Política

Surge otra campaña del 1+1+1 al Senado: ahora, en versión independentista

Promueven repartir los tres votos entre JxCAT, ERC y Frente Republicano. Alerta en Esquerra por ser el partido más perjudicado

Papeletas al Congreso y al Senado.
photo_cameraPapeletas al Congreso y al Senado.

Todo comenzó con una cadena de WhatsApp, que animaba al electorado de centro derecha a repartir los tres votos al Senado entre los primeros tres candidatos provinciales de PP, Ciudadanos y Vox. Ahora, la iniciativa ha llegado también a Cataluña, donde plataformas independentistas apuestan por aplicar esa misma fórmula para JxCAT, ERC y el Frente Republicano.

Confidencial Digital adelantó, hace ya 20 días, que en el PP estaban muy preocupados por esta campaña, al considerar que hacía peligrar el senador que tiene garantizado el partido en la mayoría de provincias.

Los populares expusieron entonces que la fórmula solo sería buena si todos los votantes de PP, Cs y Vox la aplicaban. Y, ante la imposibilidad de que eso se produzca, el beneficiado sería el PSOE. De hecho, desde Génova 13 acusaron directamente al Partido Socialista de estar detrás de esa campaña.

Ahora, y viendo que esa advertencia no ha calado en la opinión pública, han decidido difundir vídeos en los que se explica el riesgo para el centro-derecha de la campaña 1+1+1 al Senado y de la ventaja competitiva que podría otorgar al PSOE. Una nueva ofensiva que, desde el PP, esperan que sea decisiva antes de las elecciones del domingo.

Surge el 1+1+1 catalán

La iniciativa de dividir el voto por bloques en el Senado, por tanto, es mirada con bastante recelo por los partidos de ámbito nacional, especialmente el PP. No obstante, en Cataluña ha surgido este mismo fenómeno, solo que con otro enfoque y objetivo: dar más votos al bloque independentista del Senado.

La campaña, impulsada por varias plataformas independentistas, anima a los catalanes separatistas a dividir los tres votos al Senado entre los primeros candidatos provinciales de JxCAT, ERC y Frente Republicano (Front Republicá), la lista electoral impulsada Poble Lliure -perteneciente a la CUP- y el ex de Podemos Albano Dante Fachin.

Según la tesis de los impulsores de esta fórmula, el voto a las tres fuerzas independentistas dejaría sin senadores catalanes a Ciudadanos y PP, ya que solo el PSC, segundo en todas las encuestas, tendría opciones de conseguir el cuarto escaño en liza por provincia.

Sobre el papel, como pasa a nivel nacional con el 1+1+1 para PP, Cs y Vox, la idea podría garantizar una mayoría de senadores independentistas. No obstante, de no cumplirse a rajatabla, puede perjudicar tanto a JxCAT como a ERC.

Preocupación en ERC

En el caso de Esquerra Republicana, el perjuicio sería mayor, ya que los de Junqueras parten como el primer partido en intención de voto en Cataluña. Por tanto, podrían perder entre uno y dos senadores por provincia si un gran número de votantes independentistas apuesta por aplicar la fórmula del 1+1+1.

Así las cosas, ERC ha decidido, como ha hecho el PP a nivel nacional, atacar de forma frontal la campaña para repartir el voto independentista al Senado.

Una contraofensiva que se considera fundamental para hacer cumplir lo que pronostican las encuestas... y para que el PSC no sea el mayor beneficiado de la división del voto separatista.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?