Política

Susana Díaz boicotea la entrada de sanchistas en las listas del PSOE a las andaluzas

Ha logrado dejar fuera a los militantes afines al secretario general imponiendo un proceso de designación aprobado a última hora

Susana Díaz, en un mitin del PSOE.
photo_cameraSusana Díaz, en un mitin del PSOE.

Susana Díaz y Pedro Sánchez escenificaron el pasado sábado en Sevilla una sintonía, que, tras todo lo sucedido en el PSOE en los últimos dos años, no existe. Por ese motivo, la candidata a la reelección en la Junta tiene claro que no quiere la presencia de ningún afin al presidente del Gobierno en sus listas electorales.

Así lo reconocen al Confidencial Digital altos cargos del PSOE andaluz que, pese a la instauración de un nuevo sistema para la elección de los integrantes a las listas, alertan que “al final eligen las ejecutivas provinciales” y que éstas han recibido la petición, procedente de Sevilla, de no incluir a ningún sanchista en las candidaturas definitivas.

Según los nuevos reglamentos del PSOE, redactados en el congreso extraordinario en el que fue proclamado Sánchez, todo militante puede proponer un nombre y ser propuesto para entrar en las listas electorales, por lo que las bases tienen capacidad para respaldar o no a los aspirantes. No obstante, las direcciones provinciales tienen la última palabra.

Reunión de Díaz con los secretarios

Consciente de todo ello, Susana Díaz organizó, antes de la comisión ejecutiva del PSOE andaluz celebrada hace dos semanas, un almuerzo con los secretarios provinciales, con el objetivo de escuchar, de primera mano, sus previsiones sobre las listas en sus territorios y la posible presencia en las mismas de afines a Sánchez.

El mensaje que recibió la presidenta de la Junta fue tranquilizador: “La militancia no se ha movilizado para meter en las listas a críticos con Susana Díaz, y los más votados en todas las provincias van a ser los candidatos impulsados por las propias ejecutivas”. Por tanto, “van a salir elegidas personas de la confianza de la dirección”.

Ese fenómeno se debe también, reconocen las fuentes consultadas, al calendario orgánico aprobado por la ejecutiva regional con el respaldo de las provinciales: los militantes solo han tenido dos días -del 21 al 23- para celebrar las asambleas locales, postularse y votar, por lo que “solo han participado los que lo querían las direcciones”.

De esta forma, Díaz se garantiza que las listas que están diseñando desde ayer las ejecutivas provinciales, y que serán ratificadas el próximo sábado en el comité director del PSOE, estén integradas, únicamente, por personas de su confianza, cerrando la puerta a militantes críticos que apoyaron a Sánchez en las primarias.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?