Política

Sánchez reclama disciplina social para evitar a toda costa un confinamiento domiciliario

Delega en las comunidades autónomas la toma de medidas restrictivas más duras. Apunta que por encima de 250 casos diarios se podría declarar el estado de alarma

Pedro Sánchez comparece en La Moncloa.
photo_camera Pedro Sánchez comparece en La Moncloa.

Pedro Sánchez ha recuperado sus discursos televisados desde el Palacio de la Moncloa para anunciar las nuevas medidas con las que el Gobierno de España pretende frenar el aumento de contagios por coronavirus.

“La situación es grave”, ha reconocido el presidente, que se ha mostrado muy serio y ha incidido en relatar los datos negativos que confirman el empeoramiento de la situación sanitaria por la epidemia de Covid-19.

Sánchez no ha ahorrado advertencias. Ha insistido en que las próximas semanas, incluso los próximos meses, “serán duros, muy duros”.

Para intentar frenar la transmisión, “no hay otra solución que reducir la movilidad y el contacto” entre personas, ha dicho Pedro Sánchez. Eso obliga a tomar medidas en el ocio nocturno, pero también, ha insistido el jefe del Ejecutivo, es clave que los ciudadanos se conciencien al máximo y sean disciplinados.

La petición de Sánchez es que se reduzcan los contactos también entre familiares y amigos. Sobre todo, ahora que con el avance del otoño el tiempo irá empeorando y las reuniones serán menos al aire libre y más en casas y en otros lugares cerrados.

En la línea de lo que dijo Isabel Díaz Ayuso en la comparecencia conjunta con Sánchez hace semanas, el presidente del Gobierno ha sentenciado que el objetivo está claro: “Evitar a toda costa recurrir a un nuevo confinamiento domiciliario”.

Y ha querido salir al paso de quienes denuncian que estas medidas perjudicarán de forma excesiva a la economía. Primero ha asegurado que las administraciones no aprueban restricciones de más, y en segundo lugar ha argumentado que “salvando vidas, estamos salvando empresas y estamos salvando empleos”. El objetivo, ha resumido, es que gracias a la mayor preparación con que España afronta esta segunda ola, se consiga “detener la transmisión del virus sin detener la vida”.

El Gobierno de España ha establecido una escala de cuatro niveles (0-25, 25-150, 150-250, y por encima de 250 casos de incidencia acumulada) por la que se tomarán distintas medidas en los territorios, aunque serán las comunidades autónomas las que deban adoptarlas.

Para el caso “extremo”, por encima de 250 casos por millón, se contempla la posibilidad de declarar el estado de alarma si se requiere para dar amparo a las medidas restrictivas.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

Los gobiernos de las comunidades autónomas ya están anunciando sus propios planes. En Madrid, donde el estado de alarma decaerá este sábado poco antes de las cinco de la tarde, el gobierno de Isabel Díaz Ayuso va a prohibir las reuniones sociales y familiares entre las 00:00 y las 6:00.

Además, desde el lunes recuperará los confinamientos perimetrales por zonas básicas de salud. Aunque decaerá el sábado el confinamiento perimetral de la ciudad de Madrid, se van a instaurar cierres perimetrales (sólo se podrá salir para trabajar y otras causas justificadas) en 32 zonas básicas de salud, tanto en la capital como en otros municipios.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?