Política

Sánchez mete a Pablo Iglesias en el comité que elaborará la Estrategia de Seguridad Nacional

El Secretario de Estado del Ministerio de Derechos Sociales acaba de ser incluido en el órgano que diseñará el plan ante los desafíos en Defensa, inmigración... El vicepresidente acumula esa competencia a la participación en la Comisión de Asuntos de Inteligencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

La entrada de ministros de Podemos y sus aliados en el Gobierno de coalición con el PSOE conllevó un cambio de la normativa que permitiera incluir a Pablo Iglesias en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia, el órgano interministerial que coordina todos los servicios de información e inteligencia del Estado. Propone al presidente del Gobierno los objetivos anuales del Centro Nacional de Inteligencia que han de integrar la Directiva de Inteligencia.

“Bueno, es algo que me ha pedido el presidente del Gobierno y por lo tanto me corresponde estar y asumir esa responsabilidad, que por otra parte creo que es de normalidad democrática”, aseguró entonces el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, para rechazar las acusaciones de que había exigido entrar en esa comisión que supervisa políticamente al CNI y tiene acceso a información clasificada y a secretos de Estado.

El Partido Popular y Vox intentaron entonces tumbar en el Tribunal Supremo esta decisión de Pedro Sánchez que permite a Iglesias acceder a información de los servicios de inteligencia. Ambos recursos fueron rechazados por el Alto Tribunal. 

Más allá de ese caso, el Gobierno sigue dando entrada a Pablo Iglesias en otros órganos vinculados a la seguridad del Estado. Se sienta también en el Consejo de Seguridad Nacional, y ahora, según ha podido confirmar Confidencial Digital, su departamento será uno de los que designe a un representante que participará en el proceso de elaboración de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2021.

Defensa, terrorismo, contrainteligencia...

El Consejo de Seguridad Nacional aprobó recientemente la puesta en marcha del procedimiento de elaboración de una nueva Estrategia de Seguridad Nacional, un objetivo que ya adelantó en junio Iván Redondo, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, del que depende el Departamento de Seguridad Nacional.

La Estrategia de Seguridad Nacional se define como “el marco de referencia para la política de Seguridad Nacional, una Política de Estado que concibe la seguridad de forma amplia al servicio del ciudadano y del Estado”. Se trata de un documento que define las amenazas y desafíos, tanto internos como externos, que afronta España.

La actual estrategia se aprobó en 2017 y define 15 ámbitos de interés para la Seguridad Nacional: 1) Defensa nacional; 2) Lucha contra el terrorismo; 3) Lucha contra el crimen organizado; 4) No proliferación de armas de destrucción masiva; 5) Contrainteligencia; 6) Ciberseguridad; 7) Seguridad marítima; 8) Seguridad del espacio aéreo y ultraterrestre; 9) Protección de la infraestructuras críticas; 10) Seguridad económica y financiera; 11) Seguridad energética; 12) Ordenación de los flujos migratorios; 13) Protección ante amenazas y catástrofes; 14) Seguridad frente a pandemias y epidemias; y 15) Preservación del medio ambiente.

Comisión de Alto Nivel con Redondo al frente

Para elaborar la nueva Estrategia de Seguridad Nacional, el Gobierno ha decidido constituir una Comisión de Alto Nivel, que presidirá Iván Redondo como director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, con el general Miguel Ángel Ballesteros como vicepresidente en calidad de director del Departamento de Seguridad Nacional.

En esa comisión se integrarán representantes de los ministerios que deben hacer sus aportaciones a esa estrategia. Cada ministerio tendrá un representante con rango de secretario de Estado o subsecretario.

 

Es ahí donde se ha incluido el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 que dirige Pablo Iglesias.

Entra Derechos Sociales y Agenda 2030

La Estrategia de Seguridad Nacional vigente se aprobó en 2017, con el Gobierno de Mariano Rajoy. La distribución de carteras ministeriales era distinta a la actual, pero gran parte de los ministerios seleccionados entonces para elaborar la estrategia de Seguridad Nacional repiten ahora.

Es el caso de los ministerios de Presidencia, Asuntos Exteriores, Justicia, Defensa, Hacienda, Interior, Transportes (actualmente, Fomento), Industria, Economía, Agricultura, Educación.

También repite el Ministerio de Sanidad, que en esta nueva estrategia tendrá un papel clave en la definición de los retos sobre pandemias, tras la experiencia del coronavirus.

A estos departamentos, que ya tuvieron un papel en la redacción de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017, se suman ahora otros. Uno de ellos es el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, responsabilidad de Pablo Iglesias.

Otras incorporaciones son las de los ministerios de Transición Ecológica y Reto Demográfico (de la vicepresidenta cuarta, Teresa Rivera), de Política Territorial y Función Pública (Carolina Darias), Ciencia e Innovación (Pedro Duque). 

Por último, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de José Luis Escrivá, y no el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz, es el que toma el relevo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de Fátima Báñez en esta Comisión de Alto Nivel.

Secretarios de Estado o subsecretarios

A esta convocatoria no acuden los propios ministros -como sí ocurre en la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia-, sino un secretario de Estado o el subsecretario del ministerio.

Pablo Iglesias estará representado en este órgano por algunos de sus colaboradores más cercanos, como son Ione Belarra, secretaria de Estado para la Agenda 2030, y Nacho Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales. Y por el subsecretario de Derechos Sociales y Agenda 2030, Joseba García Celada, un alto funcionario que ya trabajaba en la administración antes de la llegada de Podemos al Gobierno.

El único de Unidas Podemos

En la definición de las amenazas y retos a los que se enfrenta la seguridad de España en los próximos años trabajarán 17 ministerios, del total de 22 que conforman el Gobierno. Quedan excluidos el Ministerio de Trabajo, el de Cultura y Deportes, el de Igualdad, el de Consumo y el de Universidades.

Por tanto, Pablo Iglesias será el único de los cinco ministros de Unidas Podemos que tendrá un representante en la Comisión de Alto Nivel que elaborará la Estrategia de Seguridad Nacional de 2021. No tendrán representantes Yolanda Díaz, Irene Montero, Alberto Garzón y Manuel Castells, ni tampoco José Manuel Rodríguez Uribes (del PSOE).

Junto a Iván Redondo, Miguel Ángel Ballesteros y los secretarios de Estado o subsecretarios de cada ministerio, también se integrarán en la Comisión de Alto Nivel la directora del CNI, Paz Esteban, y el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver

El proceso hasta el Consejo de Ministros

El primer paso del proceso de elaboración de la nueva estrategia consiste en la redacción de un borrador de Estrategia de Seguridad Nacional. Dicho borrador deberá contener “el análisis del entorno estratégico, concretar los desafíos y amenazas que afectan a la seguridad de España, definir las líneas de acción estratégicas en cada ámbito de actuación y promover la optimización de los recursos existentes”.

El borrador se someterá a la consideración de la Conferencia Sectorial para asuntos de la Seguridad Nacional, donde también se integran los gobiernos de las comunidades y ciudades autónomas.

De ahí se elevará a la Comisión de Alto Nivel, con los representantes de los ministerios citados. La comisión analizará el borrador y lo aprobará ya como propuesta de Estrategia de Seguridad Nacional, que “será elevada oportunamente al Consejo de Seguridad Nacional para su informe favorable”.

Una vez tenga el visto bueno del Consejo de Seguridad Nacional, el presidente del Gobierno decidirá cuándo se somete a la aprobación del Gobierno mediante real decreto acordado en Consejo de Ministros.

Todo el proceso lo coordinará el Departamento de Seguridad Nacional, que dirige Miguel Ángel Ballesteros bajo supervisión de Iván Redondo.

Ámbitos de Seguridad Nacional

Una de las posibilidades que tendrán los órganos que participarán en el proceso de elaboración del documento es modificar los ámbitos de interés para la Seguridad Nacional que marcó el Gobierno del Partido Popular en 2017.

Dichos ámbitos se consideran las divisiones más adecuadas para analizar los fenómenos que más incidencia pueden tener en la seguridad de España en sentido amplio. En base a esos ámbitos se elabora cada año el Informe Anual de Seguridad Nacional, que analiza lo sucedido el año anterior y apunta los retos, desafíos y amenazas que los distintos ministerios, organismos y entidades de las administraciones públicas deben tener en cuenta en lo que se refiere a la seguridad.

La participación de ministerios como Defensa, Asuntos Exteriores, Interior, Fomento (o Transportes), Industria, Economía y Hacienda parece fuera de toda duda, por su papel para hacer frente a amenazas y retos como pueden ser los conflictos bélicos, la inmigración ilegal, el terrorismo, la protección de infraestructuras críticas, la seguridad energética...

También el papel de Sanidad en la lucha contra pandemias y epidemias es claro, más aún con la crisis sin precedentes que ha supuesto el coronavirus. En el ámbito del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático tiene un papel principal la Vicepresidencia de Transición Ecológica.

Sin embargo, menos clara parece la función que jugará la Vicepresidencia Segunda y Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2020 que dirige Pablo Iglesias. En principio sus competencias tienen poca vinculación con la seguridad, si bien cabe señalar que lo mismo podría decirse del Ministerio de Educación, que ya participó en la elaboración de la anterior estrategia.

Si acaso, cabe apuntar que los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se definen en la Agenda 2030 de la ONU, y de los que se ocupa el departamento de Iglesias, abarcan desde la paz hasta las infraestructuras y la energía no contaminante.

De ahí que este ministerio pueda aportar algo con ese enfoque de la Agenda 2030, ya que la otra pata de la Vicepresidencia Segunda, la de Derechos Sociales, se centra en la protección de personas dependientes, de la infancia, los discapacitados, incluso la protección de los animales.

Pablo Iglesias y el CNI

La entrada de Podemos en ámbitos de toma de decisión sobre cuestiones sensibles como la Seguridad Nacional es un anhelo de Pablo Iglesias desde hace años, que ha servido para que sus detractores le acusen de querer controlar los resortes clave del Estado.

A principios de 2016 planteó al PSOE de Pedro Sánchez un gobierno de coalición en el que él sería vicepresidente, y en el que entrarían ministros de Podemos. Además, bajo su responsabilidad quedarían desde Radio Televisión Española (RTVE) hasta el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

La propuesta no sólo la lanzó en una rueda de prensa tras acudir a la ronda de consultas con el rey, sino que también la plasmó en un documento con el que pretendía negociar un Ejecutivo compartido con el Partido Socialista. En ese documento se establecía que el servicio de inteligencia quedaría adscrito a la Vicepresidencia, como ocurría hasta entonces con Soraya Sáenz de Santamaría.

En esas fechas, Sánchez criticó duramente que Pablo Iglesias pidiera controlar el CNI, y de hecho lo que hizo semanas después fue firmar un acuerdo con Ciudadanos.

Ayuso, contra Vox por ponerse "a la cabeza" de la izquierda

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable