Política

Trabajadores de la sede nacional del PP empiezan a actualizar y enviar currículums

La misma noche de la debacle electoral hacían cálculos del dinero que iba a dejar de ingresar el partido. Algunos tesoreros auguraban la bancarrota con menos de 80 escaños

Letrero del PP en la sede nacional de Génova 13.
photo_cameraLetrero del PP en la sede nacional de Génova 13.

El pasado domingo 28 de abril sirvió para ratificar dos cosas: Pedro Sánchez logró la victoria con una amplia mayoría y el PP de Pablo Casado se anotaba el peor resultado electoral de su historia.

En estas elecciones de 2019, los populares han obtenido 66 escaños, en contraposición a los 137 logrados en 2016. Ha perdido más de la mitad de sus diputados en el Congreso, un varapalo con consecuencias que trascienden la política.

Este diario ya avanzó en exclusiva que tesoreros del PP auguraban la bancarrota si no alcanzaban una cifra superior a los 80 diputados. Con esos resultados, podrían lidiar con la situación  vendiendo alguna sede, pero sin llegar al punto de una crisis preocupante dentro de las arcas del partido.

 Ahora planea la sombra de un ERE a nivel nacional y, tal y como ha comprobado Confidencial Digital, varios trabajadores del partido ya lo dan por hecho.

Actualizaciones y envíos de currículums

En la misma noche del 28 de abril, cuando el escrutinio avanzaba y los escaños populares caían, varios trabajadores de Génova 13 comenzaron a actualizar sus currículums, "mañana por la mañana  me pongo a echar a otros lados", comentaban estas mismas personas.

No se había terminado de contar la totalidad de los votos y los trabajadores ya eran conscientes del escarnio que supondría para las cuentas del PP una debacle electoral como la que se vivió el domingo por la noche. ECD fue testigo, también, de cómo algunos miembros del partido hacían ya cálculos del dinero que iban a dejar de ingresar.

El PP necesita liquidez. Los préstamos todavía pendientes de pago, salarios, compras y alquileres de inmuebles conforman un gasto muy superior al que puedan hacer frente, al menos considerando la reducción de su financiación debido a los resultados electorales.

Y es que, al margen de que el partido percibirá menos fondos públicos al haber bajado su representación parlamentaria, también hay que añadirle el hecho de que la formación se sustenta en gran medida a través de las aportaciones de sus propios diputados, senadores y concejales. Concretamente destinan un 10% de sus sueldos a la estructura del partido. Una caída en el número de representantes significa, por tanto, un descenso de los ingresos directos.

El ejemplo del PSOE

A los socialistas les sucedió algo parecido. En el año 2011 lideraban la oposición con 110 diputados; número que en 2015 cayó a 90, y que en 2016 tocó fondo con 85 escaños.

Esa pérdida de representatividad en las Cortes, unida a la fuga de militantes insatisfechos con la gestión del partido, secaron las arcas del PSOE, que todavía se resiente. Enfrentaron una situación en la que la pérdida de financiación, tanto pública como de sus afiliados, desembocó en una serie de despidos y ERE's en la sede nacional de Ferraz que les llevó a una reestructuración en la gestión de sus cuentas.

Trató de vender, sin éxito, el edificio Gobelas, en propiedad de los socialistas y antigua sede de la Fundación Ideas y sacó, también, al mercado por valor de 376.000 euros, un solar urbanizable en la zona madrileña de Alfonso XII.

No obstante, su intento por terminar de revertir la compleja situación económica que el partido arrastraba desde 2011 también se tradujo en un cambio en su estrategia de financiación. Depender menos de las subvenciones públicas y más de las propias. Para ello, desde Ferraz han recurrido a métodos menos tradicionales, como el micromecenazgo que de momento tan bien le ha funcionado a Unidas Podemos.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?