Política

Pedro Sánchez teme un estallido social en España si mantiene las restricciones

Ha sondeado a empresarios, instituciones y expertos para constatar si tienen las mismas previsiones. El mensaje que ha recibido: “España se desangra, está al límite, no aguanta más”

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ofrece una rueda de prensa en Moncloa tras participar en la reunión del Consejo Europeo Extraordinario sobre el Coronavirus.
photo_camera El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ofrece una rueda de prensa en Moncloa tras participar en la reunión del Consejo Europeo Extraordinario sobre el Coronavirus.

Máxima preocupación en el Gobierno. Pedro Sánchez y su equipo siguen atentamente el aumento de la crispación política desde La Moncloa. Pero hay un aspecto que inquieta por encima de todo al presidente: ¿cuánto tiempo más aguantarán los españoles esta mala situación, económica y social, sin que se produzca un estallido?

Algunos presidentes autonómicos de distintos partidos han pedido a Sánchez que prolongue el estado de alarma, una vez que el Gobierno se ha negado a la reforma de las leyes sanitarias para permitir las restricciones de movilidad y reunión sin necesidad de echar mano a la excepcionalidad que recoge la Constitución.

En cambio, Pedro Sánchez y los ministros se mantienen firme en los últimos días en su decisión de no mantener el estado de alarma. En Moncloa señalan que “la situación económica y psicológica de los españoles es ya insostenible”. Esa es la explicación que ofrecen.

El vídeo del día

López insiste en la necesidad de una ley de pandemias

Temor a un estallido social en España

Según ha sabido Confidencial Digital por fuentes conocedoras de esos contactos reservados, el equipo de máxima confianza de Sánchez está consultando, en estas últimas semanas, a destacadas personalidades del país para conocer su veredicto sobre cómo puede evolucionar la situación en España. Pide a estos interlocutores que tengan en cuenta los problemas que sufre el país: los económicos, pero también los políticos derivados de la escalada de tensión creciente y los sociológicos.

Estas fuentes confirman que algunas de las consultas las ha llevado a cabo personalmente el propio Pedro Sánchez desde su despacho del Palacio de La Moncloa.

El aumento de la tensión tras los envíos de cartas con balas a varios dirigentes políticos, ha acrecentado su preocupación de que, sumados los problemas, pueda producirse un estallido social en España.

Consultas reservadas de alto nivel

Entre las personalidades que han sido contactadas por Moncloa para conocer su análisis de la situación se encuentran altos cargos, ex políticos, políticos, personas del mundo empresarial, banqueros, agentes sociales, institutos de estudios de máximo prestigio en España, periodistas e intelectuales.

Sánchez admite su temor a que ahora, concretamente, los españoles se planten y digan ‘basta’ a la vista de los episodios de máxima tensión política que están observando estos días en la prensa.

Unas informaciones que se ven agravadas por la mala situación que atraviesan millones de familias en España como consecuencia de la crisis económica provocada por la pandemia: paro, desahucios, inmigración, etc…

¿Se ha llegado ya al límite en España?

Según las fuentes consultadas, el mensaje que está transmitiendo el Gobierno durante estas conversaciones telefónicas, en muchos casos protagonizadas por el propio Pedro Sánchez, es de una clara preocupación.

A esos interlocutores se les pregunta, concretamente, cuánto tiempo creen que puede aguantar el país en esta tesitura, y, más aún, si los españoles resistirían nuevos recortes y restricciones o, por el contrario, se ha llegado ya al límite de lo que pueden aguantar.

También se les está demandando que expliquen, en su caso, posibles soluciones y salidas.

“España se desangra, no aguanta más”

Fuentes con acceso a La Moncloa revelan a ECD que algunos de los mensajes que ha recibido el presidente y su equipo son alarmantes: “España no aguanta más, la gente está asfixiada económicamente y exhausta psicológicamente: el cansancio pandémico es brutal y la economía se está desangrando”.

Estos mensajes han reforzado la tesis de La Moncloa de que no se puede seguir encerrados ni un día más a partir del 9 de mayo. Hay que abrir el país, porque el proceso de vacunación va muy bien, y cada día las cosas mejorarán un poco más.

Explican que la fase que empieza tras el final del estado de alarma es la de la vacunación masiva, la preparación de la temporada turística de verano y la recuperación económica dependiente del plan que Bruselas debe aprobar para recibir los 140.000 millones que corresponden a España de los fondos europeos.

Le “aterra” una situación de tensión

Personas que hablan con frecuencia con el presidente del Gobierno aseguran a Confidencial Digital que Pedro Sánchez ha confesado a su entorno más cercano que le “aterra” que se pueda producir una situación de máxima tensión en el país.

No se pasa por alto la maltrecha situación que padecen muchas familias, ahogadas por la crisis económica. Un clima que podría provocar un cóctel explosivo en los próximos meses, mayor incluso que durante los peores momentos de la pandemia.

Hasta el momento, solo se han producido protestas aisladas contra el toque de queda en algunas capitales españolas. O movilizaciones de los sectores más afectados por los cierres de actividad como la hostelería. Pero lo que más inquieta a Pedro Sánchez es una posible reacción general, incluso violenta y en forma de algaradas, de los españoles en las calles.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes