Política

Sanidad contacta con autonomías del PSOE para que se opongan a la petición de declarar un nuevo estado de alarma

Pretende que se posicionen en contra en el Consejo Interterritorial y la consigna es que “la vacunación avanza y no se puede vivir en una excepcionalidad permanente”. García-Page se ha desmarcado

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, a 14 de abril de 2021, en Madrid (España).
photo_camera La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, a 14 de abril de 2021, en Madrid (España).

A solo nueve días para que decaiga el estado de alarma, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha vuelto a pedir al Gobierno que reconsidere su decisión de poner fin a este marco legal, petición a la que se han sumado los gobiernos de Castilla-La Mancha y Castilla y León. Moncloa y Sanidad tratan de que las autonomías del PSOE se opongan.

Por lo pronto, Urkullu ha insistido este jueves en que es necesario prolongar la actual situación de excepcionalidad en todo el Estado hasta que las comunidades consigan contener los efectos de la pandemia. Es partidario de mantener el estado de alarma durante “un tiempo tasado” para el conjunto del país porque está resultando ser “eficaz”.

Presionaba así a Pedro Sánchez, pocas horas antes de la comparecencia en el Congreso de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la que defendió, como viene haciendo el Ejecutivo, que no es necesario alargar el estado de alarma.

El vídeo del día

López insiste en la necesidad de una ley de pandemias

El lehendakari y otros representantes de comunidades autónomas como Andalucía han reclamado declarar un nuevo estado de alarma desde que Sánchez anunció el pasado 6 de abril en una comparecencia en Moncloa que esta medida iba a decaer el día 9 de mayo.

Que las autonomías del PSOE se opongan

Por el momento, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha sido el único dirigente autonómico socialista que ha abogado por mantener el estado de alarma un mes más y ha avanzado que el toque de queda se mantendrá a partir del 9 de mayo en su comunidad.

Pero el Ministerio de Sanidad, con el apoyo de Moncloa, pretende que las comunidades autónomas del PSOE se opongan a la petición de declarar un nuevo estado de alarma.

Así lo ha podido confirmar Confidencial Digital a través de diversas fuentes autonómicas. La propia ministra del ramo, Carolina Darias, está sondeando a consejeros de Sanidad de regiones gobernadas por el PSOE para pedirles que se posicionen en contra de la medida en el próximo Consejo Interterritorial.

El mensaje es que “la vacunación avanza y no se puede vivir en una excepcionalidad permanente”. Darias lleva días defendiendo que el Gobierno se reafirma en su intención de que no haga falta alargarlo el 9 de mayo porque la situación epidemiológica sea “otra” y por el “importante” porcentaje de la población que ya estará vacunada.

Las reacciones de dirigentes socialistas

Las gestiones del Gobierno han comenzado a tener su efecto en la mayoría de autonomías socialistas. El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado convencido de que “no será necesario” adoptar nuevas medidas de restricción tras la finalización del estado de alarma, “dada la evolución de la pandemia” en la comunidad autónoma y “los efectos que está produciendo la vacunación”.

El presidente de Principado de Asturias, Adrian Barbón, ha explicado que el Gobierno de Pedro Sánchez podría declarar otro estado de alarma en el caso de que sea necesario, durante 15 días, y uno que afectara a una comunidad en concreto. “El problema sería la prórroga, ya que, como se ha visto, el líder del PP, Pablo Casado, ya anunció que votaría en contra en el Congreso”, ha dicho.

Los Ejecutivos socialistas de Baleares y Canarias han reclamado en reiteradas ocasiones al Gobierno central que articule un marco para que las distintas regiones se vean respaldadas jurídicamente a la hora de tomar medidas que limiten los derechos de los ciudadanos. Esto es, mecanismos de control una vez decaiga el estado de alarma.

“Tenemos los instrumentos necesarios”

La Generalitat valenciana ha asegurado que tiene “todos los instrumentos” a su alcance para mantener las restricciones contra la pandemia a partir del 9 de mayo.

La consejera de Sanidad, Ana Barceló, ha confirmado que no pedirá al Gobierno un estado de alarma ‘a la carta’. Recuerda que la Comunidad adoptó restricciones contra el Covid antes de que se declarara el estado de alarma al amparo de la ley de Salud Pública y que la mayoría fueron avaladas por el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

El vicepresidente y consejero de Salud de Extremadura, José María Vergeles, ha vuelto a mostrarse este jueves partidario de que decaiga el estado de alarma el 9 de mayo. “Nunca será el momento ideal” para combatir al virus sin las herramientas actuales, ha declarado.

A propósito de la petición del País Vasco de aplicar un estado de alarma acotado a zonas con más incidencia, Vergeles ha señalado que los gobiernos autonómicos tienen “más medios de los que imaginan” para establecer medidas de control. “Tiene que llegar un momento en el que vivamos libres del estado de alarma”, ha defendido, ya que está provocando “un efecto muy claro sobre la fatiga pandémica de la población”.

El portavoz del gobierno navarro, Javier Remírez, ha recordado que, aunque de entrada decaerían los cierres perimetrales y el toque de queda, los tribunales han avalado el toque de queda sin estado de alarma y el Ejecutivo estudiará en sus decisiones el margen de legalidad, aunque ha celebrado que los antecedentes son “alentadores.”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?