Política

Sánchez tiene pactados los Presupuestos con Podemos: ‘tragarán’ con el aumento del gasto en Defensa

A cambio les concede los impuestos a bancos y eléctricas y la subida de la inversión pública. Yolanda Díaz: “Lo que antes no se podía, ahora sí se puede”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera, Nadia Calviño; la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, durante la primera jornada del Debate sobre el Estado de la Nación.
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera, Nadia Calviño; la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, durante la primera jornada del Debate sobre el Estado de la Nación.

Una vez concluya el Debate sobre el Estado de la Nación, Pedro Sánchez afronta la negociación más importante en lo que queda de legislatura: la aprobación de los Presupuestos para 2023. Las medidas anunciadas ahora por el presidente desbloquean el pacto con Podemos, que acabará aceptando el aumento del gasto en Defensa en las cuentas.

El compromiso de Sánchez ante la OTAN, de alcanzar el 2% del PIB en Defensa antes de 2029, amenazaba con socavar la relación del PSOE con sus socios de investidura y del Consejo de Ministros, ya que Unidas Podemos no estaba dispuesto a torcer su brazo e incluir ese incremento en los próximos Presupuestos.

Las ‘recetas’ de Podemos

En La Moncloa contaban con que sería una negociación “compleja”. Por ello, según admiten a Confidencial Digital fuentes con acceso al presidente, Pedro Sánchez ha decidido comenzar a “reconectar” con sus socios parlamentarios, y lo ha hecho tirando de recetas ajenas: las de Unidas Podemos. 

El jefe del Ejecutivo lanzó este martes, en el Congreso, un nuevo paquete de medidas frente a la inflación, cuya decisión estrella es la creación de dos nuevos impuestos para gravar los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas y de la banca de este año y el próximo. 

Cede con los impuestos a las empresas

Hay que recordar que la formación morada exigía ambas tasas, y con este anuncio Sánchez intenta, de paso, adelantarse a la reforma fiscal que sus socios anticiparon que le exigirían durante el debate. “Este Gobierno no va tolerar que haya empresas o individuos que se aprovechen de la crisis para amasar mayor riqueza”, proclamó ayer.

Fuentes de La Moncloa admiten a Confidencial Digital que Pedro Sánchez asume así buena parte de las tesis de Unidas Podemos. Yolanda Díaz le venía reclamando también un discurso con “alma”, que el jefe del Ejecutivo intentó lanzar insistiendo en que no va a permitir que “el sufrimiento de muchos sea el beneficio de unos pocos”.

“Este Gobierno ha defendido siempre a la gente de a pie”, añadió, no solo como gesto a la formación morada sino también a sus socios parlamentarios, que habían advertido que le pedirían un giro a la izquierda.

Apoyo al aumento del gasto en Defensa

Las fuentes socialistas y de Podemos consultadas por ECD revelan que el ‘giro a la izquierda’ protagonizado por Sánchez allana el pacto de Presupuestos con Podemos.

A cambio de los impuestos a bancos y eléctricas, y de la subida del gasto público, la formación morada se ha comprometido con el PSOE a comenzar a asumir también en los próximos meses la necesidad de un aumento del gasto militar, con una guerra a las puertas de Europa, como sucedió anteriormente con el envío de armas a Ucrania.

“Lo que antes no se podía, ahora sí se puede”

En público, Yolanda Díaz quiso marcar distancias y optó por no aplaudir algunas de las medidas anunciadas por el presidente. 

Consideró que faltaba gravar a las “grandes corporaciones que cotizan en bolsa y tienen beneficios absolutamente extraordinarios”. “Pero vamos poco a poco y ensanchando”, avisó. “Lo que antes no se podía, ahora sí se puede”, remató.

Quién sí celebró sin ambages las medidas de Sánchez fue la secretaria general de Unidas Podemos, Ione Belarra. “Hoy reorientamos el rumbo como llevábamos pidiendo desde hace mucho tiempo”, presumió, dejando claro que hoy existe más sintonía en la coalición que ayer.

 

Un cambio de posición paulatino

Pese a ello, fuentes de Unidas Podemos reconocen a ECD que el cambio de posición será paulatino.

Por eso, la parcela minoritaria del Gobierno, que ha mostrado en las últimas jornadas un perfil moderado sobre su negativa a la OTAN para no desequilibrar la imagen de España en la cumbre de Madrid, prepara un “verano caliente” con el que ensalzar su tesis: sólo “la defensa de la paz” garantiza la estabilidad de la democracia. 

Ese será el hilo conductor del curso estival que los morados han diseñado en la Universidad Complutense de Madrid para los días 18 y 19 de julio. No será el único pulso de Podemos contra la decisión de Sánchez, pero sí el primero tras aceptar internamente el aumento del Presupuesto en Defensa a cambio de más gasto público.

Sánchez ha hecho pedagogía

El bando socialista del Gobierno había reclamado “reflexión” a los morados para que interiorizasen la subida en el gasto militar como un “avance social”. Lo hicieron hace unos días el propio presidente del Gobierno y el ministro de Exteriores, José Manuel Albares.

“Igual que hemos hecho un escudo de protección social y económica, este incremento del gasto de Defensa supone ofrecer protección a quienes más lo necesitan, de otra manera, contra amenazas exteriores”, explicó Sánchez. 

Pero en Unidas Podemos permanecían muy lejos de esa postura y amenazaban con no ceder en ese pulso durante las negociaciones que quedan antes de que las cuentas públicas enfilen el camino hacia el Congreso.

Atraer el apoyo de ERC y de EH Bildu

Ahora, el problema, a juicio de varios miembros de la dirección de Podemos, a los que ha tenido acceso ECD, “está fuera y no dentro del Consejo de Ministros”. 

Desde las filas moradas han advertido al PSOE de que el aumento del gasto en Defensa, del mismo modo que el acuerdo con Washington para aumentar los destructores en la Base Naval de Rota, traerá serios problemas en el Congreso de los Diputados, en referencia a la dificultad que supondrá lograr el voto de formaciones clave como ERC y EH Bildu, que ya han avisado de que se oponen a todo incremento.

En Podemos temían que el escenario hacia el que se dirigía la política de cara al próximo curso fuera el de un presidente con toda la izquierda parlamentaria -su sustento desde la investidura- “en contra” y buscando el respaldo de la oposición. 

La derecha ha cogido fuerza en las últimas semanas tras lograr la mayoría absoluta en Andalucía, pero, con el giro a la izquierda protagonizado por Sánchez en el Debate sobre el Estado de la Nación, Podemos ve ahora “menos complicado” cerrar el apoyo de ERC o Bildu a los Presupuestos.

Aunque con cautela y reclamando una mayor ambición al Gobierno, ERC, EH Bildu y BNG, los aliados parlamentarios de izquierdas del Ejecutivo, han celebrado el “cambio de rumbo” y las medidas anunciadas este martes por el presidente del Gobierno.

Inglaterra 3-0 Senegal
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Inglaterra tiene ganas de pelea con Francia
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes