuentes con acceso a las reuniones en Moncloa del comité técnico de gestión de la crisis del Covid-19.

Por si esto fuera poco, el presidente recibió la advertencia de que los casos en España habían comenzado a crecer a un ritmo superior al de Italia, teniendo en cuenta que el país transalpino tiene 60 millones de habitantes, por los 47 millones de nuestro país.

Las trayectorias siguen paralelas pero España empezaba a registrar incrementos superiores. Así, el pasado sábado los fallecidos alcanzaban los 4.825 en Italia mientras que en España fueron de 5.690.

Y lo mismo ocurre con los contagios nuevos: el récord de nuevos casos en 24 horas en Italia es de 4.821 nuevos positivos (el 21 de marzo); y en España fue de 8.578 contagios (el 26 de marzo), casi el doble.

Un descenso más lento de lo previsto

El Ejecutivo ha destacado en las últimas horas que el ritmo al que crecen los casos confirmados se ha venido reduciendo desde el pasado miércoles.

Las cifras de contagio en España han alcanzado los 85.195, lo que supone un aumento diario del 8,1%. Este porcentaje continúa la tendencia a la baja desde hace cinco días, registrando este lunes una caída del 13 al 9%.

“Hay que tomar los datos con cautela, pero este cambio de tendencia es lo que esperábamos con estas medidas de distanciamiento social tan importante que se han tomado en España”, ha señalado María José Sierra, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, que ha comparecido este lunes en sustitución de Fernando Simón que ha dado positivo en coronavirus.

Un aumento diario de contagios hasta mayo

Pese a ello, fuentes de la autoridad competente designada para liderar la lucha contra la pandemia reconocen a ECD que ese descenso se está produciendo más despacio de lo que el Gobierno preveía con el confinamiento de buena parte de la población desde hace quince días, y teniendo en cuenta también desde la semana pasada los datos de Italia.

Sánchez tomó conciencia de que había que endurecer las medidas cuando recibió el aviso de las autoridades sanitarias de que, con el nivel de movilidad de las últimas dos semanas, el número de contagios no iba a dejar de crecer hasta principios del mes de mayo, a razón incluso de “unos 2.000-3.000 casos diarios de media”.

Rebajar la movilidad todo el estado de alarma

Así las cosas, el comité técnico de gestión de la crisis aconsejó al presidente rebajar durante las dos próximas semanas la movilidad a los niveles que ya se registran los fines de semana, pero que aumentan los días laborables.

Concluyeron que era necesaria “una reducción extrema” de la actividad económica no esencial hasta que acabe prácticamente el actual plazo del estado de alarma, el 11 de abril, lo que llevaría a “salvar varios miles de vidas”, transmitieron con toda claridad los expertos a Sánchez.

Adelantar la Semana Santa para reducir los contagios

Según las fuentes con acceso a La Moncloa consultadas por ECD, Pedro Sánchez tomó entonces la decisión de paralizar todas las actividades económicas no esenciales para frenar el avance del coronavirus, que compartió solo con sus colaboradores cercanos, algunos miembros de su Gobierno y varios ex ministros y dirigentes del PSOE.

El presidente recibió el apoyo, por cierto, de destacados representantes del Ejecutivo de Zapatero, quienes defendieron que era la única manera para poder acabar con la enfermedad en un corto espacio de tiempo. Afirmaron que existe una correlación clara entre la caída del PIB y el frenazo en los contagios por Covid-19.

Ante este escenario, algunos de los ex ministros socialistas que hablaron con Sánchez le propusieron adelantar una semana los festivos de la Semana Santa para paralizar la economía de forma efectiva.

Argumentaron que en las fechas en las que debe celebrarse la Semana Santa (9 y 10 de abril) la población seguirá confinada en sus casas. Por tanto, la temporada turística está perdida para esos días y el daño económico sería menor.

Además, con el adelanto del parón por las vacaciones de Semana Santa, consideraron que se doblegaría al virus y el perjuicio para la actividad económica que seguía funcionando (fundamentalmente construcción) también sería mínimo.

Es una medida “innovadora”, “creativa” e “imaginativa”, llegó a decir este domingo tras el Consejo de Ministros extraordinario la portavoz, María Jesús Montero, quien reconoció que el Gobierno la había “consultado a organizaciones sindicales y empresariales, a las que queremos agradecer su colaboración”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?