Política

La tregua entre Iglesias y Teresa Rodríguez esconde una clave oculta: más anticapitalistas al Congreso

El líder de Podemos ha aceptado esa condición a cambio de que la secretaria regional renunciara a presentarse con otra marca y a la asamblea ciudadana que preparaba para noviembre

Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias.
photo_cameraTeresa Rodríguez y Pablo Iglesias.

Lo han vuelto a hacer. Después de meses de constantes disputas y amenazas de ruptura, Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez han firmado, de nuevo, una tregua de cara a las elecciones del próximo 10 de noviembre. La andaluza ha aceptado ir a las urnas con la marca de Podemos, pero también ha sacado algo a cambio.

El vídeo del día

Los PGE incluyen una inversión pública social histórica de 239.765 millones.

Tal y como informó Confidencial Digital la semana pasada, Rodríguez vio frustrada su aspiración de llegar a un pacto con Íñigo Errejón después de comprobar que el ex portavoz de Podemos en el Congreso no quería nada con Adelante Andalucía... y también por las advertencias que le llegaron desde IU.

Los de Alberto Garzón le trasladaron que era imposible hacer una coalición con Pablo Iglesias a nivel nacional y, en cambio, ir con Errejón en Andalucía. Y Rodríguez, consciente de que su plan había fracasado, decidió negociar con la ejecutiva nacional de Podemos.

Lo que pierde Rodríguez...

Según las fuentes consultadas por ECD, Rodríguez ha aceptado la exigencia de Madrid de concurrir a las generales con la marca de Podemos, renunciando a usar el nombre de Adelante Andalucía que ya empleó en las autonómicas de diciembre.

De esta forma, Iglesias quiere asegurarse que los diputados y senadores andaluces no se vayan de su Grupo Parlamentario, como ya pasó en el Senado en la pasada legislatura. Rodríguez, en cambio, ha renunciado a la autonomía que buscaba para sus parlamentarios en Las Cortes.

Esta renuncia, además, no es la única que ha tenido que aceptar la líder regional de Podemos. Teresa Rodríguez también se ha comprometido con Pablo Iglesias a aparcar la Asamblea Ciudadana que preparaba para su reelección al frente de Podemos Andalucía el próximo mes de noviembre.

Desde la formación morada afirman que esa maniobra era de “difícil encaje” con los estatutos y que, además, “iba en contra de todos”, incluidos los propios intereses de Rodríguez. Por ese motivo, se ha pospuesto sine die.

… y lo que gana: “anticapis” en el Congreso

La líder de Podemos Andalucía, sin embargo, no es la única que ha tenido que ceder en esta nueva tregua entre Iglesias y ella. Según las fuentes consultadas, también ha arrancado al secretario general un compromiso que lleva buscando desde hace tiempo.

En concreto, Pablo Iglesias se ha abierto, por primera vez, a la incorporación de más representantes de Izquierda Anticapitalista en las candidaturas al Congreso. Especialmente, en las circunscripciones andaluzas que Teresa Rodríguez proponga.

De esta forma, secretaria regional se ha asegurado, en cierta forma, tener influencia sobre los futuros diputados de Podemos Andalucía en el Congreso. Una vieja aspiración que le había empujado a mover la candidatura de Adelante Andalucía frente al “colonialismo de Madrid”. A pesar de esas palabras, ha tenido que volver a llegar a un acuerdo con Pablo Iglesias.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable